jueves, 23 de agosto de 2012

Los vascos se preparan


          
           Paxti López ha anunciado que los vascos ejercerán su derecho a votar el día 20 de octubre; puede ocurrir que ese mismo día también acudan los gallegos a sus urnas.

            Ya comienzan las primeras cábalas apuntando a que serán los nacionalistas los que se alzarán con el Gobierno de Euzkadi, y según estos sondeos  los ganadores son los que “que movían los árboles y los que recogían las nueces”, o sea, el nacionalismo  radical (Bildu) y el democristiano (PNV); para que se entienda: el extremismo abertzale y la derecha nacionalista. A un buen número de escaños, quedan socialistas y populares.

            Si la memoria no me falla, y estoy seguro que es así, jamás en Euzkadi un partido político ha obtenido la mayoría absoluta, y exceptuando este periodo de López, el resto del tiempo el País Vasco ha sido gobernado por el PNV, bien con la abstención del PSOE o bien con aquella extraña formación del Partido Comunista de Las Tierras Vascas.

            Hemos asistido, legislatura tras legislatura, a una muy variada serie de resultados electorales en una Comunidad cuyo territorio es menor que la provincia de Málaga, no así su población, y en el que sonar de metralla y olor a pólvora hacía estragos de abstención y muerte en el recuento de papeletas de las distintas candidaturas. En estos comicios del próximo octubre, si no se enciende la mecha de la muerte, la variable extraña es que se desarrollarán, si nadie mete la “pata”, sin que nadie haga diana en cualquier nuca constitucionalista.

            También hay que tener en cuenta la diversidad de votos que se dan en sus tres provincias, a saber: Guipúzcoa, Vizcaya y Álava. Es curioso que siendo la capital de la primera de ellas, San Sebastián, la ciudad mimada por el dictador Franco, sea su provincia el lugar más abertzale de la Comunidad, y en su pueblos son los nacionalistas de uno y otro signo los que vencen en los comicios ante las listas de “paracaidistas” que presentan PSOE y PP, me refiero en la municipales, pero cuyos resultados se trasladan a generales y autonómicas; no podemos olvidarnos de la existencia de Los Pirineos.

            Álava, con su capital Vitoria, es la provincia más abierta al actual constitucionalismo y en ella, PSOE, PNV y PP son mayoritarios. Vizcaya es territorio propicio para el PNV y, en menor medida para PSOE y PP.

            Aunque sin olvidar que Bildu estará presenta, muy presente, tanto en Vizcaya como en Álava.

            Estas elecciones requerirán más análisis de hoy a octubre, pero sirva este primero de situación del momento actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario