sábado, 17 de marzo de 2012

Chaves, el ausente


Nos encontramos a un tiro de piedra para saber si el PP obtiene mayoría absoluta o si una coalición PSOE e IU será la encargada de gestionar la crisis estructural de Andalucía, porque de si algo estamos seguros es que ni los unos ni los otros van a resolver la ruina secular de Andalucía. Así pues esta última semana de precampaña estamos abocados a escuchar el mayor bulo de promesas que se haya vertido sobre los oídos de nosotros los andaluces.

Hay un hecho que me extraña en demasía, y es la no participación de Manuel Chaves, el que fuese todopoderoso Presidente de la Junta de Andalucía, en la campaña, así como la de su acólito Gaspar Zarrías, el giennense venido a más en la estructura federal del Partido Socialista.

¿Cuál será la causa real por la que Chaves se ha ausentado durante estos quince días de su muy amada Andalucía?

En verdad, a qué puede deberse. Los hay que afirman que como trabuca palabras a la hora de explicarse, lo mejor es estarse calladito. A mí esa razón no me vale, porque después de leer una valla electoral del PSOE en la que se lee: “Elije a Pepe Griñán”, no existe mayor metedura de pata a no ser que el gramático encargado de redactar el slogan sea un forofo de Juan Ramón Jiménez.

Existen otros que achacan la ausencia de Chaves a aquella promesa hecha en su día de convertir a Andalucía en la California española, promesa para hartarse de reír después de que más de un millón de andaluces se pasan no los lunes, sino todos los días de la semana a pleno sol.

Y por último, se encuentran los malvados de siempre que razonan su ausencia por los favores realizados durante su mandato a miembros de su querida familia, a saber, hijos e hijas y algún que otro hermano.

Sea por lo que sea, la realidad es que Manuel Chaves, el superhombre andaluz, nacido en Ceuta, no ha pisado esta tierra de María Santísima durante la campaña.

¿Me pueden facilitar ustedes alguna razón? Lo agradecería de corazón.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario