sábado, 9 de junio de 2012

De poetas y triángulos



Dedicado a Magda y Ana

            Digamos que he pasado dos días y una noche entre poetas. En el lugar donde Julio Anguita llegó a ser Califa, antes de su éxodo a Madrid, compartí mesa con Antonio Carvajal, Morales Lomas, Manuel Gahete, Juana Castro, Balbina Prior y más personal de heptasílabos y endecasílabos desperdigados entre canapés y agobiado por los Fahrenheit que intentaban acabar con nosotros.

            Se trataba, por un lado, de leer poemas con Carvajal y Morales Lomas, y por otro de estar presente a la hora de que el primer mencionado en este párrafo recibía el Premio de Andalucía de la Crítica, ay lo críticos, bichos mal vistos por numerosos autores y autoras.

            Pero claro, dos lados forman un ángulo, mas si añadimos otro más podemos conseguir un triángulo equilátero (tres lados iguales), isósceles (dos lados iguales) y escaleno (los tres desiguales). Pues bien, resulta que llegado al lugar que todo lo acoge y todo lo silencia, léase, Málaga, tras una ducha de pecado capital, sumergí mi ser en Facebook para deleitarme con los ingeniosos mensajes que nos cruzamos los más íntimos e íntimas. Pero conseguí un triángulo escaleno, porque gracias a nuestra peculiar forma de ser no existimos dos personas iguales.

            Pero el inventó resultó fallido al estallar en mil pedazos la ironía y convertirse la misma en una burda realidad, fuera de todo sueño de mitos y argucias que uno se busca para ser algo más feliz. Así que, tras una tarde que es mejor olvidar, menos un instante en que escuché voces amigas a través del móvil salvador y, a veces, las más, perverso.

            Le puse fin al día tras ingerir unas malditas pastillas azules con las que me fui a dormir a pierna suelta, no sin antes releer un torrente de belleza de Pepe Hierro: “Llegué por el dolor a la alegría./ Supe por el dolor que el alma existe./ Por el dolor, allá en mi reino triste,/ un misterioso sol amanecía”

            Este Copo no lo entiende nadie, a lo más tres personas y un servidor de la verdad; pero permitan la licencia de escribir, aunque sea un día, para mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario