sábado, 8 de diciembre de 2012

Es tan sencillo vivir (II)



A ese perrito de lana
que salta por la ribera
entre sus rizos quisiera
cubrirme por la mañana.

No necesito comida
ni dinero ni vestido,
un caballito bandido
y una vida bien vivida.

Es tan sencillo vivir
cuando el amor se aposenta
que ni caes en la cuenta
que te hace falta dormir


(De José García Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario