miércoles, 5 de diciembre de 2012

La gran noticia


             Se comenta que la llamada Cámara Alta, de nombre Senado, es el cielo para los miembros que la componen: los senadores del Reino de España. Allí no existe mezcla de mal alguno con el trabajo, ese castigo al que fue sometido el hombre cuando el Creador, harto de las locuras juveniles de Adán y Eva los maldijo con aquello de “ganarás el pan con el sudor de tu frente”, maldición por la que andan lampando cerca de cinco millones de españoles.

            Concebida como “Cámara de segunda lectura”, y también de “Representación Territorial”, sus señorías se pegan una vidorra de mucho cuidado mientras observan el techo de su paraíso, con esa mirada perdida de Conserje de cualquier entidad pública o privada.

            Todos sabemos que el Senado no sirve absolutamente para nada y que sus componentes, aparte de algunos desahuciados de la política que son votados por las Comunidades Autónomas, lo son gracias a un reparto provincial injusto y contrario al espíritu del Estado de las Autonomías, pues ya me dirán cómo puede ser que Madrid y Zamora, pongamos por ejemplo, introduzcan el mismo número de senadores por sufragio universal, a saber: cuatro privilegiados: y así en todo el obsoleto mapa administrativo español.

            Todo esto, ya decía, se sabe, se soporta y se aguanta de forma estoica por el paciente y sumiso pueblo que se traga, con sumo placer, hasta la empuñadura de la espada a la hora de estoqueado por el poder.

            Pues bien, la gran noticia de ayer no fue que algunos trabajadores de la Sanidad Pública entraran por sorpresa en el Senado para reivindicar sus derechos (aunque es el lugar menos apropiado para hacerlo, ya que comentábamos su ineficacia), sino que la Cámara Alta estuviese abierta durante dos días, incluido hoy, para ser visitada por el público en esas jornadas llamadas de “puertas abiertas” a causa de conmemorarse el “Día de la Constitución”, que bien interpretado lo que se celebra es el “Puente” de la tal.

            Noticia: el Senado abre sus puertas dos días seguidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario