jueves, 5 de abril de 2012

Semana Santa de Málaga (y III)


BESO AL NIÑO


Descansa el niño pobre en su tribuna
mirando alegre el cielo azul que ondea
el blanco manto que su Cristo airea
con rubor complacido de la luna.

Es noche malagueña de aceituna,
de payos y gitanos, es marea
abierta, Santo Cristo que cimbrea
los mimbres doloridos de mi cuna.

Pasa lento. En silencio. Sin violencia.
Un labio de clavel rojo encarnado,
pétalo de crisol desparramado,

acaricia la cara del chiquillo.
Es un beso, un latido de presencia,
humilde cauce de mi Dios sencillo


(Del poemario “Donde el viento silba nácar” de J. García Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario