lunes, 12 de noviembre de 2012

A la atención de la doctora Reyes Carvajal, Málaga



             Hace unos días realizaron en mi dolorido cuerpo esa prueba denominada TAC. Encaminé mis pasos hasta el hospital “Parque de San Antonio” de Málaga, bebí un litro de algo necesario para verificar lo que llaman contraste, accedí a la máquina, me inyectaron, dicen, suero, y fui introducido en la máquina que todo lo sabe y averigua. No sentí mis piernas y, como me dijeron, el tiroides se puso, valga la expresión, al “rojo vivo”.

            A la semana, hoy quiero decir, recogí el resultado. Que si esto y que si lo otro, que si probable metástasis y, lógicamente, sentí un cierto desasosiego rayano en un enfado morrocotudo; el diagnóstico recomendaba más purgatorios de pruebas análogas a la realizada.

            Dicho diagnóstico señalaba que “el bazo era de tamaño y atenuación dentro de la normalidad”, noticia que me alivió en demasía porque al no tener bazo, por una esplenectomía (extirpación total de dicho órgano) realizada en junio de 2003 en el Hospital Carlos Haya, venía a poner en duda todo el documento firmado por la doctora Reyes Carvajal, a la que por cierto no tuve el placer de ver por el lugar donde se encontraba la máquina que parece ser, pienso yo, no es muy fiable.

            Por ello, tras la visita que mañana realizaré al oncólogo, me informaré si el tema puede ser denunciado ante el Juzgado correspondiente; y es que el “rato” que estoy pasando no se lo deseo a nadie.

                 Aunque pudiera ser, algo que no veo posible, que el bazo haya crecido.





5 comentarios:

  1. Delirante. Espero que consigas algo en los juzgados, tanto como deseo que tu estado de salud sea mejor que el mental de la "doctora" o de la máquina.

    ResponderEliminar
  2. Lo que me enfada es que me tomen por un conejillo de india y me lleven de aquí para allá, como pelota a la que sacar algo. Estoy bien. Abrazos, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de leerte y... no cojo el teléfono porque son las 8 y media de la mañana, y estoy muy loco, pero no tanto.
    Te llamo en cuanto sea una hora decente y, a tu disposición, siempre, no sabía nada de esta visita.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  4. Esto es inaudito.Te llamaré.Besos para tí con todo mi cariño

    ResponderEliminar
  5. Es de TBO y por supuesto denunciable,espero que mañana le den buenas noticias. Mientras tanto tomese una copa, dos ó las que quiera.Por sus Copos habia asumido que su estado era excelente y no habia más sospechas de ningún tipo,lo siento.
    Creo que he metido la pata. Con todo respeto; pido perdon.

    ResponderEliminar