miércoles, 4 de enero de 2012

Igual que niños


Con exquisito tacto dejaré los zapatos en la terraza y con ellos, la ilusión que debemos procurar que la chiquillería no pierda. Uno ya la tiene bastante extraviada, pero se siguen haciendo ejercicios para recuperarla. No es que sea bobo, sino que desearía seguir creyendo en leyendas que alguna vez creí; la escritura ayuda un montón.

Hoy sigue siendo la Noche de la Magia, y voy a hacer lo posible para no desbaratársela a los pequeñuelos; así que me asomé a la terraza adornada de pascueros y también de una sinfonía de amapolas que ha venido a instalarse en una de las macetas. Mañana, en paquetitos envueltos con cariño y papelines de colores, estarán la colonia, la corbata y una roja camisa. Y yo aplaudiré ante los abiertos ojos de ellas que esperarán mi reacción; y seré plaza donde anide el asombro.

“No te comprendo, me decía el otro día un amigo: pasas del infierno al éxtasis; del romanticismo a la química de la viruta política; te columpias en la utopía y otras veces te abaratas con la realidad más inmediata; saltas demasiado de un lugar a otro, y dejas demasiadas cosas en el brinco”. Como se dice vulgarmente, tal vez con razón, me dio un repaso de mucho cuidado.

Me regocijé en su extrañeza. Recordé a Fernando Pessoa cuando decía aquello que “quien te comprende, te prostituye”, o sea, te compra y vende, te usa, te estruja, te extrae el zumo y, después de haberte manoseado por haber sido comprendido, te arroja al cubo de la basura de los hombres y mujeres rotos y rotas.

Todos y todas hemos sido vapuleados y heridos por la realidad de la existencia, por nuestra chata forma de entender la vida. Esta Noche de Magia será una hermosa noche para lo que nunca cerraron la boca del todo, o sea, para los que tienen asombro o quieren volver a tenerlo.

Voy a cerrar los ojos al tiempo que pienso si mis grandes zapatos contendrán carbones negros. Seguro que no, pues en el fondo, no es necesario rascar en demasía, soy como un niño. Y me alegro.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

2 comentarios:

  1. Don José:
    Yo también he cerrado los ojos esta noche.
    Un fuerte abrazo y FELIZ 2012.

    ResponderEliminar
  2. Me imagino que ya estarán abiertos y llenos de asombro, Abrazos.

    ResponderEliminar