lunes, 26 de noviembre de 2012

Mas, menos


        Lo más llamativo de las elecciones catalanas de ayer, opinión personalísima, ha sido el resultado de Ciutadans que, con una nueva forma de ser español y catalán al mismo son, ha conseguido nueve diputados en esos extraños comicios que le ha costado al erario público más de cuatro millones de nuestros escasos euros.

            La izquierda plural, llámese comunista, unida o ICV  sigue su marcha ascendente nutriéndose de los escombros del socialismo, y ha sumado tres escaños predicando y denunciando la política de recortes de la Generalitat y del Gobierno Central.

            Es curioso contemplar, como si de un milagro se tratase, que el PP de Catalunya, a pesar de que las tijeras de Rajoy no cesan en podar todo el verdor del aquel sistema de bienestar social que añoramos, no solamente mantiene sus escaños (18), sino que ha sumado uno más a su particular  talego de voluntades, que viene a demostrar que su electorado es fiel hasta en la miseria.

            No podemos decir lo mismo del Partido de los socialista catalanes que ha mordido por quinta vez (Elecciones generales, gallegas, andaluzas, vascas y catalanas) el polvo de la derrota, en esta ocasión en tierras de Carme Chacó y con la sombría presencia de Alfredo.

            Lo de Esquerra Republicana, el gran beneficiario de la aventura de Convergencia, es la repera, pues tras su “buen hacer” en el tripartito ha vuelto a lamer el gustillo de la victoria con su clara apuesta por el independentismo, que le ha llevado a convertirse en la segunda fuerza política del puzzle catalán.

            Y nos queda Mas y los suyos que, tras marcar a fuego su deseo de obtener una “mayoría excepcional”, se ha salido con la suya, pues ya me dirán ustedes si no es excepcional que haya ganado perdiendo doce escaños y que, a la vuelta de la esquina, siga todo ese lío de la millonada de euros que, presuntamente, se cobija por extraños lugares.

            Hay quien afirma que España ha ganado; creo que en conjunto todos hemos hecho el ridículo, incluido Mou y Ronaldo que fueron vapuleados por “er Beti”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario