miércoles, 16 de mayo de 2012

Ruta de la Homofobia




           Existen días extraños en la vida de cada uno. Lo que llevamos de horas de este 16 de mayo lo ha sido para mí, y en el fondo tengo la percepción de que lo va a seguir siendo.

            En primer lugar, no valen engaños entre  usted y yo, he despertado al día a las 13:30, pues tras una noche de insomnio pensando qué mundo les tocará vivir a mis nietas Carmen y Elena, y pasar de la Cope de Adolfo Arjona a la Ser de Macarena del Río, y viceversa, hasta pasadas las tres de la madrugada, he iniciado algo sonado lo que puede llamarse mediodía.

            Comprenderán ustedes que hasta la hora del almuerzo no he probado bocado, pero lo más lamentable es que tras ingerir don frescos lenguados, un cacho de tortilla a la española de buen grosor y un trío de deliciosas mandarinas, he intentado comenzar con mi labor de dar la lata a cualquiera; misión imposible, pues los bostezos iban en aumento hasta que decidí bajar al Gran Vía y tomar un rico y puro crema.

            Hecha la labor por intentar servirles, abrí el buzón y una mala leche impresionante invadió todo mi ser, pues ese lugar que debía ser divino, si siguiéramos con la quimera de las epístolas, se encontraba invadido por toda clase de apuñalamientos de impuestos, entre otros: el mal llamado IBI, MoviStar, el Seguro del viejo Toledo que no uso, la cofradía de la Zamarrilla, el recibo de los muertos, la residencia La Esperanza… que, unidos a la subida del IRPF, se van a llevar por delante la extra que tenía preparada para mis dos cielos antes mencionados.

            Después he abierto el buzón de los email y, aunque portador de agradables noticias de Magda Robles, Ana Pastor, Francisco Barceló, Mary Manito, Basallote, Gioconda y la biblia en pasta de facebook, me he encontrado con uno procedente de ReservasGay.com en el que, con motivo de celebrarse mañana el “Día Mundial contra la Homofobia” recomienda, a través de una lista negra, “Ruta de la Homofobia”, no visitar una serie de países, a saber: Afganistán, Irán, Pakistán, Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Yemen, Somalia, Sudán, Nigeria, Mauritania y Ciudad del Vaticano.

            Por ahora se salva, y de ello me alegro cantidad, la ruta que va desde mi casa al Gran Vía, y viceversa; por ahora, digo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario