lunes, 28 de enero de 2013

Esperando...



          Bien, a una determinada edad no queda más remedio que esperar; aunque bien pensado, aunque tenga un determinado tufo de determinismo, es bueno, a cualquier edad, esperar siempre, pues si vas a la machacona búsqueda de toparte con algo o alguien puedes crearte una determinada atmósfera de cierta desilusión si nunca encuentras lo que busca con la red de la indeterminación.

            Sirva de ejemplo que hoy, sobre las cinco de la tarde, he bajado, ya saben donde, a tomarme un “mitad” y, mira por donde, en la misma barra y en el mismo lugar, me he topado con mi amigo Alejandro que me ha obsequiado con cuatro estupendos libros con motivo de una determinada efeméride; la verdad es que me ha conmovido el detalle porque nunca fui a buscar tales obsequios, sino que esperando, pom, me he encontrado con ellos.

            Lo que se dice esperar, casi nada espero, tan sólo que llegue el jueves y unos días más para enterarme de alguna que otra cosa que me tiene preocupado, aunque no en demasía: porque lo que sea, será.

            También espero, aunque no con ansias que me quite el sueño, que los cinco diputados del PSC que se abstuvieron el otro día en el Parlamento de Cataluña me expliquen, nos expliquen, si por una multa de 400 euros vale la pena traicionar al pueblo español para dar paso a la incógnita del independentismo catalán.

            De Rajoy, espero poco si en el plazo de cuarenta y ocho horas no interpone un recurso de inconstitucionalidad sobre la pseudo declaración soberanista de Artur Mas y sus compinches antiespañoles, entre los que incluyo al democristiano Durán i Lleida.

            Esperar es tarea primordial por aquello de que quien espera, no desespera; y tengo la confianza de la auténtica esperanza, que no es permanecer estático esperando en una silla que pase lo peor, sino la lucha dinámica por conseguir lo esperado, aunque no se sepa muy bien lo que es.

            “Y mientras fumo, mi vida no consumo…




            

No hay comentarios:

Publicar un comentario