martes, 28 de agosto de 2012

El alcalde, el jeque y la portavoz del PSOE



           Hoy es un día grande en la historia deportiva de “esta ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia”, y lo es porque el Málaga CF se juega su pase a la Champion  ante el Panathinaikos de Atenas.

            A pesar de la crisis, son numerosos los malagueños que se han aventurado a ver el encuentro en la mismísima ciudad donde los poetas crearon los dioses y la sabiduría iba de mano en mano al igual que hoy la falsa moneda es pasto de las tarascadas de los especuladores.

            Pues bien, entre los malagueños que acudirán hoy para ver si se realiza la epopeya se encuentra el incombustible Francisco de la Torre Prados, alcalde y senador de y por Málaga, que cobra por la segunda actividad y alivia algo las sacas del Ayuntamiento malacitano.

            Los blanquiazules de toda la vida llegan algo mermados de calidad porque El Jeque, que para los malaguistas fue un maná caído del cielo, sufre también los efectos de la ruina y, a cambio de alguna calderilla que puso sobre el rectángulo de La Rosaleda, anda jugando al vendo que te vendo y ha largado, entre otros, a Cazorla.

            María Gámez, buena mujer y portavoz del PSOE, ha preguntado a los mandones municipales del PP quién ha pagado el viaje del señor Alcalde para ver a los chicos de El Jeque, y le han contestado que el Málaga CF corre con los gastos de viaje y estancia de El Regidor de la ciudad donde los espetos son un don divino; a renglón seguido, Paco de la Torre ha afirmado que él pagará de su particular talego la manduca; los que conocemos bien, o conocíamos, los hábitos de este todoterreno político, sabemos que con una tortilla a la francesa y poco más va que chuta y mete gol, gol que es el que le hace falta a la muchachada de Pellegrini.

            La portavoz del PSOE ha cogido un berrinche de mucho cuidado y ha señalado con el dedo al bueno de Paco, aunque para un servidor ya no lo es tanto, y le ha espetado que está demasiado tiempo fuera de Málaga; creo que quiere referirse a sus viajes a Madrid como Senador del Reino.

            Bueno, pelillos a la mar y todos y todas cantemos eso de “campeones, campeones, campeones, oé, oé, oé, oé…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada