jueves, 22 de marzo de 2012

La reflexión de mañana


Al incorporar estas letras a un medio digital, o sea, al introducirlas en el océano de Internet, pueden llegar a ellas una serie de personas que no tenga ni zorra idea de lo que es Andalucía, por lo que es necesario aclarar que es una parte (pueblo, región, territorio, comunidad o nacionalidad) del Reino de España.

Sus habitantes, aunque sumisos y abatidos por un 30% de paro, son personas amables que, no sé cómo, van tirando como pueden, que ya es tirar, y a los que no se les nota en demasía que la pasan canuta.

Pues bien, aquí, en esta tierra de tronos y pasos, de olivos y palos de golf, nos encontramos en periodo de elecciones políticas que remataremos el próximo día 25, eligiendo al partido menos malo para ver si nos saca de la ruina en que estamos sumergidos, algo harto difícil eso de dar con los dirigentes más adecuados.

Es costumbre en España que exista un día de reflexión anterior al día en que acudimos a las urnas. Vamos, lo que quiero decir es que mañana estamos llamados a reflexionar para pensar tranquilamente el sentido de nuestro voto.

La reflexión política consiste en que estaremos veinticuatro horas sin que los políticos nos machaquen con mítines, propagandas, caravanas y demás chucherías de visitas a mercados, regalos de mecheros y bolígrafos, y cosas por el estilo; lo que es de agradecer.

Todo el que ama no reflexiona, porque amor y reflexión son parámetros contradictorios o líneas paralelas que jamás se encuentran; por lo que, a un servidor de ustedes, y doy gracias por ello, le va a ser muy difícil ejercer la reflexión a la que me convocan los gurús de la política.

Y es que el menda, en estos días, levita un par de centímetros sobre el duro asfalto de la maldita lógica, esa lógica que invita a que los cables del razonamiento no conformen un circuito, por lo que huyo de cualquier cordura y voy sumergiéndome, además adrede, en la santa locura del amor.

Ya sé que ello no es normal, pero cualquiera me quita a mí la dicha de creérmelo.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario