domingo, 29 de abril de 2012

Briones vuelva a sus andadas



Miguel Briones, concejal del Ayuntamiento de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, por el dedo del Alcalde Francisco de la Torre, y no por los votos de la ciudadanía malagueña, ha vuelto a sus andadas, o sea, a sus meteduras de pata, dejando en mal lugar a su padrino político.

         Iba en esta Legislatura municipal sin hacer demasiado ruido en sus funciones de concejal de Teatinos y responsable de Educación, función esta última que le viene, o debe venir como anillo al dedo, por ser su profesión civil la de Inspector Técnico de Educación, cuando he aquí que, por demasiada inflexión en su gestión se ha metido en un charco que cuidadito al barro que puede salpicar a todo el PP malagueño.

         Ya en la legislatura pasada, en una mañana de churros con Elías Bendodo, presidente del PP malagueño y de la Diputación del mismo cuño, se le metió entre ceja y ceja cepillarse la colección de poesía “Ancha del Carmen”, y, aunque no sea creíble y digno tal empeño, he aquí que lo consiguió, aunque para ello tuviese que llevar a Pleno tal “asesinato”, haciendo que todos y todas las ediles del Partido Popular del excelentísimo Ayuntamiento tuvieran que votar NO, por primera vez en la historia política de España, a la poesía.

         Desde entonces, para qué negarlo, existe un cierto distanciamiento entre la tropa del PP y un servidor de ustedes, y ello a pesar de que a nivel internacional se constituyó una plataforma, de nombre “Pro-Ancha del Carmen”, con más de mil miembros que tropezaron una y otra vez contra la dichosa y maldita “disciplina de partido”

         Ahora que el buen señor Briones pasaba desapercibido o casi inexistente, ha definido a la Universidad de Málaga de irresponsable por haberse dedicado a construir Facultades y no invertir en angostos caminos que lleven al Campus.

         ¿Qué enchufes posee don Miguel Briones que no lo hagan dimitir o ser dimitido por tales hechos, me refiero a la poesía, o tales idioteces, me refiero a su rifirrafe con la Universidad, y que le hacen ser invulnerable a tales desmanes?


"COSMOS" (El vuelo de la lechuza)



            He penetrado el baúl de Juan el de Cartajima, su corazón, su envoltorio más guardado: la carpeta que titulaba “Libros para leer”. En cierta ocasión, me escribió: “Son tantos los libros que me llegan, que el tiempo que dedico a la labranza de mi alma, mientras aro el surco en la tierra, me hacen imposible su lectura. Sin embargo, una sencilla mirada a su interior, una corta lectura de sus páginas, me hacen guardarlo para una mayor profundización de su mensaje”

            Más de veinte libros esperaban para siempre la mirada serena de Juan. Me llamó la atención el titulado “Cosmos” de Mª Victoria Reyzábal, tanto por la fina rugosidad de su cubierta como por el azulado trazado de sus letras. Algo debía esconder este “Cosmos” para que fuese ofrecido como esperanza. Tenía que descubrir en él la huella de Juan, su saber en poesía, su distinción de lector único.

            Mis sucias manos, demasiado sucias, me impedían tomar el celeste “Cosmos” de Mª Victoria. Llegada la tardenoche, la hora en que la lechuza emprende el vuelo para ver lo que nadie ve, busqué entre las páginas del libro una tenue huella de haber pasado por Juan.

            En la 15, un fino rasgo de lápiz faber marcaba el paseo de sus ojos y del conocimiento de Juan por el libro. Se leía: “y el pensamiento/ era un remolino asesino/ una cascada que se destrozaba/ contra las rocas/ de la angustia/ deshojando obsesiones/ hasta que al fin/ se templó/ calló/ y empezó el sosiego

            “Cosmos” hay que acariciarlo en cada página, en cada verso. Si somos capaces de tragárnoslo, habremos introducido un Universo único en nuestro corazón, si somos capaces de digerirlo estaremos en situación de construir el nuestro.

            Todo es cuestión de apostar fuerte. Y voló la lechuza los cielos de Cartajima, porque allí fue el principio. Dicen

sábado, 28 de abril de 2012

Ese jilguero que trina



Anoche soñé contigo
camino de la Alegría
y la Tristeza decía:
es un sueño buen amigo.

En capillita dorada
me tienen como algodones,
yo quiero dejar jirones
viviendo la madrugada.

“Ese jilguero que trina
en las ramas de los pinos
y la brisa de sus trinos,
es música sacrosanta”

Con incienso, mirra y oro
parezco su Majestad,
prefiero la Libertad
como el único tesoro.

Y nadie tiene la culpa
por esta vida indecisa.
Por esta muerta sin prisa
sólo a mí pido disculpa.

“Ese jilguero que trina
en las ramas de los pinos
y la brisa de sus trinos,
es música sacrosanta”

(De “Donde el viento silba nácar” de J. García Pérez)

viernes, 27 de abril de 2012

El infierno de monseñor Camino



Educado en un colegio de La Salle del más puro nacional catolicismo, mi vida religiosa se podría resumir en aquel lejano día de los años 40 del pasado siglo en que me nombraron “Tarcisio distinguido” hasta que a finales de dicho siglo fui a Melilla a dar un cursillo sobre “Teología de la liberación”. En medio de esos dos hechos, un intenso tiempo de ir predicando los evangelios dentro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, recorriendo ciudades y ciudades, y pueblos y pueblos.

            Bien pensado, creo que nunca tuve fe -parece ser que es un don que alguien otorga a unos y niega a otros-, pero siempre anduve buscándola y, tal vez, en esa búsqueda incesante, un día, una gaviota se posó en una de mis rojas sandalias mientras paseaba por la playa “donde el viento silba nácar” y, a partir de ese momento, todo, pero cuando digo todo es todo, comencé a verlo de forma diferente, pues aquel “amor” misterioso que predicaba se hizo carne y latido, y postrado ante él lo adoré.

            La gaviota voló a su espacio, y en mí quedó el acontecimiento del amor. Y escribí y escribí y seguiré escribiendo sobre él hasta que los dedos dejen de teclear.

            Hay un obispo por ahí que ha dicho algo no aceptable sobre la homosexualidad, o sea, que se ha pasado de rosca. Y en su defensa, cómo no, ha salido el eterno secretario y portavoz de la Comisión Episcopal, ya obispo, monseñor Camino.

            En la rueda de prensa que ha tenido lugar, una colega le ha preguntado si él cree que los homosexuales van al infierno, a lo que monseñor Carrillo ha contestado “que él no lo sabe”, para a continuación decir que la homosexualidad, según el Catecismo -que se ve que es en lo que cree y no en los Evangelios- es pecado.

            Como la Iglesia sigue creyendo que el infierno existe, o sea, que el castigo (no el perdón a la adúltera) es consustancial con el catolicismo, el buen hombre podía haber salido del atolladero diciendo: “mire, el infierno existe, pero está vacío”… y hubiese quedado como Dios.


jueves, 26 de abril de 2012

Humildad contra soberbia




         Creo que fue Teresa de Jesús la que definió la humildad afirmando que la misma es “andar en la verdad”; si se piensa un poco, vendría a significar que humildad es ser uno mismo, y no lo que otros dicen o piensan de ese uno; porque si alguien llega a creerse por un momento el montón de halagos que recibe de los demás, cae en la soberbia.

         Estos dos conceptos pueden aplicarse a lo que ha ocurrido con las famosas semifinales de la Champion League, respecto a los equipos que, de una manera un otra, Barça y Real Madrid, representaban en dicha competición a la España futbolera.

         Cuando todos, incluido el menda, creíamos que ambos once iban a jugar la final de tan prestigiosa mandanga, los dos han sido vapuleados y descabalgados por Chelsea y Bayer. Sé que dedicar una columna periodística a esto de la pelota y el gol, en los actuales tiempos de tijeretazos para salvarnos de la ruina, es, al menos, algo que chirría, pero también es cierto que cuando en España más de doce millones de personas han estados enchufadas al nuevo patriarca del hogar, la tele, son, somos, merecedoras de una pequeña atención.

         Los ingleses han tenido la suerte de cara ante el buen juego de los “catalinos”, pero no es eso lo que pasará a los anales de la historia del fútbol, sino el resultado, o sea, las veces que cada uno ha introducido el balón entre los tres palos; y en esa cuestión, el gol que es lo que cuenta, el Chelsea ha sido superior. Exactamente igual que el Bayer ante el R. Madrid, pero reconociendo, muy a pesar de la merengada, que los alemanes han sido superiores en juego, fuerza y goles.

         Los dos equipos mejores del mundo, con sus dos estrellas mundiales, Messi y Cristiano, han hecho agua y han sido borrados del mapa ante equipos que jamás creyeron ser más de lo que son, o sea, jugadores humildes que nada más podían confiar en ellos mismos.

         Los otros pensaron que eran dioses, seres superiores a los humanos, e hicieron el mayor de los ridículos no por perder, sino por ser arrasados por criaturas inferiores.

         Sería bueno que todos aprendiéramos algo de la decadencia de los dioses ante la grandiosidad de los humanos.

martes, 24 de abril de 2012

Contra el ruido

Se celebra hoy el “Día Internacional contra el ruido”, y si lo piensan bien, un día sí y otro no, se pone en circulación algún acontecimiento.
Sin ir más lejos, hace un par de días fue el dedicado al Libro, al que las instituciones, todas, que son numerosas, pero cada una a su aire, se han pasado un poco a la hora de manifestar, con euros de por medio, que es interesante, aunque peligroso para ellas, el hecho de leer; será por eso que nada más celebran la lectura durante veinticuatro horas.
 El ruido es un sonido inarticulado y confuso que puede ser molesto para el receptor. Ustedes saben muy requetebién que esta celebración a la contra está referida a ruidos de coches, televisiones, radios, gritos desaforados, fiestas a toda pastilla y a un sinfín de alborotos que molestan físicamente la convivencia, el sueño, la tranquilidad o un diálogo en condiciones.
 Algo sordo el que estas líneas trata de describir, comprenderán que a un servidor no le molesta en demasía el ruido y que, en ocasiones, por el deterioro de mis oídos alzo la voz más de la cuenta y soy cómplice de algún ruido de más, por lo que solicito perdón por mi contribución a la perturbación de los sonidos blancos y rosas.
 La señora Antonia, mi dulce madre, que también era algo “teniente”, me decía: “Pepito: no hay sordos, sino personas que no hablan bien”. Aquella sentencia se convierte en realidad en esta rabiosa actualidad que vivimos.
 El personal no se entiende y la sociedad, conformada por nosotros, es una inmensa Torre de Babel en la que cada uno va a su particular avío e interés propio. Ayer, y hoy también será así, el Congreso de los Diputados ha “debatido” los Presupuestos Generales del Estado, y no ha existido ni un dios que entienda al otro dios.
Cada uno ha ido a lo suyo, y un ruido insostenible se ha cernido sobre esa nueva Babel en la que ninguno de sus integrantes habla con la claridad suficiente para que todos tiren, al unísono, de carro de la posible salvación de España.
 Sus señorías no oyen el griterío del pueblo. Y es que, quizás, no lo sé, tendríamos que pasar de las palabras a los hechos, o sea, al cachiporrazo.
 www.josegarciaperez.es

lunes, 23 de abril de 2012

LIBRO DEL DESASOSIEGO


He pasado el Día del Libro leyendo, mejor dicho, releyendo aquellas obras literarias que han dejado profunda huella en mí; lo que no quiere decir que sean las mejores, sino que me han conmovido porque he visto plasmada en ellas lo que a mí me hubiese gustado escribir, pero que nunca habría conseguido realizar.

Son tres: “Don de la ebriedad” de Claudio Rodríguez, “Sagrada forma” de Antonio Hernández y “Libro del desasosiego” de Fernando Pessoa. Las dos primeras son auténticas catedrales de la poesía contemporánea y la tercera, la del portugués, un auténtico muestrario de pensamiento, filosofía y nostalgia que te cubre de tristeza y descubre el misterio de una visión de la vida encerrada en pensamientos que, pareciendo deslavazados, se encuentran enhebrados por la concepción de una vida que existe más allá de la norma general de la aceptación de la existencia porque sí.

La traducción que poseo, o me posee, de “Libro del Desasosiego” es la realizada por Angel Crespo y publicada por Seix Barral en 1984. Tras esta primera traducción al español se han realizado muchas más, pero me quedo con ésta, al igual que lo hago con la inocencia que tuve y que, en ocasiones, vuelve a florecer al creer que el mundo puede ser algo mejor de lo que es.

Lo mejor que tiene la obra de Pessoa es su capacidad de asombrar al lector. Por ejemplo, abro “Libro del desasosiego” a la suerte de los dioses y me encuentro con este párrafo: “Me gusta decir. Diré mejor: me gusta palabrear. Las palabras son para mí cuerpos tocables, sirenas visibles, sensualidades incorporadas. Tal vez porque la sensualidad real no tiene para mí interés de ninguna especie -ni siquiera material o de ensueño-, se me ha transmutado el deseo hacia aquello que crea en mí ritmos verbales, o los escucha de otros”

Así, sin más, he pasado este llamado “Día del libro”. No ha sido necesario que asista a ningún acto de palmero o protagonista, porque como escribe Pessoa: “Y tengo a los otros en mí. Incluso lejos de ellos, estoy forzado a su convivencia. Solo, me rodean multitudes. No tengo hacia donde huir, a no ser que huya de mí”

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

domingo, 22 de abril de 2012

¿Alguien puede decirme algo?


Será por el aburrimiento o porque es entretenido, lo cierto es que, sin llegar a convertirme en un adicto de Facebook, paso parte del tiempo que dispongo metido en esa red social de la que cuelgo “copos”, poesía y algún que otro pensamiento y ocurrencia.

Sé bien que las amistades son virtuales, pero ocurre que en ese colgar instantáneas se van acercado posturas entre personas que puedan vivir en Argentina, Portugal, España, etc. Poco a poco el círculo de amistades se reduce y al final se va conformando un grupo que, tal vez, no llegue a la veintena de personas al que parece les une formas de pensar, lecturas de libros, ironía al cien por cien y temas de extrema profundidad, aparte, lógicamente, de bromas y acertijos.

Sin necesidad de mencionar sus apellidos, en la madrugada del sábado al domingo, una mujer de nombre Ana, seguro que ciudadana de Madrid, colgó en la red el siguiente párrafo que transcribo: “¿Alguien sabe que pasa en las calles de Madrid que está todo el mundo tan contento? ¿Se acabó el paro? ¿Resucitó el elefante del rey? ¿Subieron los sueldos? ¿Urdangarín y todos los urdangarines devolvieron el dinero? ¿Aumentó la venta de libros? ¿Descubrieron alguna cura para alguna enfermedad? ¿Subió la Bolsa? ¿Los políticos renunciaron a alguno de sus sueldos? ¿Se acabaron los desahucios? ¿Los bancos se volvieron desinteresados?....¿Alguien puede decirme algo?”.

Lógicamente le contesté con una lacónica respuesta: “Ironía buena y de la pura. Abrazos”, y seguí contestando a otros y otras internautas sobre cuestiones más baladíes.

Pues bien, cerca de la medianoche del domingo, me dispongo a comentarle alguna cosilla más. Comprenderán ustedes que ella, los que me lean y yo sabemos que la algarada madrileña, a la que alude Ana, fue debida al triunfo del R. Madrid sobre el Barça.

Lo malo sería que aquella máxima de Carlos Marx en la que afirmaba que “la religión es el opio del pueblo”, pueda bifurcar en estos tiempos de crisis hacia otra nueva adormidera, léase: fútbol.

Y es que es esa droga, administrada para millonarios y por millonarios, la que entretiene y hace olvidar la gran problemática de la actualidad.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

QUIÉN ME GRITA


Esa voz que se esconde cuando siento
su llamada en la noche silenciosa
y aplasta mis entrañas como losa.
Esa voz que penetra como el viento

y a su paso el dolor de mi lamento
toma forma de herida cadenciosa.
¿Quién me habla? ¿Quién me grita? ¿Quién me acosa?
Que responda ese Dios del firmamento,

ese Dios que cabalga su arrogancia
y mantiene inmutable la distancia.
Que conteste ese Dios a mi pregunta.

Mientras tanto persisto en la tortura
de saber si esa voz es mi locura
o el soplo de una brisa que despunta.

(De “Donde el viento silba nácar”)

sábado, 21 de abril de 2012

No era verdad...


No era verdad aquello de la muerte.
En las tardes de sol,
una brisa de sales de paloma
anuncia la venida de la noche.
Ando con las redes de la búsqueda
al borde de los álamos,
pero nada descansa en sus orillas.
Mañana buscaré.

(De “Sueltos” de J. García Pérez)

800.000 euros para José Bono


No es que este país dé para sorpresas, aunque sí para infartos. Y es que acabo de leer que el emérito José Bono recibirá la cantidad de 800.000 euros por la publicación de sus Memorias; vaya pues mi más cordial enhorabuena, acompaña de mi fértil envidia.

Envidia porque uno anda tecleando no sé el tiempo que hace y jamás de los jamases ha recibido un euro de más o de menos, o sea, nada, aunque eso sí, escribo, muy pocas veces, lo que me viene en ganas y me trae algún que otro disgustillo.

Y no es que un servidor no tenga secretillos que largar, pero si lo hago dejarían de serlo y se convertirían en carnaza para los que gustan de darle a la sin hueso, ese instrumento inhumano, aunque humano, capaz de decir mentiras que parecen verdades, y verdades que son auténticas perogrulladas.

Si lo del paquidermo que abatió el Rey fue un error, como el mismo ha afirmado, las pelas que va a trincar Bono, más de ciento treinta y dos millones de las añoradas de pesetas, me parece un sindiós, por mucho que él se confiese creyente de ese Misterio al que llaman Dios. Y digo lo anterior, porque si lo que va a contar son intimidades de su vida política o familiar me parecería una infamia, y si lo que va a intentar narrar son cosas normales de su vida será una paparruchada pues, al fin y al cabo, con más o menos fama, todos los nacidos y nacidas venimos a realizar las mismas capulladas de siempre; o sino que repase cada quisque sus últimas veinticuatro horas.

Este buenísimo y católico señor, según él, ha sido en política todo lo que se puede ser. Repasemos su trayectoria: proveniente del PSP del profesor Tierno Galván fue Diputado a Cortes, al tiempo que Secretario de su Mesa, en la Legislatura en que Tejero intentó golpear a la democracia con su “solapada” entrada en el Congreso; desde 1983 a 2004 ocupó la Presidencia de la Comunidad de Castilla-La Mancha; se presentó a Secretario General del PSOE, pero el inolvidable Zapatero le ganó la partida por nueve pírricos votos; fue llamado a ejercer de Ministro de Defensa, cargo del que dimitió para dedicarse a su familia; hasta que un día del año 2008 se convirtió en Presidente del Congreso.

Y ahora, aburrido de la vida que llevamos usted y yo, va a publicar sus “Memorias” por el módico precio de 800.000 euros. Estoy seguro que se agotará la 1ª edición a la primera de cambio.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

jueves, 19 de abril de 2012

Manuel Gracia


Tal vez con razón, la clase política es criticada por muchos. Sin embargo, hay que reconocer que, como en todas las profesiones existen políticos a los que no se les pueden tachar de corruptos, inútiles o malversadores de la confianza ciudadana.

Existen numerosos ejemplos; sin ir más lejos, en esta ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia, Málaga, su actual alcalde Francisco de la Torre es un ejemplo de ello. Y no lo digo porque hubo un tiempo en que la amistad nos unió, amistad en la actualidad algo marchita, sino porque su trayectoria de servicio al bien común así lo avala.

Manuel Gracia, elegido Presidente del Parlamento de Andalucía, es otra muestra de ello. Y aunque aquí la amistad no anda por medio, pues hubo un tiempo en que militábamos en partidos antagónicos, a saber, UCD y PSOE, y hasta dialécticamente, ambos como ponentes, fuimos contrincantes en la aprobación de la Ley Orgánica de Centros Escolares (LOECE), corría el año 1980, si nos profesamos un amistoso respeto que, el paso del tiempo, ha quedado reducido a nada.

Su trayectoria como político discreto, honrado y honesto no deja lugar a duda alguna. Fue Senador en las Cortes Constituyentes (1977-79) y Diputado al Congreso en la I Legislatura (1979-1982). Dejó la política nacional y se zambulló de pleno en la Comunidad Andaluza, en la que ha sido Parlamentario Andaluz desde 1982 hasta hoy, o sea, que le quedan cuatro años más, por cierto muy difíciles, desde esa atalaya del Hospital de las Cinco Llagas, sede del Parlamento de Andalucía.

Hasta llegar a la Presidencia que ostenta, se ha batido el cobre en las Consejerías de Educación, Presidencia y ha sido portavoz del PSOE-A durante más de seis años, y nunca, dada su serenidad y honradez, se ha visto envuelto en ningún mercadillo de rumorología que le marcase negativamente.

Quede claro que en cierta ocasión le solicité la solución a un problema que se cernía sobre un colectivo profesional docente; no atendió, o no pudo atender mis sugerencias.

Al PSOE mi felicitación porque ha sabido elegir, a Dios lo que es de Dios y a Manolo Gracia, mi enhorabuena.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

miércoles, 18 de abril de 2012

"Andalucía es la esencia de España"


Blas Infante, que no fue filósofo, escribió que “Andalucía es la esencia de España”, dicho de otra forma, sería imposible entender a la Nación española sin la realidad de Andalucía. Y sin embargo, el notario de Casares es considerado en el Preámbulo de nuestro Estatuto como “Padre de la Patria Andaluza”, y fue quien escribió, además de otros libros, El complot de Tablada y el Estado libre de Andalucía, entendiendo la palabra “libre” no en el sentido de separada o desgajada del resto de España, sino libre de ataduras que constreñían su riqueza.

Que existan personas que se sientan nacionalistas andaluces, enriquece nuestra peculiar forma de ser y esa historia sumergida en siglos y siglos de existencia; bienvenidos sean los que así se consideren. En la contemporaneidad política, me refiero a la que llega hasta nuestros días desde la muerte del dictador Franco, existió en Andalucía un colectivo denominado PSA-Partido Andaluz, más socialista que andalucista, que en el año 1979 consiguió una doble triunfo: introducir en el Congreso de los Diputados cinco parlamentarios y alzarse con alcaldías importantes como fueron Sevilla, Jerez, San Fernando y tener amplia representación en toda la geografía andaluza, al tiempo que dar a conocer al pueblo andaluz la bandera, el himno y escudo de esta tierra, símbolos que habían sido creados por el Andalucismo Histórico y sustraídos de la memoria colectiva por el franquismo.

Una muy mala gestión de aquella hazaña o un no saber aplicar la pedagogía a la política, al tiempo que la gestación de una guerra fraticida entre sus componentes, consiguieron que sus votantes le dieran la espalda en próximos comicios hasta convertirlo en la escombrera que es hoy el llamado Partido Andalucista, denominación que también, creo, habrá influido en los últimos desastres electorales, desastres azuzados por los partidos de corte centralista que no dudaron un instante en añadir una “A” a sus siglas, descafeinando y generalizando el sentimiento netamente andaluz.

El posible nacionalismo andaluz, si es que existe, deberá estar regido por dos parámetros esenciales: una política reivindicativa que lleve a conseguir un poder económico que dé paso a un Poder Andaluz y la exclusiva obediencia política a los intereses de Andalucía, obediencia que debe situarse por encima de la que actualmente ejercitan los dos grandes partidos: PP y PSOE.

Si eso, una forma de apostolado, se consiguiera, Andalucía volvería a mirarse a sí misma a través de sus hijos más fieles.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

martes, 17 de abril de 2012

A Gonzalo de Berceo


Lo venía presintiendo. Es de esas cosas que salta a la vista. El color sonrosado de la piel, sonrisa abierta, cierta tripa sin llegar al michelín, escasa o ninguna ira y sentido del humor, mucho sentido del humor, son algunos de los atributos del buen bebedor de vino. Ahora nos llegan unos científicos que nos advierten de los beneficios que para el corazón tiene una buena copa de vino, pues en las entrañas de la uva negra, la buena, se halla el Resveratrol, una sustancia que salva del posible cáncer.

Si nuestros políticos, los que gobiernan y los que no dejan de gobernar, ejercitaran con premura un buen brindis, otra gallo cantaría. O sea, dicho de otra forma, sin tomaran sus buenas copas de vino, el rojo parece mejor, el cáncer de la siempre pertinaz ruina económica tal vez iría cediendo.

Ya en el siglo XIII, nuestro ilustre Gonzalo de Berceo, riojano, buena tierra y buen vino, el que cantara a la Virgen de todos los modos posibles, entonó aquello de: “bien valdrá, como creo, un vaso de buen vino”

La noticia sobre el Resveratrol es de tal magnitud que todos debemos alzar la copa y brindar por ella, por la noticia. ¿Se imaginan ustedes una España unida en torno a una buena botella anticancerígena? Los problemas se irían diluyendo.

Me llega la noticia que los gobernantes argentinos son abstemios, ésta puede ser la causa de tanta mala leche almacenada respecto a Repsol.

Brindemos y bebamos que con el vino nos salvamos. Eso sí, con moderación y sabiéndolo hacer, y es que el hígado no perdona. Se ruega no contesten a esta alabanza a un buen caldo todos aquellos que crean que este “copo” es una incitación al pecado o a machacar la salud.

Eso, por la salud, chin-chin.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

lunes, 16 de abril de 2012

Mea culpa, mea máxima culpa


Se cuenta, ignoro si es cierto, que el poeta Juan Ramón Jiménez intentó retirar de la circulación su primer libro de poemas una vez que lo había repartido entre conocidos y distribuido comercialmente, y es que no le gustó nada lo que había escrito.

Con las lógicas diferencias eso me ocurre respecto al “copo” escrito ayer bajo los efluvios del maldito güisqui de marras; es por ello que solicito el perdón de José Sarria, al que nombraba y a Manuel Montes que, sin hacerlo, podría deducirse con razón, que le administraba una herida con anzuelo, o sea, de las que desgarra.

Respecto al primero, y tras la “hazaña” del Borbón mayor del Reino de España en su guerra privada con los padres de Dumbo, le afeaba que le saliera del alma el grito de ¡Viva la República!, pues bien una vez que han pasado los efectos de tres día locos por causas que no vienen a cuento, y aunque sin llegar, por ahora, a acompañarlo en la exaltación republicana, comprendo perfectamente su estado de ánimo con el Rey que, debiendo ser el primer ciudadano en servicio y ejemplo a su pueblo, ha demostrado su pequeñísima altura política y ha tirado por tierra que buena parte de este pueblo ande poniendo en cuarentena su capacidad para ser el auténtico representante de nuestra Monarquía Parlamentaria.

Del segundo, me refiero al bueno de Manolo, no tiene perdón de Dios lo que dejé caer en un momento de ebriedad de niño malo, pero conociéndolo, sé que si puedo creer que con su caridad y calidad humana sabrá echar pelillos a la mar. Sigue, amigo, día tras día, contando, cantando y bendiciendo a esos voluntarios que hacen tanto bien, y perdona la coz de este viejo cascarrabias que, por diversas causas, no pasa sus mejores momentos.

Ea, ya quedo más tranquilo y reconfortado conmigo mismo y ahí está mi mejilla para lo que consideréis oportuno hacer con ella, desde estamparle un beso a darle un merecido zurriagazo.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

domingo, 15 de abril de 2012

Con mis respetos, señor Director



Ruego me perdone señor Director de tan excelso periódico como es este www.diariolatorre.es del que me vanaglorio ser columnista en el que, casi a diario, muestro mis debilidades ante este vago mundo de hipocresías y cosas por el estilo. Llevo dos días y un poquito más sin escribir, o sea, sin corresponder a mi compromiso de todos los días de imprimir mi visión del mundo cotidiano mundo en sus olas que se esparcen por el océano de la información.

Para qué mentir a usted, amigo Javier, estoy beodo como una trompa que no sabe, en su vértigo rotatorio, donde acaba y empieza la verdad, o la mentira, porque dicho sea en sinceridad suprema, verdad y mentira confluyen en la misma miseria de este mundo, jodido mundo, de vanidades y orgasmos donde todos, tal vez incluido el que estas letras a su antojo y buen saber administra tal como le viene en ganas.

Mire usted, señor Javier, puede darme de baja en nómina cuando lo estime oportuno, usted manda y ordena, pero veo inoportuno que tras setenta y dos horas injiriendo alcohol a mi manera, o sea agua de fuego, en forma de JB, un buen amigo proclame un ¡viva a la República! porque un Borbón, llámese Juan Carlos, abata a un elefante o, un amigo de un servidor, alabe la misión de no sé qué voluntarios de hospitales, cuando uno, amigo del que suscribe tal verdad, no ha recibido la llamada del tal para saber algo más de los setenta puntos que adornan mi costado izquierdo, bastantes más de los que hirieron a un tal Jesús de Nazaret, cuando éste, me refiero a Jesús, no sabía nada de oncólogos y el teléfono no existía. A lo más, señor Javier, unas tenues señales de humo y algún kerigma, cuerno en realidad, que anunciaba noticias del pueblo, o sea, de nosotros mismos.

Llevo setenta y dos horas bebiendo, que en buena lógica podrían traducirse en más de treinta güisquis a babor y estribor, y a estas horas de la madrugada, todo es puro vapor etílico, o sea, causa y efecto de poder decir la verdad, mi verdad, que a buen seguro no coincide con la de otros.

Señor director, si viera que esta columna, escrita a golpe del bendito JB, no cumple los objetivos de ecuanimidad que corresponden al periódico que tan dignamente dirige no dude en censurarla, pues le estaré agradecido.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

jueves, 12 de abril de 2012

Eso ya me lo dijo mi amigo Pepe "el pollo"


Como los viejetes duramos más de la cuenta, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha caído en la cuenta de que somos un peligro para la economía mundial, y anda sugiriendo que de aquí a nada, si seguimos despertándonos todos los días, puede ser inminente el hostión que se va a dar el sistema de pensiones y toda la Seguridad Social.

Somos, pues, un peligro para la sociedad. Por ello, empiezan a aconsejar que si las sociedades modernas quieren llegar a buen puerto, tendrán que retrasar la edad de jubilación, o sea, currar hasta bien avanzada la edad.

Como España es diferente, según slogan del fallecido Fraga, que por cierto vivió lo suyo, el consejo se hace más difícil de seguir, ya que lo esencial por estos pagos no es jubilarse, con más o menos arrugas, sino encontrar un “curro” en condiciones o un buen cuñado incrustado en la clase política.

En el fondo, muy en el fondo, el FMI lleva razón, pues si la pirámide del “curro” se mantiene igual o decreciendo, y la de los que andamos una hora al día para seguir dando por culo crece en demasía, y además, sin copago ni mierdas por el estilo, mantenemos el azúcar en sangre dentro de parámetros normales y el colesterol en un doscientos y pico, el sistema no tiene aguante posible, o sea, se va a pique.

Esto que, tras largas y bien remuneradas sesiones, ha inventado el FMI, me lo viene diciendo un día y otro mi amigo Pepe “el pollo” en la barra del Gran Vía cuando él, joven, y yo, anciano, nos hemos bebido un porrón de ginebra y güisqui respectivamente, pues me señala con el dedo y socarronamente me dice: “vosotros sois los culpables de la ruina”

Y lleva buena parte de razón, razón que se acrecienta cuando yo digo al dueño del bar: “Antonio, llena”. Pero lo malo de toda esta leche es que “el pollo” nunca me va a meter mano, pero estos del FBI, perdón, del FMI, son capaces de quitarnos de gorra las tiritas que miden la diabetes y lo que sea, de paso nos quedamos sin el vaso dilatador del güisqui y, a la primera de cambio, estiramos la pata.

Ahora bien, si la diñamos nosotros, nuestros nietos y nietas van a pasarlas canutas; y tal vez nuestros hijos.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

miércoles, 11 de abril de 2012

Del "café para todos" a la archicoria


Corría el último trimestre del año 1977, y por la Carrera de San Jerónimo iniciábamos el debate constitucional. Dos años antes había muerto Francisco Franco, dictador de España por la “gloria” de las armas. Existía, quiero creer, tal vez puro espejismo, que un cierto encanto adornaba a la españolada ante la democracia que se avecinaba.

Cataluña, hoy Catalunya, y Las Vascongadas, hoy Euskadi, partían con ventaja para ser declaradas nacionalidades históricas dentro de la indisoluble unidad de la nación española. Jugaban a su favor dos bazas: haber salido airosas en sus referéndums de los años 30 y su bilingüismo, más acentuado en tierra de cavas y butifarras.

Manuel Clavero, presidente del Partido Social Liberal Andaluz, taxi político integrado en la extinta UCD, lanzó el famoso grito de “café para todos” y, de repente, se inició la gran discusión del Estado de la Autonomías, incluida Murcia como tal.

Los diputados constituyentes construimos dos vías o caminos para conseguir la autonomía para todas las regiones de España; dichos vericuetos son los contenidos en los artículos 143 y 151 de la Constitución Española que, si les place, pueden leerlos, porque no será un servidor el que les dé semejante tabarra.

Y así, incluida Murcia, nacieron diecisiete parlamentos, diecisiete presidentes, diecisiete tribunales de Justicia, diecisiete complejos sistemas educativos, diecisiete banderas, diecisiete himnos, diecisiete pequeñas constituciones llamadas estatutos, diecisiete formas de entender la sanidad pública, diecisiete defensores del pueblo de las diecisiete comunidades resultantes y todo, todo, no sólo el café, se multiplicó por diecisiete; a las que se sumaron dos ciudades autónomas ubicadas en el norte de África. Nos quedamos en ese fatídico número, porque Cartagena no solicitó ser cantón autónomo.

Creo, no promulguen mi fusilamiento, que buena parte de la ruina que nos invade y carcome -conocida por los nombres de recorte o tijeretazo- se debe a ese patriotismo de patio de casa mata que pasa por la toma de aquél suculento y orgulloso “café para todos” en la inmensa barra libre que fue España.

No sería de extrañar que, de aquí a nada, cambiemos el café por la archicoria que, dicho sea de paso, es un buen laxante para estos tiempos de estreñimiento económico. Con perdón, por si he molestado.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

martes, 10 de abril de 2012

Del "chócala", al notario de Valderas


Con mis propios ojos he visto a un “calé” lanzarse con unas tijeras abiertas al abdomen de una persona por faltar a la palabra dada en un trato durante una feria de septiembre en el pueblo de Cártama (Málaga).
En aquellos años, son muchos los pasados, un trato se cerraba con un fuerte apretón de manos entre dos personas que pujaban por algo y eso, valga la expresión, “iba a misa”
Aquello fue cambiando por la palabra de honor y, fijando su mirada el uno al otro, le preguntaba “¿me das tu palabra de honor?”, a lo que, sabiendo lo que se jugaba, la persona interpelada contestaba: “te la doy”. Un “chócala” de verdad y un par de vinos, bien tomados, cerraba la cuestión sin testigos de por medio.
Por desgracia, ya nadie cree, y menos en política, en promesas electorales, y más desde que el profesor Tierno Galván dijera aquello de que “las promesas electorales se dicen para no cumplirlas.
Debe ser por ello que el Coordinador Regional de IU.Los Verdes de Andalucía, Diego Valderas, firmara en Jaén, durante la pasada campaña electoral, ante notario, un documento en el que se comprometía a algo muy interesante: devolver la felicidad a los andaluces, erradicar la pobreza, poner fin a la corrupción, crear una banca pública y mantener los servicios fundamentales.
Arenas y Griñán no pasaron por Notario, tal vez sea por ello que parte de la izquierda y del centro izquierda diera la espalda a ambos líderes y depositaran su confianza en Valderas. Ignoro, doctores tiene la Ley, si realmente ese documento vincula al Coordinador de IU en su posible pacto o si ese papel es papel mojado o pecata minuta que no vale nada más que para quedar bien. Si fuese así, cosa que no quiero creer, de aquí a cuatro años los votantes de IU le pasarán factura si es que todo queda reducido a un simple cambalache de poltronas bien tapizadas y mejor pagadas.
Además de firmar ante notario la creación de una “Banca pública, social y ética para Andalucía” que ofrezca crédito a las pequeñas empresa, autónomos y cooperativas que son los auténticos generadores de empleo, Valderas se ha comprometido con una Ley de Turismo sostenible y otra Integral de Agricultura.
Ojalá todo se cumpla, y no tenga que ir avergonzado por estos páramos, aunque las malas lenguas, siempre las hay, afirman que Diego ya ha pactado un puesto en el Senado. Ya saben, eso tan inservible.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

lunes, 9 de abril de 2012

Tras sus Ray-Ban


Ella forma parte de este último micromundo que vivo casi a diario en la cafetería Gran Vía. Su nombre es María, y forma parte del paisaje que percibo desde la barra del bar. Se sienta fuera, la mayoría de las veces acompañada de su compañero o de otras amigas.

Tiene un bello rostro de mujer misteriosa, enigmática, inexpugnable y distante; pero si te acercas a ella y la saludas, te sientes reconfortado por esos ojos que se adivinan tras sus gafas Ray-Ban, gafas que hacen juego con su ovalado rostro.

De edad inconcreta, no es joven ni anciana, y sin embargo reúne las características de ambos estadios de la vida, pues alegría y lucidez acompañan su siempre saber estar, mientras degusta, no bebe, un rico gin-tonic al que trata con dulzura cuando lo alza suavemente para refrescar sus labios.

Su cabello, negro y sedoso, cae deslizándose por sus espaldas como negra lava que busca su lugar de reposo. Usa siempre botas altas que la adornan como una especie de jineta del asfalto de la ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia.

Ella también, al igual que la ciudad, acoge, con mimo, a sus amigos y amigas a los que trata con la naturalidad de la amistad que nace espontánea. Es querida y respetada por todos y quizás, lo ignoro, envidiada por alguna.

Malagueña de pura cepa, cuado llega la época de los belenes y de las estrellas con rabo, baja al mediodía, no sé si desde el cielo, y canta villancico de antaño y hace sonar el pandero como nadie. Es una más entre los que estamos de punta a punta de la barra, y el respeto y agradecimiento son las perlas que adornan su negro cabello.

Cuando llega la tardenoche y el azahar inunda este estallido de primavera, ella, María, yergue su figura y se entrelaza con el aroma de la noche que empieza.

Desaparece con la misma dulzura que llegó, pero en su velador queda el aroma de una mujer, sin necesidad de adjetivar.

www.josegarciaperez.es

domingo, 8 de abril de 2012

No cesa tu silencio


No cesa tu silencio.
Mejor sería que gritaras
golpeando las olas con tu nombre,
así calmarías el lamento de la muerte.
O tal vez, lo mejor sería
borrarte de mi agenda de presencias.

(De “Sueltos” de J. García Pérez)

viernes, 6 de abril de 2012

Se busca


Si existió, no sé si fue revolucionario. Incómodo, sí: con toda seguridad, e inadaptable al mundo en que vivió: “mi reino no es de este mundo”, de esta sociedad. Nació en Belén, pero creció, trabajó, vivió y predicó en Galilea, región de gentiles, por ello le llamaban despectivamente “el galileo”. Fue asesinado en Jerusalén, la ciudad santa.

Fue súbdito de un gobierno teocrático, o sea, religioso, al tiempo que esclavo de un imperio, el romano. Buen judío, gustaba de rezar en sinagogas y lugares sagrados, pero en “los dichos y hechos” que sobre él se han escrito se narran momentos de oración en montes, desiertos, mares y entre olivos.

Fue cumplidor de la ley: “yo he venido a que la ley se cumpla”, pero tenía su credo particular. Todavía hoy su credo es particular; el oficial es el de la Iglesia.

En una montaña nos lo comunicó. Él creía en los pobres, en los que sufren, en los no violentos, en los que tienen hambre y sed de justicia, y en los que trabajan por la paz.

Empezó a molestar a sus superiores religiosos, políticos y militares. Unas monedas, como siempre, derrumbaron un ideal. Hecho prisionero, pasó legalmente por algo así como un tribunal de la “Santa” Inquisición, el Sanedrín. Fue declarado blasfemo por asegurar que era hijo de Dios. Y por blasfemo, condenado a muerte. El poder político, a través del Fiscal del Imperio, ejecutó la sentencia. El pueblo la confirmó con un ¡crucifícale!, horas antes ese mismo pueblo había gritado ¡hosanna!

Enterrado, comenzó a circular una extraña noticia: su sepulcro estaba vacío. Más tarde dijeron que había resucitado. Desde entonces se busca incansablemente por unos y otros, amigos y enemigos. Se sospecha que puede estar entre los suyos, ya saben, incómodos, pobres y demás. No sé.

Se asegura que no está entre oro, tribunas, poder y fusiles.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

jueves, 5 de abril de 2012

Semana Santa de Málaga (y III)


BESO AL NIÑO


Descansa el niño pobre en su tribuna
mirando alegre el cielo azul que ondea
el blanco manto que su Cristo airea
con rubor complacido de la luna.

Es noche malagueña de aceituna,
de payos y gitanos, es marea
abierta, Santo Cristo que cimbrea
los mimbres doloridos de mi cuna.

Pasa lento. En silencio. Sin violencia.
Un labio de clavel rojo encarnado,
pétalo de crisol desparramado,

acaricia la cara del chiquillo.
Es un beso, un latido de presencia,
humilde cauce de mi Dios sencillo


(Del poemario “Donde el viento silba nácar” de J. García Pérez)

miércoles, 4 de abril de 2012

Semana Santa de Málaga (II)


BESO A LA MADRE

Mantos bordados oro, mil colores
sorprendidos, coronas en sus sienes,
llantos de perlas finas, parabienes
de rezos infantiles, mar de amores

en tronos de claveles. Portadores:
al cielo, izadla, sin vaivenes,
que a la Mujer que por tus hombros tienes
Málaga besa y roba sus dolores,

que esta tierra de fama “cantaora”
en su locura santa su fe aflora,
vuelve a la noche en siempre bello día

y al aire de tambores y cornetas,
de rosas, lirios, nardos y saetas
destila un beso cálido a María.

(Del poemario “Donde el viento silba nácar” de J. García Pérez)

martes, 3 de abril de 2012

Semana Santa de Málaga (I)


BESO AL CRISTO



Torbellino de canto gregoriano
al Cristo mece por su cruel camino,
es llanto desplomado, desatino,
cielo y tierra esparcidos como grano.

Málaga llora tu martirio humano,
Málaga goza con su cante fino,
Málaga muere con tu lento sino,
Málaga vive su dolor de hermano

besando pálida tus rojas llagas
con verdes tallos, blancos de biznagas.
Y por Semana Santa, cual sonrisa

disipada en sus plazas y jardines,
un aroma fundido con la brisa
sube al cielo: es un beso de jazmines.

(Del poemario “Donde el viento silba nácar” de J. García Pérez)

lunes, 2 de abril de 2012

Lunes santo, lunes blanco.


LUNES SANTO, LUNES BLANCO

Callejuela del Carril
el Cristo viene Cautivo.
Ensanchad los corazones,
dejad salir un suspiro
con trinitarios piropos
de sentimientos en vilo.
Aunque su talla es humana
tiene su porte divino.

¡Lunes santo, lunes blanco,
es el lunes del Cautivo!
Refleja la luna mora
en su rostro todo el brillo.
Entre los pliegues trenzados
de la altura del vestido
un niño besa un clavel
y el beso tomó su sitio.

Barrio de la Trinidad,
anciano barrio en derribo,
sin tarjeta de visita
está anónimo el obispo.
El alcalde por el alba
mira tu faz sorprendido,
multiplicaste los panes
volvieron millares de hijos.

Mudas luces encendidas
caminan como testigos,
reliquias de tu misterio
acompañan tu camino:
los payos y los gitanos,
gente pobre con los ricos,
se acabaron las tribunas
todos siguen al Cautivo.

En la esquina de la Yedra,
pentagramas de cariño
surcaron la noche santa
clavándose en su destino:
“Atadas tienes tus manos
y yo tengo mi castigo,
atado mi corazón,
sálvame Señor Cautivo”

(Del poemario “Donde el viento silba nácar” de J. García Pérez)

domingo, 1 de abril de 2012

Bendito el que viene en nombre del Señor


Exceptuando algunas vagas y discutibles citas de historiadores (Flavio Josefo, Plinio el Joven, Suetonio, Mara Bar) sobre Jesús, Cristo y cristianos, nada sustenta con certeza la existencia del nacido en Belén, y al que en la actualidad es considerado, por millones de personas, Hijo de Dios y Dios mismo. Por ello, a los cuatro Evangelios canónicos escritos por las primeras comunidades cristianas, y atribuidos a Juan, Marcos, Mateo y Lucas, me gusta más llamarles libros que narran “los dichos y hechos de Jesús de Nazaret”

Pues bien, en ellos se da fe de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén montado encima de un asno, confirmando así las profecías de Isaías y Zacarías escritas en el Antiguo Testamento.

Todo es cuestión de fe, o sea, aceptación de un hecho que no se somete a la lógica y a la razón. Se acepta o no, y no existen posturas intermedias. Queda muy bien eso que se lleva hoy, y que afirma que “la fe es andar en la duda”, pero no es así.

Si aceptamos que todo es cierto, dicha entrada, aclamada con ramos de olivos y gritos de ¡hosanna! por los habitantes de la ciudad santa, tras haber corrido la noticia del milagro de la resurrección de Lázaro, dará paso a los sucesos de la Pasión y Muerte del Gran Judío, y a su posterior Resurrección, pues sin ella, como dijera Saulo el de Tarso “nuestra fe sería vana”

En esta semana que se inicia, las secuencias “del dolor del nazareno y de la madre” inundarán las calles de numerosos pueblos y ciudades de nuestro territorio, dando paso a un recorrido multicolor donde parte del pueblo aplaudirá o mostrará un respetuoso silencio con las imágenes que muestran la Pasión del Cristo.

De ellas, la conocida por “La Pollinica”, al menos en Málaga, es la que inicia ese hilo de fe que une a parte del Pueblo con el Misterio; por ello, lo mejor es no cortarlo, pues en caso de hacerlo muchos quedarán sepultados en el asfalto de la realidad, cruenta realidad.

Soñar es mejor.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”