domingo, 1 de julio de 2012

Un segundo más




           El pasado 30 de junio, sábado, ha durado un segundo más según decisión del Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y Sistema de Referencia (IIERS); no me pregunten ustedes las causas porque no he intentado explorarlas, lo único que sé es que a dicho tic-tac se le denomina segundo intercalar o adicional.

            El personal ha vivido tal acontecimiento de dos maneras bien diferentes: o bien no enterándose de ello o bien encogiendo los hombros como si fuese cosa de poca monta, y es que un segundo o pendulazo de izquierda a derecha, parece carecer de importancia.

Pues bien, fíjense que ayer en la partida de póquer que tengo todos los sábados, con un full de ases dejé en cuestión de décimas de segundos cincuenta euros encima de la mesa, y un mal amigo aceptó la apuesta y se llevo dichos pavos con un color; y ya les digo, décimas de segundo.

Si tuviésemos todos y todas la posibilidad de rebobinar al sábado, nos daríamos cuenta de conocer las cosas y hechos que hemos perdido o ganado en un segundo.

Aquel guiño que pude o no hacer, aquella caricia que por pensar no secó la lágrima que brotó en el otro o la otra, el beso que no fue por cobarde, el frenazo que costó una vida, aquella llamada a la que no respondí y produjo un sabor amargo en el que esperaba un “hola, que tal”, el sí o  no que despertó o apagó para siempre una ilusión, la duda que me asaltó durante un segundo para comunicarme con alguien, el silencio que no rompí y durante más de tres horas hizo insoportable la soledad acompañada, el despiste que ocasionó un accidente por encender un cigarrillo…

Un segundo es un mundo, una vida, una muerte, un sí, un no, un encuentro, una huída, una ruptura, un crimen… ustedes, queridos amigos y amigas, podrían, si desean compartir conmigo un segundo de su existencia ir añadiendo más hechos a esta lista que les presento. Tan sólo les pido un segundo.

Quién no ha escuchado alguna vez en su vida: “En el último segundo…”, pues bien, el sábado pasado no fue el último sino que tuvimos otro de regalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario