miércoles, 15 de agosto de 2012

Belly




           Los que siguen mi singladura de “copo” viene y “copo” va, sabrán que mis ratos de ocio malagueños los paso en el “Gran Vía”. Aquí, “donde el viento silba nácar”,  La Antilla, el jolgorio lo vivo en el Club “Vera de Mar” que regenta Rafa Toscano.

            Este año, entre el personal contratado, hay una chica llamada Belly, de bella, pues la Virgen de la Bella es la patrona del lugar, que es un primor de criatura con ese pelo negro y su cola de caballo, su sonrisa permanente en boca y ojos, qué ojos, madre, qué ojos, y una voz que en las noches de cante que por aquí se dan, consiguen que la Luna se asoma para verla y escucharla mientras las estrellas Spica, Altair y Antares doblan palmas por sevillanas.

            Ella es mi virgen a la que rindo culto de hiperdulía, y cuando solicito de ella el favor de que deposite en la barra un café, una cerveza, un tinto o un pampero, lo hago con tal esmero que el personal cree que estoy cantando una Salve Marinera; y llega Belly, como cascabel de alegría, tintineando y colocando con mimo la copa y yo, la acaricio, se entiende  que a la copa.

            Como hoy es el día de la Virgen de la Bella le he regalado un libro de poemas, y entre ellos hay un romance en el que se lee: Se desliza el vago aliento/ que en la distancia se teje…/ El junco despavorido/ respira su beso verde./ La duna manda callar/ a todo lo que se mueve./ Una ola se desmorona/ y se nuevo se sumerge./ La luna se pone llena/ cuando era cuarto creciente./ El grillo asola la playa/ hundiendo su negro vientre./ El horizonte se funde/ en el espacio celeste./ La concha de la marisma/ hunde su templo de siempre./ La noche que viene tarde/ los destellos ensombrece./ Un sol que ya no deslumbra/ entre pinos rojos duerme/… y un beso como perdido/ a mi lado se detiene.

            Les desvelo un secreto: los dos primeros versos y los dos últimos conforman el estribillo de unas sevillanas de este lugar maravilloso. Pues bien, esas sevillanas van a ser cantadas por Belly cualquier día de estos. Al tiempo.

3 comentarios:

  1. No me extrañaría nada de nada que a más de uno y una, mirando esos ojos de Bella, le dieran ganas de hacer el Bestia... ó recitarle un poema.
    Menos cantarle una saeta, cualquier cosa, ea!!

    Tú tienes un "toque" muy especial, no hace falta que aprendas nada en facebook.

    Besos para Belly de mi parte, por esos ratitos que te dedica y que te hacen sonreir.

    Un abrazo para ti.

    Ana Pastor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, querida Ana.
    Esta chica es un primor. Le he regalado nuestro libro azul-celeste y se ha puesto la "mar" de contenta.

    Ha prometido aprender las sevillanas del Romance del Beso perdido y, dice, las va a cantar. Ya te contaré, pero mientras llega el momento, o no, todo mi cariño hacia ti.

    Dos besos y un pellizquillo en la mejilla.

    ResponderEliminar
  3. Menudo regalazo le has hecho!! Hay muchísimo amor en "Donde el viento silba nácar", tu/mi libro azul.
    Seguro que Belly se aprende el romance y te lo canta por sevillanas, si tiene la voz tan bonita como los ojos, le va a quedar de maravilla.Lo que váis a disfrutar y lo que yo me alegro!!

    Me llegó el pellizquito, justo en la mejilla derecha encima del lunar.
    Tu cariño y tu ternura,ay!! me llegan cada día en tus dulces palabras.
    Gracias y besos, corazón.

    Ana Pastor.

    ResponderEliminar