viernes, 21 de diciembre de 2012

Feliz cumpleaños, señor Alcalde



             No es cosa de pelotillero felicitar al Alcalde, en público, por llegar a cumplir los 70 años de edad.

            En verdad, uno no tiene acceso directo para darle la mano, estrecharla fuerte y decirle: feliz día, amigo Paco; y es que para ver al primer edil de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, o a cualquiera de sus ediles, es necesario pasar una serie de filtros que, por su número, lo mejor es tirar la toalla.

            No es que un servidor tenga amistad con Francisco de la Torre Prados, pues con los amigos, al igual que pasa con el amor si se pierde el contacto de los labios, la “cosa” se diluye si no se habla o se toma uno un cafelito o una copa. Y hace un buen puñado de años, que ninguno de esos tres actos los ejercitamos.

            Pero, aunque me ha costado algún que otro disgusto, incluyo el 23-F (que me da tema para hablar con los amigos) y la destrucción de la Colección de Poesía “Ancha del Carmen”, siempre le estaré agradecido de por vida; confío en que también yo le diera algún sofocón cuando abandoné UCD por no estar de acuerdo con la vía autonómica que, dicha formación, eligió para Andalucía.

            Bienvenido, señor Alcalde, al club de los septuagenarios. Y además, llega usted en plena forma e identificado con su deseo de intentar hacer lo mejor por su tierra, Málaga.

            Presidente de la Diputación en aquellos tiempos del último balbuceo franquista, Procurador en aquellas Cortes, Diputado Constituyente, otra vez señoría cuando el 23-F, Consejero de Economía de la Junta, Alcalde y, al mismo tiempo, Senador, es una carrera política de la que muy pocos pueden presumir; y no se lo digo para que se sonroje, pues usted y yo sabemos que, rápidamente, el rubor asalta sus mejillas.

            Enhorabuena de verdad, viva en plenitud mientras pueda. Ha superado el fin del mundo.

            Chin-chin.


No hay comentarios:

Publicar un comentario