domingo, 5 de agosto de 2012

Quiero dormir ya siempre




 Quiero dormir ya siempre
en mi sueño de nada,
con los ojos tendidos,
sabiendo que me miras
y sintiendo que te amo.
Y dormir. Sí, dormir.

Te lo decía cansado
tras ser solamente cuerpo
y alma los dos: “Nada espero,
sólo deseo morirme”.
Inmóvil nada esperaba,
todo lo esperado fue
y permaneció contigo.
Qué dicha querer la muerte
cuando se siente el amor
que no acaba, no termina,
continúa sosegado
como plaza de tus besos.
Fue.

¿No recuerdas?
En el comienzo  fue lento sigilo,
disimuladamente hurté tus labios.
Te dejaste robar.
Sí, lo sé

Quedóse tu tesoro:
la perla, el reino, el dracma, la alba oveja,
y el grano de mostaza elevóse árbol
y anidaron los pájaros
en tus ramas sensibles.
Y ya nada fue igual.
Lo desértico, oasis.
La sequedad, follaje.
El fuerte viento, peregrina brisa.
Tu encuentro, sacramento.

(Del poemario “Inacabada ausencia II de J. García  Pérez)

9 comentarios:

  1. Que maravilla¡ Dormir ya siempre con la persona amada. Es esto una utopia ó alguna vez sucede y permanece?. Quizá por ser utópico,no se mantiene en el tiempo y es solo en nuestro pensamiento que permanece vivo?.Es justo vivir con el recuerdo de la experiencia única del amor;que solo unos cuantos privilegiados a lo largo de la historia han experimentado

    ResponderEliminar
  2. Para mí, es justamente lo que dices: el acto de amar es único e irrepetible y, por diversas causas, puede desaparecer; pero, según mi punto de vista, permanece ya siempre el acontecimineto.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Yo me revelo ante esa actitud, me parece injusta, el acontecimiento permanecera vivo hasta la eternidad y probablemente en otras vidas se concretize, pero en la actualidad y en esta vida; es muy duro vivir sólo del recuerdo. Hoy tengo un mal dia, quizá mañana vea las cosas como Vd. Perdone mi incorreción

    ResponderEliminar
  4. No amig@: el amor no desaparece, lo que ocurre es que existen circunstancias, las malditas circunstancias: una puede ser el deseo de posesividad, otra una llamada que no debió producirse, el alcohol también puede ser determinante y muchas más que consiguen que el éxtasis del amor se convierta en un verdadero infierno..., pero vuelvo a repetir, permanece el acontecimiento; este poema y otros más pueden dar testimonio de lo que digo.

    ResponderEliminar
  5. No se planteó nunca que quizá esas malditas circunstancias, fueran la consecuencia de su cobardia?

    ResponderEliminar
  6. Una rosa de color naranja que me han dejado robar y el poema que acabo de leer, lo mejor del día!!

    Besos.

    Ana Pastor.

    ResponderEliminar
  7. Lo siento, no quise ser cruel

    ResponderEliminar
  8. Como ya te dije... me has recordado esto:
    http://www.youtube.com/watch?v=g03ePmF1ZA0&feature=related
    La primera vez que la ví me rebelé con todas mis fuerzas. Ahora, cada vez la entiendo más... Besos para tí, y para mi bruja granaína que con gran placer leo por aquí. Y me lo llevo...

    ResponderEliminar