martes, 25 de septiembre de 2012

Ansiedad anticipatoria



        Ayer fui a ver a Gregorio, mi médico de cabecera. El tema era leer el análisis general que habían realizado días antes con mi sangre. Todo normal a excepción de los triglicéridos que estaban algo remontados. Sentado frente a él y él, frente a mí, de tú a tú, echamos un rato de prehistoria y recortes en sanidad hasta que llegó el turno de conversar sobre los hematíes y demás picardías del argot médico; “todo bien”, comentó. Apuntó una serie de alimentos de los que huir a fin de reducir el rollo ese de los triglicéridos, y punto.

            Pero de repente, como se hacen estas cosas, me espetó: “pero tú, ¿cómo te encuentras?”Bien, le dije, pero algo tristón”. Inquirió: “por qué”, “pues en realidad, le insinué, no lo sé, tal vez por el futuro de mis nietas”, o sea, por aquello de qué sociedad se van a encontrar, qué valores tendrá la misma, etc.

“Lo que tienes es ansiedad anticipatoria”, y se quedó tan pancho. Pues bien, un servidor, ni corto ni perezoso, se largó al Gran Vía y enganchó una tras otra tres unidades de “agua de fuego”, y cambió algo mi estado de ánimo; pero en realidad no estando muy de acuerdo con el dictamen de Gregorio, me enganché al espabilaburros de Google y pinché “ansiedad” y, sin más, emergió lo de “anticipatoria”. Y entonces comprendí que, aunque corto en estatura, Gregorio era un médico como la copa de un pino.

Aunque la única ansiedad que yo he conocido es la que cantase Nat King Cole, lo que leía en la pantalla del ordenador era un reflejo de mi actual estado de ánimo. Y por qué, me decía, si tú siempre has predicado el “carpe diem”. Ignoro la causa, pero es una verdad como la copa de un pino que me encuentro en ese estado de alerta ante un futuro que, lógicamente, no veré.

Y así voy a pesar del agua de fuego. Claro es que observo lo que me rodea y todos se encuentran, en mayor o menor medida, como el menda.

Sobrepasando a todos el honorable Artur que ha anticipado las elecciones catalanas y, con la crisis a cuesta de todos, tendremos comicios anticipados (anticipatorios) en Galicia, Euzkadi y Catalunya.

Ay, pobres nietas, aunque a ellas les importa un bledo todo esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario