martes, 20 de marzo de 2012

Primavera


Cantan, cantan y cantan las cigarras.
Sus cantos son del día pregoneros,
abejas liban néctar de romeros
y borrachas se asientan en las parras.

El azul barco suelta sus amarras
y las gaviotas vuelan tras los meros.
Ríos de plata, rezos marineros
de manos que acarician sus guitarras.

Abren al sol desgarros coloridos:
claveles, amapolas y azucenas.
Yo te enseño y te muestro mi desgarro,

abre tú los candados del olvido,
convirtamos en agua las arenas
y florezcan las rosas en el barro.

(Del poemario “Donde el viento silba nácar” de José García Pérez)

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario