miércoles, 6 de junio de 2012

Bien por Alfredo Taján



         Don Alfredo Taján, Director del Instituto Municipal del Libro, dependiente del Ayuntamiento de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, ha puesto un dedo en la llaga al escribir en una de sus soberbias columnas periodísticas sobre la actual Feria del Libro de Málaga.

            Con el título de “Leo, luego existo”, un remedo trucado de alguien muy importante, el señor Taján se siente molesto porque algunos de la canallesca han apuntado sus escritos a la presunta endeblez del último mercadeo del libro, sito en el Parque de Málaga.

            No le han gustado nada las críticas vertidas sobre este evento, al igual que a un servidor de ustedes le desagradó de manera sublime su horrible silencio cuando el Ayuntamiento del PP de Málaga, del que es servidor y por ello cobra, finiquitó la Colección de Poesía “Ancha del Carmen”, siendo Delegado Municipal de Cultura el señor Briones y Alcalde de la Villa don Francisco de la Torre; una acción, única en la historia de España que un Pleno guillotine a los heptasílabos y endecasílabos que no hacen pupa a nadie.

            Está dolido el señor Taján por lo vertido sobre las casetas de la Feria del Libro que no llegan a sumar la treintena y de la que una tercera parte, ente pitos y flautas, administraciones y oficialidad, Ayuntamiento, Junta, Diputación, Cedma, CC del 27, etc., suman la tercera parte de las instaladas en ese hermoso parque que, al mismo tiempo, es un horno ardiente de terral y soledad.

            El señor Taján solicita que se cambie la estructura, ubicación, organigrama y no sé qué más; pero  ocurre que él, la institución a la que pertenece, forma parte de todo ese conglomerado que critica, eso sí, dolido, por críticas extrañas a su cortocircuito literario, siempre el mismo, los mismos y las mismas que llevan a un verdadero hastío.

            Pues claro, señor Taján, que vamos a seguir leyendo, pensando y criticando todo aquello que, aunque firmado a nivel personal, sabemos que proviene de la Institución a la que usted pertenece.

6 comentarios:

  1. D. José; le escribo para preguntarle si es posible que podamos quedar algún día para poder darle la mano y conocerle personalmente. Ya sabe que yo vivo en Málaga, y sé, por lo que he leído, que es usted buen cliente del "Gran vía". Quizá un pequeño encuentro allí sería apropiado. Para esto debo decirle que -de momento- no trabajo los viernes por la tarde. Ya me dirá usted lo que sea. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. De momento, el viernes 15, a las 6 de la tarde, nos podemos ver en el Gran Vía, calle Don Cristián. Si me puedes adelantar el motivo, te estaría agradecido.
    Cordialmente

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay más motivo que conocer a alguien que admiro y poder charlar un rato con él, sin compromisos, tomando algo fresco.(Además, no me extenderé mucho, para no contrariar a mi futura esposa; si no luego tengo que "dormir en el sofá"). Muchas gracias por la respuesta. Si sigue en pie, allí estaré.

      Eliminar