viernes, 30 de noviembre de 2012

Sin darme cuenta





           Escribir, escribir y escribir; beber, beber y beber; llorar, llorar y llorar; soñar, soñar y soñar… y sin darme cuenta: diciembre aquí.

            Este espacio de tiempo, al que llaman mes, último del año, ha llegado a traición. Al intentar colocar la fecha a este “copo”, me ha dado un pom pom pom de mucho cuidado, pues la Navidad está a punto de caer… y pasar… y con ella un año más, menos para algunos pesimistas.

            Pues que quieren que les diga que ustedes no sepan; ya saben, la mandanga de siempre: las que se avecinan son las fiestas que menos me gustan y, sin embargo, a un servidor del Estado son las que más me agradan.

            Pues claro que son nostálgicas, pero qué tiene de malo mirar hacia atrás, sin detenerse en seguir andando, y disfrutar de los que se fueron pero nos dejaron un tatuaje imposible de borrar, por ejemplo: la leche que mamé, el padre que ponía orden con tan sólo mirar, el hermano que se fue una puta nochebuena, el primer beso de amor, la novia formal y la otra, la familia nuclear como sostén de esta sociedad anónima, los amigos que se fueron para siempre y los que se amontonan en el corazón, lo bello de lo prohibitivo, la primera cana al aire, el sabor de la matalahúva, los rizos de aquella niña rubia, la hija, las nietas, y tú.

            Todo ello al compás de un pandero, una zambomba y una buena sonaja es un hervor de recuerdos, ausencias, presencias y vivencias que hacen de este mes un marco incomparable.

            Y no importa si se es creyente, agnóstico o ateo; todo ello siendo importante no es esencial. Lo que da esencia a la vida es la propia vida, el villancico que alegra la existencia de que todos los días dejen de ser  monótonos, clónicos y fotocopiados.

            Ea, amigo y amigas, vamos a prepararnos para ser una miaja más feliz; lo podemos conseguir, todo es cuestión de hacer que brote un poco de imaginación.

            Todavía no es navidad, pero ya la estoy preparando en esta oquedad que tengo que llenar.

1 comentario: