jueves, 30 de agosto de 2012

El funcionario



            No es mi caso, que será explicado detalladamente en otra ocasión, pero el funcionario es la persona que garantiza la legalidad de las actuaciones de los políticos; por ello, la mayoría de la casta de la “Cosa Nostra” apartó de sus funciones a los Secretarios e Interventores de Ayuntamientos y otras Instituciones a los que envió a ejercer la papiroflexia en lugares apartados de la toma de decisiones.

            Se dice, y es cierto, que si estos funcionarios hubiesen seguido realizando funciones propias de su rango, la corrupción  a que ha sido sometida España no hubiese sido posible.

            En Málaga, la ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia, tenemos un caso que puede servir de ejemplo de todo lo que he escrito anteriormente. Vean si llevo razón: el actual concejal de Izquierda Unida del Ayuntamiento de la capital, mi buen amigo Pedro Moreno Brenes, se encontraba ejerciendo de Secretario (de carrera) del Ayuntamiento de Marbella cuando aterrizó por el lugar Jesús Gil estrenando alcaldía. A los pocos días de  tal hecho, le fue entregado a Moreno Brenes un documento al que tenía que dar el visto bueno de legalidad; cuando Pedro leyó el papel se negó a estampar su firma en él, y fue desterrado a la peor de las misiones: a no hacer nada.

            A los seis meses cambió de destino y hoy es Profesor Titular de la Universidad de Málaga, puesto que no ha dejado para ejercer de político y, además, es por el que cobra.
           
            En todo este lío de los ERE de Andalucía, donde presuntamente se desviaron cientos de millones de euros para aliviar ilegalmente a algunos amiguetes de los instalados en las poltronas del poder, estamos asistiendo al paseíllo de los que parece ser tuvieron algo que ver con el desfalco de nuestros impuestos. Pues bien, ha llegado el funcionario Manuel Gómez, Interventor General de la Junta, a la Comisión de Investigación donde ha “largado tela marinera”, y ha sido tal el tembleque que tienen algunos, que Manolo Chaves y Pepe Griñán han solicitado el aplazamiento de sus intervenciones.

            Y todo ello se debe a un Funcionario; escribámoslo con mayúsculas.

2 comentarios:

  1. Sería bueno poder decir a ese Funcionario con mayúsculas(y conseguir sobre todo) aquello de "Creced y multiplicaos". El pais lo necesita.

    ResponderEliminar