miércoles, 30 de noviembre de 2011

Apechugar con el muerto


Realmente en la definición del dicho “dejar el muerto” a alguien, no aparece el vocablo apechugar, pero me parece más castizo que “pasar el muerto”, “dejar la patata caliente a alguien” o “dejar la responsabilidad de algo a alguien”.

Habrán caído en la cuenta que el muerto es el dictador Francisco Franco, al que el final del estudio sobre la llamada “Memoria Histórica” indica que su cadáver, o lo que quede de él, debe ser desempolvado y llevado a otro lugar; parece ser que, según todas las noticias, la familia se niega al traslado del mismo por los páramos de España. Y por ahí, anda la cosa que yo sepa.

Desde que llegó el señor Zapatero al palacete de la Moncloa se emperró en el tema de la ley de “Memoria histórica” que, como finalidad suprema, tenía, quiero creer, dignificar y honrar a todos los muertos de nuestra particular y cruenta guerra civil, así como todos los “paseíllos” y “putadas” que tuvieron lugar durante el postfranquismo más duro. La cosa comenzó bien, según mi modesta forma de entender semejante lío, pero poco a poco, todo se fue emporcando y volvieron los fantasmas de siempre, ya saben, que si los azules por un lado y los rojos por otro les dieron con sumo placer al gatillo; de tal forma fue el desaguisado, que hubo cantidad de muertos que se echaban los unos a los otros.

Hoy, cuando Zapatero es un cadáver político, le ha pasado el muerto a Rajoy que, lo que son las cosas de la política, tendrá que apechugar con la desidia de los que han esperado hasta el último momento para ver qué coño hacían con los restos de Franco.

Siendo este caso lúgubre por excelencia, nada tiene que ver con la otra patata caliente de los cinco millones de parados que esperan, como agua de mayo, un curro que les saque de la ruina. Pido perdón por adelantado, no sea que cualquier nostálgico de acá o de allá se me eche encima, pero creo que es más importante dar trabajo a los que están casi muertos, que pasear el cadáver del Felipe el Hermoso de nuestro tiempo.

Y otra cosa digo, ¿porqué estando este Gobierno en funciones han aligerado el indulto del banquero Alfredo Sáenz?

Espeluznante juego de muertos, vivos y vivales.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

martes, 29 de noviembre de 2011

La tigresa de ETA


Iola López Riaño, bellísima y atractiva mujer, conocida por “La Tigresa” de ETA, ha pedido perdón a sus víctimas; aunque no se sabe bien si de golpe o una a una, hasta llegar a veintitrés que ha sido la cifra de asesinatos de tan hermoso ejemplar felino.

No llego a comprender que tanta belleza de cuerpo cubra a tan sanguinaria asesina, con lo que queda destrozado el popular refrán o dicho de que “la cara es el espejo del alma”. Por este deseo suyo de querer un Euskadi a su gusto, no pestañearon por un momento sus hermosos ojos a la hora de hacer saltar las malditas lapas o rociar de balacera las entrañas de sus “objetivos militares”

Por todo ello, fue condenada a 2.000 años de cárcel que, lógicamente, no va a cumplir, bien porque, aunque bella, se marchitará o bien, cosa que no creo, porque aparezca un indulto que la salve de la ley de Jehová, aquello del “ojo por ojo y diente por diente”.

Gracias a esa petición de perdón, “la tigresa” ha pasado de vivir su condena penitenciaria en primer grado -régimen cerrado, el más duro y que no permite optar a ningún tipo de permiso- a quedar clasificado en un segundo grado que le permite algún que otro favor de la Dirección General de Prisiones, o como quiera que se llame el carguito.

Cabe preguntarse si Iola está realmente arrepentida de sus masacres o anda buscando pasar una siesta con su novio formal, otro personaje de película. Y también vale la pena cuestionarse si los familiares de las víctimas, una a una o agrupadas alrededor del dolor, han llorado ante el dolor de contrición de “la tigresa” o han entonado aquella famosa frase de Enrique Múgica ante el asesinato de su hermano Fernando: “yo, ni olvido ni perdono”. Sin comentarios.

Lo mejor de esta película, no de ficción, es que la querida ETA de “la tigresa”, a pesar de que hace unos días anunciara el fin de la violencia, ha expulsado de la banda asesina, por blandengue, a su más bella integrante.

¿Qué pensar?, ayúdenme porque estoy hecho un atolladero.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

lunes, 28 de noviembre de 2011

El "campeón" Blanco


José Blanco, todavía Ministro de Fomento en funciones y diputado electo por la circunscripción de Lugo el pasado 20 de noviembre, ha sido el segundo hombre fuerte de la era de Zapatero. No tenía pelillos en la lengua a la hora de zurrar de lo lindo a sus adversarios, a los que, un día sí y al otro también, les pedía su dimisión como políticos aforados al primer tropezón que cualquiera de ellos tenía con la Justicia; de tal forma, que si los vencedores de hoy se hubiesen arrugado ante sus peticiones, el Partido Popular de Mariano Rajoy no existiría en la actualidad.

Ahora el caso “Campeón”, iniciado por la juez Estela San José, ha acampado en el Tribunal Supremo de Justicia en el que el Ministerio Público, a través del fiscal, parecer ser que ha encontrado indicios razonables de ser investigados; claro es que, como Blanco ya es diputado por Lugo, dicha investigación sólo puede llevarse a cabo por la Sala Penal, pues el que fuese el hombre fuerte de ZP conserva su fuero ante el Supremo. Lo que no tendría nada de extraño es que un juez instructor lo llame a declarar como imputado.
Toda esta nueva movida de presunta corrupción tiene su inicio cuando apareció el coche oficial, del todavía ministro, en una gasolinera para “despachar” asuntos “semioficiales” con alguien que estaba interesado en pagar favores, prebendas y demás oficios del buen vivir. Como en todos estos casos, siempre hay un primo hermano o segundo que es el que se dedica a realizar los recados, sobre en mano y bien repleto de un surtido billetaje.
Parece que el asunto va en serio, pues entre sms y demás derivados espiados por la eficaz policía de Rubalcaba, la trincalina ha tomado un pelaje de mucho cuidado. Sin embargo, aunque todos sabemos que sobre nosotros se yergue el ojo mágico del espionaje, me asombra la candidez de Blanco cuando, sacando pecho, dijera aquello de “llegará el momento de defenderme”.

Pues eso, que dimita de ministro, entregue su acta de diputado y nombre su abogado defensor, pues mal le pinta el porvenir al PSOE con este inicio de legislatura.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

domingo, 27 de noviembre de 2011

Un titular que me ha chirriado


El decano de la prensa malagueña, Diario Sur, del que soy un pequeñísimo accionista, está publicando una serie de fascículos para conmemorar el 75 Aniversario de su nacimiento.

Uno de ellos está dedicado al fallido golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 que un grupo de militares de alto rango intentó dar contra el régimen legalmente establecido y que alcanzó su culmen con la promulgación de la Constitución de 1978.

En realidad, todo lo que tenía que decir sobre este tema queda recogido en un libro que publiqué, titulado “18 horas con Tejero”, y en el de que una forma desenfadada -ya había transcurrido un montón de años del “tejerazo”- relato los acontecimientos que durante 18 horas viví en el interior del hemiciclo.

La información, por breve, del citado fascículo queda como cogida con alfileres, pero a un servidor de ustedes, como “malagueño nacido en Melilla”, y metiéndome donde ya no me debe importar casi nada, no me ha gustado ni un pelo que el señor Víctor Heredia, al que creo no conocer, haya titulado ese triste pasaje de la historia de España con el siguiente titular: “Un malagueño amedrenta a todo el país; miles de ellos defienden la libertad en las calles”.

Comenzaremos por ese comentario en el que se afirma que “miles de ellos defienden la libertad en las calles”; esos miles quiénes fueron, dónde estuvieron, cómo defendieron la libertad. Tal vez se refiera el señor Heredia a la manifestación que tuvo lugar en Málaga, pasados unos días del secuestro, en la que un pequeño tanto por ciento de la ciudadanía salió a la calle con una pancarta en la que se leía: “por la democracia, por la libertad, por la constitución”. Pero, vamos, lo que se dice defender la libertad, de eso nada, ni en Málaga, ni en los aledaños del Congreso de los Diputados, ni en sitio alguno. Los cines abrieron, los bares no cerraron, los prostíbulos siguieron con sus putas y chulos, y los ciudadanos, lógicamente, o no, asustados en sus casas.

Pero lo que no tiene pase es cuando se lee: “Un malagueño amedrenta a todo un país”. Eso qué es: ¿una exaltación de malagueñismo? ¿un acto de valentía?... qué es, vuelvo a repetir. Lo suyo es haber titulado: “Un teniente coronel de la Guardia Civil, pistola en mano, acompañado de doscientos guardias civiles con armamento, secuestra el Congreso de los Diputados”

No pretendo enmendar la plana a nadie, pero los que me conocen, no más de tres personas, saben que hay cosas que no puedo callar, pues estallaría el duodeno.

www.josegarciaperez.es
www.papel.literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

sábado, 26 de noviembre de 2011

NEGACIONES


PRIMERA
.
NO oculto nada,
dejé todo en el borde del aquí.
Ahora busco sendas de locura.
Detengo mi camino cuando huelo el sentimiento
y prendo el fuego del amo.
Sigo mis pasos deteniendo al alba
y rocío mi cuerpo con tu ausencia.

SEGUNDA

NO nacen las palabras.
Quiero decir “te quiero”
y se quiebra el destino del mensaje.
Las palabras de ti perecen en su inicio,
se agolpan en mi mente
y la noche las cubre.

TERCERA

NO fui capaz, a secas, sin tapujos.
Tuve miedo de mí, de ti, de todo
y sin embargo te amo.
¿No me crees?
Si me vieras llorar
cuando apago la luz y se enciende tu sombra.
No me crees,
y sin embargo te amo.


CUARTA

NO cesa tu silencio.
Mejor sería que gritaras
golpeando las olas con tu nombre.
O tal vez, lo mejor sería
borrarte de mi agenda de presencias.


Nota
El autor de estas “Negaciones”, confundió durante años, muchísimos años, “existencia” con “vida”. Un día, atravesando la “existencia” se encontró con la “vida”, y nació de nuevo. Es, por tanto, joven a la “vida” y anciano a la “existencia”. Cuando solamente “existía”, dedicó su vida a caminar sobre las huellas de otros, siguió a numerosos hombres, aprendió diversas doctrinas, consiguió algunas metas y obtuvo algunos premios. Cuando descubrió la “vida”, empezó a amarse y a descubrirse como ser diferenciado; siguió los impulsos de su corazón, aprendió entre sus manos la belleza del vacío, consiguió ver, por un instante, el ideal del “ser-hombre” y saboreó el camino.
En la actualidad, dedica su tiempo a escribir y vivir la poesía.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Andalucía, la deseada


Tras las Elecciones Generales y la visión política de José Griñán de dejar rancho aparte las autonómicas andaluzas, nuestra tierra, Andalucía, se ha convertida en la fruta apetecida de socialistas y populares, a la que ya se conoce por la “primavera andaluza”.

De aquí a marzo o abril de 2012, Andalucía se habrá convertido en la nueva Numancia. ¿Será capaz el PSOE de aguantar el asedio de la bandada de gaviotas azules que vuelan sobre el Hospital de las Cinco Llagas, sede del Parlamento andaluz? ¿Será posible que el siempre derrotado Javier Arenas se convierta en Presidente de la Junta de Andalucía?

De momento ya sabemos dos grandes (?) acontecimientos políticos que tendrán lugar en la llamada tierra de María Santísima en febrero del citado año: los Congresos nacionales del PP y PSOE, o lo que es lo mismo, toda la artillería pesada, pasada y pisada estaré presente en la ciudad, Sevilla, que se basta a sí misma.

Arenas pidiendo a su Dios que Rajoy no corra más de la cuenta a la hora de pegar los tijeretazos que tendrá que dar, y Griñán, lo que son las cosas, deseando que los realice, al tiempo que ya hoy ha solicitado al futuro Presidente, todavía electo, la cantidad de ochocientos millones de euros para limar algunos problemillas que tiene contraídos.

De aquí al tiempo de los roscos y polvorones, veremos algunos detalles a los que hay que estar ojo avizor; uno de ellos será UPyD, el partido de Rosa de España.

Aunque Rosa no ha tocado poder en Andalucía, si en 2012 repite, no digamos si aumenta, la bolsa de votos, obtendrá, al menos, tres o cuatro escaños en el Parlamento de Andalucía; número que puede ser decisivo a la hora de volcar la balanza del poder a favor del PSOE o PP, siempre que este último no obtenga mayoría absoluta.

Pues bien, si la futura Mesa del Congreso de los Diputados, o sea, el PP, otorga a UPyD Grupo Parlamentario propio al que no tiene derecho por no haber obtenido el 5% de los votos, el pacto entre ambas formaciones políticas estará hecho en Andalucía, pues en política no se da nada gratis.

Seguiremos con el tema.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Mi credo particular


Deseo transmitiros mi credo a fin de que no existan equívocos entre ustedes y yo.

Creo, Señor, que no deben existir señores; ni siquiera, Tú.

Creo que todos debemos ser algo más que hermanos. Los hermanos, muchos de ellos, nada más se ven por Navidad; por ello, haciendo honor a tu palabra, debemos llegar a ser amigos.

Creo que la Tierra se creó desde el amor infinito de su propia esencia; y creo que la estamos destruyendo. Que estamos como perdidos en ella, y por eso nos hace falta girar y mirar a Belén.

Creo que Él no es tu único hijo. Creo en el misterio del espíritu con mayúsculas. Y creo que ese espíritu nos anima a ser nosotros mismos, y que somos nosotros los que huimos hacia fuera buscando un no sé qué.

Creo que el espíritu está instalado a la izquierda del corazón del hombre, y desde ese rincón bombea hálito a nuestra existencia. Creo que el espíritu es la Vida, y cuando ésta falta, nos hace como cosas, objetos que van de acá para allá, duermen y comen, cobran y gastan.

No creo en la iglesia instituida por los hombres que dejaron de ser hombres y se escandalizan por los impulsos que la Vida envía al corazón del hombre.

Creo que Jesús de Nazaret murió asesinado por los hombres políticos y religiosos de su tiempo. Y creo que a otros “nazarenos” de la actualidad, les ocurre exactamente igual. Quiero creer que resucitó y sigue resucitado en todo hombre de buena voluntad que intenta hacer Vida su propia existencia.

Me encantaría creer en la resurrección de los muertos, pero apuesto más fuertemente por la resurrección de los vivos que están muertos, instalados en su propia seguridad.

Y creo que cuando los seres-dormidos despierten a la Vida, habrá un bello mundo de tolerancia, justicia y libertad.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

Hoy he sido feliz


No es poca cosa la afirmación del título de este artículo, pero es verdad y por ello deseo transmitirlo a mis amigos y amigas de facebook, y a todos aquellos que deseen compartir conmigo ese instante que hoy, esa felicidad, ha durado más de siete benditas horas.

Explicar el principio supone una cierta complejidad. Verán ustedes, tenía hoy, por ayer, un recital poético en Alameda, una pequeña localidad malagueña. Lo complejo es explicar que existe una cierta descoordinación entre mi cerebro y mis pies, o sea, que no siempre las órdenes que envío a los dátiles inferiores llevan el circuito adecuado; algún día explicaré el problema. De manera que, no fiándome de mí, pedí a un amigo del Gran Vía, ya saben ese sagrado bar donde transcurre buena parte de mi día, que, si era factible, me llevase al lugar donde el poeta José María Hinojosa vivió su adolescencia y juventud. Ninguna pega por Manolo, bético al por mayor y un servidor de ustedes, sevillista, a pesar del desastre que ambos padecemos.

Los setenta kilómetros de ida transcurrieron con tanta rapidez que, sin ir embalados, estábamos en la villa citada en un santiamén. Y todo, porque la conversación, más que amena, yo diría asombrosa por su diversidad, nos deleitó mientras atravesamos la vega de Antequera.

En la Biblioteca Municipal nos esperaba un nutrido grupo de mujeres y un par de hombres ansiosos de escuchar la humilde poesía del que escribe estas líneas bien avanzada la noche, pues ya estoy en el hoy, o sea, en el 23 de noviembre. Por qué será, me pregunto, que interesa más a las mujeres que a los machos esto de los orondos octosílabos, los finos heptasílabos y los musicales endecasílabos. No tengo respuesta, pero algún día, queridas Magda, Ana, Lola, María St, Gioconda y demás encontraré la respuesta; no dudéis, pues la encontraré.

Qué deciros, para un poeta no hay nada más apetecible que encontrar un público receptor. Y leí de todo, a saber, prosa poética y pura poesía musical. Para mí, o sea, para casi nadie, al final una señora me pidió que repitiese una soleá que había leído. No lo dudé un instante: “Para jornales de hambre/ los tiempos que yo me paso/ sin los besos de mi madre”

La vuelta, con estación obligatoria en el Gran Vía, os lo podéis suponer: que si una cerveza, algo de jamón, una pizca de queso, una menudencia de salchichón, un güisqui, otro más; y todo ello sin intrusos de por medio, a saber, un tal Rajoy o un Alfredo P.

Va por vosotros y vosotras, al resto que le den.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

lunes, 21 de noviembre de 2011

De lo general a lo local


Uno vive, o lo que sea, enraizado en un barrio, plaza, ciudad, y es ahí donde batalla a diario para ser persona, bien en un deseado anonimato o repuntando el maravilloso silencio de existir, pero por esto de escribir casi a diario, el anonimato es imposible de conseguir ya que, según se lancen dardos o loas, casi siempre el punto de mira de otros apunta al menda.

Pero si se es honrado y, además, algo perturbado, no hay forma, o yo no doy con ella, de permanecer en silencio. Existe como una fuerza invisible que empuja a decir lo que se piensa.

En esta provincia de Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, los resultados electorales han sido de escándalo. El PP ha obtenido 6 diputados, 3 el PSOE e IU se ha hecho con un escaño, tras una larga andadura por el desierto.

Vamos, que el PP ha doblado al PSOE y ello no debe quedar, por parte de los dirigentes socialistas, en un simplón encogimiento de hombros hasta que se celebre ese Congreso que hoy se ha anunciado. Los mandamases Heredia y Conejo deben dimitir, mejor dicho ya deberían haberlo hecho, pero mucho me temo que ello no sucederá. No sé qué tienen los sillones políticos, deber se una especie de engrudo viscoso que impide que el personal pueda levantarse; no digamos ya los tapones en los oídos, pues no hacen puñetero caso al clamor de una gran mayoría de sus compañeros.

Y de lo local al localismo, me refiero a la cuna donde nace este Diariolatorre.es, esa maravillosa localidad, Alhaurín de la Torre, donde el valle del azahar se adelgaza. Su alcalde Joaquín Villanova ha obtenido acta de Diputado al Congreso por el PP. Enhorabuena.

Pero dicho lo tal, sería bueno y saludable que dejara la alcaldía de la villa para trasladarse a la Carrera de San Jerónimo. Puede ser que lo esté pensando, o no, y hasta podría ocurrir que por insinuarlo un servidor lo borre de la memoria.

Aunque ello pueda ocurrir, voy a más. Mire usted, señor Joaquín, una buena alcaldesa, pero buena de verdad, sería Marina Bravo, a la que por cierto no tengo el placer de de conocer personalmente. Sé que todo esto entorpece lo que usted piense ejecutar; pero yo la verdad, no me quedo tranquilo sin soltar ese venenillo.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

domingo, 20 de noviembre de 2011

Sin discusión


Ninguna excusa es válida. El PSOE ha perdido las elecciones del 20-N y el PP las ha ganado. Y no hay más tela que cortar. Junto al Partido Popular, Izquierda Unida ha salido de la postración a que ha estado sometida durante años. UPyD también ha obtenido su grupo parlamentario, que no es poca cosa. Pero por encima de todos, el PP, como vulgarmente se dice, ha barrido.

Si exceptuamos Sevilla, el mapa de España se ha puesto color azul de norte a sur y de este a oeste; bueno, se puede argumentar algo de Cataluña, pero si nos ponemos de acuerdo en que CiU es centro derecha, entre convergentes y populares hay una gran mayoría absoluta.

Es interesante que sepamos dar un cierto respiro al nuevo Gobierno de España extraído de las urnas. No hay, pues, que atropellarse a la primera de cambio con huelgas, manifestaciones, concentraciones y algaradas. Hay que darle tiempo al tiempo, y saber esperar.

La ruina que tenemos sobre nuestras cabezas es tan grande, que estamos obligados a ser prudentes y pacientes con los nuevos gobernantes sean, o no, de la cuerda de cada quisque.

Sindicatos, empresarios, trabajadores, funcionarios, jubilados, banqueros y desempleados debemos estar dispuestos a tirar del carro todos a una; nadie debe hacerse el despistado.

No me ha gustado nada que hayan dejado tirado, en la mayor de las soledades, en esta su aciaga noche al candidato Alfredo P. Rubalcaba; pues claro que sí, a su lado todo el gobierno -lo escribo con minúsculas adrede-, desde Zapatero hasta Carme Chacón, pasando por Blanco y Elena Salgado, y toda la ristra de inútiles. Todos ahí, con el que ha dado la cara y se la han partido.

Mañana, si el colocón, me refiero al resfriado, lo permite, haremos algún que otro análisis más localista. Y al otro día, hablaremos de fútbol o amor, de dioses y demonios, hasta que un día, tal vez no muy lejano, comencemos con la tabarra de Mariano Rajoy, al que, si se es demócrata, hay que felicitar. Eso hago.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Reflexionemos: ¿Poesía o Política?


Ya saben, jueves noche de poesía con Félix Grande en tierras de Juan Ramón Jiménez, el gran poeta que dijera aquello de “la poesía es para la inmensa minoría”.

Pues eso, una inmensa minoría se acercó a La Casa de Colón para escuchar unos rizos de versos, y entre endecasílabos y heptasílabos, la gran noticia: “Paca Aguirre, mujer de Félix, había recibido el galardón del “Premio Nacional de Poesía”.

No lo saben, viernes de mañana, mientras espero el tren que me acercara desde esa esquinita de España a Sevilla para seguir hasta esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, Mariano Rajoy daba un mitin en el mismo lugar, o sea, en La Casa de Colón.

Tras comprar, por si las moscas, el consabido décimo de lotería de El Gordo de Navidad, me dije que tenía tiempo para observar qué ocurría por las inmediaciones donde se celebró el acto poético.

Aquello, al contrario que en poesía, era una inmensa mayoría con sus banderitas azules, señoras de bolsos y buenos zapatos, jóvenes inmaculados y hombres de diversas cataduras que descendían de autobuses fletados para arropar al líder.

Estaba a tope. No pude, pues, entrar, pero en las puertas de acceso habían montado cuatro cinco tenderetes con cuatro o cinco adict@s del PP que vendían “En confianza”, libro escrito, dicen, por Rajoy.

Con manifiesta ironía, me acerqué a la más bella y le dije: “Le cambio ‘Donde el viento silba nácar’ por el del jefe”. Ella quedó algo sorprendida y dio alguna que otra excusa. Bueno, comenté, “se lo regalo” y, la muy ladilla, me dijo que ella no leía poesía.

Bueno, contesté, le leo yo y, entre banderolas azules y voraces gaviotas, le susurré dos estrofas de “Elegía de un romántico”. Dicen así:

….
“Dejadme que me crea yo un romántico,
preguntad a los árboles mi nombre,
os dirán con sus ramas este cántico:
sencilla y llanamente es sólo un hombre.
Un hombre que defiende su locura
de un mundo que amamanta la cordura.

¿Acaso es que ya los hombres dejaron
de ser? ¿Acaso puede sin la llama
latir el corazón? ¿O es que apagaron
para siempre la voz que siempre clama?
Que nadie mi silencio solicite
Destruyendo la furia de este envite”


Y salí huyendo corre que te corre.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Ignacio Hernández Calviche


La barra de un bar, si se sabe estar en ella, puede ser una especie de escuela donde la amistad se forja; eso sí, hay que saber estar.

A Ignacio Hernández, joven hombre afable, amable y admirable, lo conocí en el Gran Vía, pequeña y coqueta cafetería-bar, donde el fútbol es algo sagrado y la amistad, un sacramento. Este buen columnista de La Opinión de Málaga, donde todos los miércoles tiene una cita, sabe estar, escuchar, callar, hablar y sentir; por todo ello, en su persona se conjuga con gran facilidad el verbo amar.

Perfecto comunicador, esa es su profesión durante más de diez horas diaria, posee una innata virtud para ser querido, sin tener que esforzarse demasiado, por los que le rodean. Además de todo lo anterior, sabe abrazar y besar a los amigos, pero esencialmente es un maestro a la hora de penetrar en el alma del otro y compartir con él ese sentimiento tan extraño al que se le conoce con el nombre de dolor, ay el dolor, ese invisible abatimiento que nos fortalece si se sabe compartido.

Su eterna sonrisa y convicción religiosa, por cierto que no presume de ella, es capaz de acortar la distancia entre emisor y receptor. Abierto, locuaz y malagueño hasta la médula es el “cliente” más querido y esperado en el Gran Vía. En fin, para no pecar de pesado, afirmo que lo quiero en la serenidad de saber que tengo un amigo con el que es sumamente fácil entenderse y, tal vez, discrepar en alguna ocasión.

A qué viene esta alabanza que estoy realizando de su persona; pues sencillamente a su sensibilidad a flor del piel.

Saben que mil última columna, titulada a “A Manuel Ruiz, amigo”, la he dejado “colgada” un par de días en el periódico que escribo, y la he dejado una eternidad -dos días dan para mucho- para comprobar si otros amigos míos, que se vanaglorian de ello, giraban su vista a mí con un guiño de complicidad, un telefonazo o un pequeño comentario. Pues bien, nada de nada, me he tragado solo el dolor de la muerte de un amigo.

Ignacio, no; Ignacio en su columna de hoy miércoles ha finalizado su artículo con un giro inesperado, un pellizco de gracia divina, un retorcer el lenguaje, con un recuerdo a quien no conoció. Y así terminaba su columna de hoy: “Mi sentimiento a Manuel Ruiz, persona que supo mirar”

Ignacio, gracias de parte de él, de Manuel, porque lo has definido mejor que nadie. Que Dios te lo pague a su manera, yo lo haré con un güisqui.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

Antonio Gala: Premio de las Letras Andaluzas "Elio Antonio de Nebrija


En su tercera edición (correspondiente al año 2011), los once miembros de la Junta de Gobierno de ACE Andalucía han decidido conceder el III PREMIO DE LAS LETRAS ANDALUZAS “ELIO ANTONIO DE NEBRIJA” al escritor cordobés D. ANTONIO GALApor su destacada y polifacética labor en el ámbito de las letras, que le ha hecho merecedor de premios tan significados como Accésit Premio Adonais (1959), Nacional de Teatro Calderón de la Barca (1963), Premio Ciudad de Barcelona (1965), Premio Foro Teatral (1971), Premio Nacional de Literatura, Premio del Espectador y de la Crítica (1972), Premio Quijote de Oro (1972-73), Premio Antena de Oro y Premio Mayte (1973), Premio Nacional de Guiones (1973), Premio Medios Audiovisuales (1976) y Premio Planeta (1990). Además es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Córdoba (1982), Hijo Predilecto de Andalucía (1985) y Premio Andalucía de las Letras (1989).

La entrega del Premio se llevará a efecto durante el mes de febrero, en la ciudad de Córdoba, estando prevista la presencia del autor galardonado, del Consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, D. Paulino Plata, del Presidente de Unicaja, D. Braulio Medel y del alcalde de la ciudad, D. José Antonio Nieto, así como representantes de ACE Andalucía. Hay que recordar que los escritores galardonados en anteriores ediciones han sido D. Manuel Alcántara (Málaga) y D. Rafael Guillén (Granada).


PREMIO DE LAS LETRAS ANDALUZAS “ELIO ANTONIO DE NEBRIJA”.-
La actual Junta de Gobierno de ACE Andalucía decidió establecer (en el año 2009) un premio a nivel andaluz que viniese a reconocer la trayectoria, el desempeño, de casi toda una vida de dedicación al bello arte de las letras. Con ello nació elPREMIO DE LAS LETRAS ANDALUZAS “ELIO ANTONIO DE NEBRIJA”, bajo el patrocinio de la FUNDACIÓN UNICAJA, con el fin de poner de relieve la obra general de un autor nacido en Andalucía, o que resida en ella, y que por su trayectoria profesional como escritor, de carácter excepcional, se haya hecho acreedor del reconocimiento de los escritores andaluces.

Los candidatos pueden ser propuestos por los propios miembros de ACE-Andalucía, Reales Academias, Ateneos, Asociaciones de Escritores, Asociaciones de Críticos Literarios, Asociaciones de Editores o por cualquier organismo público o entidades privadas relacionadas con las letras, siendo la decisión tomada por la Junta de Gobierno de la ACE-Andalucía. La concesión del PREMIO DE LAS LETRAS ANDALUZAS “ELIO ANTONIO DE NEBRIJA” carece de dotación económica, haciendo entrega al galardonado, como reconocimiento, de la Medalla de ACE-Andalucía y del Título de socio honorario.

ACE ANDALUCÍA.-
La A.C.E. (Asociación Colegial de Escritores) Sección de Andalucía , presidida en la actualidad por el escritor malagueño José García Pérez, fue creada en el año 1976 con el fin de agrupar a los escritores (creadores, dramaturgos, traductores, historiadores, etc.) para representarlos, fomentar la vida intelectual y la proyección de las literaturas y culturas españolas y, en general, amparar y defender a los escritores en el ejercicio de sus funciones. En estos años, han sido miembros de sus Juntas Directivas escritores tan destacados como Rafael Alberti, Carmen Conde, Luis Mateo Díez, Carlos Barral, Guillermo Carnero, Antonio Colinas, Félix Grande, Antonio Hernández, Adolfo Marsillach o Carmen Posadas, entre otros muchos. Por tanto, con más de 30 años en el ámbito de la cultura española ACE es hoy la entidad representativa de los creadores de las letras de mayor prestigio, aglutinando en su seno a un muy elevado número de escritores asociados.

lunes, 14 de noviembre de 2011

A Manuel Ruiz, amigo


Su nombre completo era Manuel Ruiz Blanco, médico de profesión; para los amigos, Manolo Ruiz; y Manolo para los íntimos, entre estos últimos creo que puedo situarme. Por edad podía haber sido mi hijo, ya ven, cincuenta años. La guadaña, en este caso traicionera, le cogió en su puesto de trabajo, o sea, sanando a los demás; pero la maldita parca ni sabe ni le interesan cuestiones baladíes, cuando suena su lúgubre campanilla se apagan todos los sones de la vida.

Ocupó los cargos públicos de concejal del Ayuntamiento de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, y diputado provincial por Izquierda Unida, o sea, era comunista y de pura cepa, quiero decir marxista científico y militante en el PCE desde su juventud, pero eso es lo de menos, aunque para algunos pueda ser lo de más.

Hombre de tacto exquisito, dialéctico impresionante y conocedor de todos los saberes, era un amante de la literatura y la pintura. Con él, durante años y años, he pasado lunes tras lunes debatiendo lo divino y lo humano, pues aunque no era muy creyente, al tratar lo humano, él no lo sabía, se ponía en tensión hacia la divinidad, porque es en la persona el único lugar donde se instala la divinidad, si es que ésta existe.

El pasado lunes día estuve con Manolo y su compañera Reme, una delicia de criatura, hasta altas horas de la madrugada cenando, tomando una copa, hablando y echando un buen rato; también el lunes anterior quedamos para hablar de política, amor, poesía y azar.

He tenido la inmensa suerte de situarlo en la inmortalidad cuando en la colección de poesía “Agua de mar”, que allá por el año 2001 dirigía, se publicó, con prólogo de Felipe Alcaraz, un bello libro de poemas de su autoría, titulado: “Batiéndonos en retirada”.

Para legado de sus amigos, les transcribo “SIEMPRE ES TIEMPO”, soneto de Manolo: “Siempre es el tiempo de alargar la mano/ hasta el fruto más alto y escondido,/ hasta el árbol frondoso más lejano/ de las tierras antípodas surgido.// Siempre puede tornarse el mal arcano/ que marcó nuestra vida sin sentido,/ que hizo del miedo un amigo cercano/ y enjauló nuestro instinto reprimido.// Siempre es tiempo de acabar la historia/ que con fuerza y valor se hubo empezado/ de soñar deleitarse en la victoria.// Aún es tiempo de desandar lo andado,/ de archivar el pasado en la memoria/ y enfilar el camino iluminado.”

Descansa, amigo, descansa.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

domingo, 13 de noviembre de 2011

De aquí a nada: 20-N


Escribo en domingo, y para el próximo tengo dos posibilidades: acercarme a calle Cerrojo a votar o no. La segunda es más facilona y menos demócrata; la primera, votar, es más complicada por el espectro político que se pone delante de nuestras narices, incluida, como no, la papeleta en blanco, y ofrece, pues, mayor dificultad y más talante democrático.

Hoy, por ayer, tengo en papel impreso tres periódicos distantes ideológicamente y todos otorgan al PP una sustanciosa mayoría absoluta; no digamos lo que almacena el disco duro de sondeos y estudios, y coinciden en lo mismo.

Gracias a Dios y al civismo todavía conservo mis ilusiones. La inmensa mayoría de los papeles y las webs ven la posibilidad de que Izquierda Unida consiga un escaño por la provincia de Málaga, y recuerdo a Tomás García, comunista de toda la vida, cuando en 1977 obtuvo escaño por esta circunscripción y que, cuatro años después, volvió a repetir.

Izquierda Unida es la única formación política que se ha acordado de un servidor durante esta campaña, quiero decir que he sido bombardeado cariñosamente con invitaciones a todos sus actos, otra cosa es que yo haya asistido o no; creo quedaría bien que el joven Garzón, IU, pudiera sentarse en el Congreso, merecer se lo merece por preparación humanista y científica.

El Senado ofrece la posibilidad de elegir, o no, a tres candidatos. Lo lógico, dado que dicen, y es casi cierto, que dicha Cámara no sirve para nada, sería poner la cruz a tres personas amigas, o sea, tres personas con las que has compartido una copa, un vuelo, dos copas, una cena, una moción de censura o, pongamos por caso, un rato de poesía.

En todo ese marasmo de personajes, presuntos senadores, tengo tres amigos, ellos no sé si lo son de mí, en los que han concurrido algunas de esas características enunciadas anteriormente; ellos son: Paco de la Torre (PP), Pedro Moreno (IU) y Luciano González (PSOE), tres patas que podrían formar un buen trípode político.

No quiere decir que les vote, pero por ahora llevan las de ganar.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

viernes, 11 de noviembre de 2011

La juez Alaya


La juez Alaya anda instruyendo el llamado caso de los EREs fraudulentos de la Junta de Andalucía, una especie de bomba con espoleta retardada que puede explosionar en cualquier momento, pongamos por ejemplo en el primer trimestre de 2012, antes, durante o después de la Elecciones Autonómicas de Andalucía. Estallido que, si prueba la culpabilidad de algunos altos cargos de la Junta en ese dar parné a mansalva, puede llevar al traste la política diseñada por el presidente de la Junta de Andalucía, el lúcido Pepe Griñán.

Cuando uno ve los cortes de televisión en que aparece la señora juez, se encuentra ante una belleza serena, una mirada impasible que parece no ver la cantidad de cámaras que la enchufan y un andar firme hacia su puesto de trabajo como si le importase un pimiento todo aquello que a su alrededor ocurre; personalmente me agrada contemplarla, y no creo que eso sea machismo.

Alfonso Guerra, político intachable y prehistórico del socialismo español, amigo de chanzas y comparaciones, culto sin duda alguna, forofo al límite de don Antonio Machado, ha sido y sigue siendo espada cruel de la derecha española, aunque su crueldad se mide por el tinte irónico de sus declaraciones, ironía que es su mejor arma.

Ahora, como el que no quiere la cosa, ha dejado caer que la juez Mercedes Alaya tiene “una relación fuerte personal con el alcalde de Sevilla”, señor Zoido y juez en excedencia, frase que ha hecho intervenir al Consejo General del Poder Judicial que ha dado amparo a la magistrada, por cierto que sin haberlo solicitado, al tiempo que ha amonestado a Alfonso Guerra por la frase citada.

Podemos y debemos preguntarnos: ¿es para tanto la actuación del CGPJ que ha visto las declaraciones de Guerra como vejatorias para la juez por su condición de mujer?

Juzguen y opinen, queridos lectores. Me mojo: mi punto de vista es que si “el canijo” hubiese afirmado que Zoido y Alaya “tienen una relación fuerte ‘profesional’”, la cosa, el caso, no hubiese ido a más, pero al decir ‘personal’ ha podido afirmar, o no, que hay gato encerrado.

Vaya usted a saber.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

jueves, 10 de noviembre de 2011

El "leproso" Zapatero


A mí, el presidente Zapatero puede agradarme bastante, poco o nada. Me gustó muchísimo su gesto de retirar las tropas de Irak, aunque pasado el tiempo nunca he llegado a comprender que aquel pacifismo se convirtiera en belicista cuando nos ha metido en el fregado de Afganistán y Libia, a no ser que el toque de retirada fuese por puro afán electoralista.

Todo lo referente a leyes como la prohibición del tabaco, la llamada de Igualdad, los pactos a diestro y siniestro, el estatuto de Catalunya pactado en un despacho con nocturnidad, la abolición porque sí de la Ley de Calidad Educativa sin saber si servía para algo y un sinfín de decretos y normas tuvieron claroscuros discutibles.

Contemplé la atrocidad de permitir el aborto de una adolescente sin permiso de los padres; nunca comprendí su negación de la crisis económica para, años después, meter en el congelador a los indefensos jubilados; y siempre abominé de él por la cantidad de ineptos e ineptas que colocó en el gobierno de la nación española.

Con los tres párrafos anteriores, quiero decir que aplaudí algunas de sus políticas; quedé sorprendido, no gratamente, con otras; y me di totalmente por vencido en la gestión de la crisis económica. Nada le debo; en todo caso, él me debe aunque ya nunca pagará la deuda que contrajo conmigo.

Dicho esto, me sorprende que sus compañeros y compañeras del PSOE no lo nombren, no reivindiquen algunos de sus aciertos y no lo llamen a ningún mitin de campaña, mientras echan mano del millonario Felipe González.

Da la sensación que José Luis Rodríguez Zapatero se ha convertido en un apestado para los Rubalcaba, Chaves, Leire, Bibiana, Trinidad, Blanco, Jáuregui, etc.; perdonen ustedes, más que en un apestado en un pobre hombre enfermo de lepra del que hay que huir para no ser contagiado por dicha enfermedad.

Un servidor, aséptico a toda clase de políticos, no llega a entender, ni por asomo, como todos aquellos y aquellas que tanto le deben abjuren de su nombre, de la política que compartieron con él y de la lealtad al amigo.

Me da pena, no tanto de él, sino de todos los gañanes que se agazaparon bajo el paraguas de su poder.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Algo de poesía


Les juro que se muera el vecino del quinto, cosa que no deseo, que no pisaré un acto político de esta campaña, pero también es cierto que por aquello de escribir un artículo diario, con descanso el sábado, creo tener la obligación de introducir el hocico en la piara de la política y dar mi opinión respecto a lo que ahí se cuece.

Pero ayer hice un alto en esa aburrida misión, cogí los bártulos de juglar y en compañía de un gran poeta, Francisco Morales Lomas, viajamos a Puente Genil (Córdoba) para explayarnos en un recital poético y huir por un día de las famosas promesas que predican unos y otros.

Así que llegados al lugar, nos encontramos con unas cincuenta personas dispuestas a escuchar música a través de versos, porque no otra cosa es la poesía sino la música que podemos poner, bien o mal, a nuestros sentimientos.

El inicio de un recital es casi siempre el mismo: agradecer la presencia del paciente público asistente. En los eventos en los que he participado con mi buen amigo Manuel Alcántara, el gran maestro de la palabra escrita siempre empieza con la misma frase: “gracias por vuestra presencia, pues los buenos amigos se ven en las cárceles, hospitales y recitales de poesía.”

Por ello, fue una grata sorpresa, observar a tan nutrido grupo, en su mayoría jóvenes, dispuesto a recibir una buena balacera de versos. Soy de los que pienso que la poesía abarca tres temas esenciales, a saber, el “amor”, con sus variantes como el desamor, el odio, etc.; el “tiempo”, con condimentos como el paraíso perdido de la infancia, la vida, existencia y muerte; y la posible trascendentalidad, donde se puede hacer un cóctel de Dios, del más allá, del agnosticismo y ateísmo. Al fin y al cabo, en esos tres grandes sectores es donde se mece nuestra vida.

Cumplimos, creo, la misión. Hubo conexión entre emisor y receptor. Leímos lo que nos dio la real gana, y les transcribo una décima de mi autoría al misterio del mar. Dice así: “Siento el murmullo llegar/ desde el abismo profundo/ de la inmensidad del mar./ En ese éxtasis, inundo/ mi ser placenteramente./ Todo el mar está presente/ en la caricia del alma:/ silencios, olas, espumas,/ sales, misterios y brumas/ mientras avanza la calma”.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

martes, 8 de noviembre de 2011

¿Y de la corrupción?, estúpidos


Llegó primero Rajoy, tan grande y hermoso el hombre. Tras él apareció Rubalcaba, tan esmirriado y feo el hombre. Unas fotos por aquí y otras por allí. Algunas más. El impecable y aburrido Campos Vidal presentó la cosa. Abrió fuego Mariano, y respondió preguntando a la brava Alfredo.

Y así una y otra vez. La cosa se puso mejor cuando un dulce pampero se posó en un vaso repleto de cubitos de hielo en el que, con parsimonia, escancié una coca cola 0 para hacer el juego a los que desean ser presidente de casi todos los españoles.

Estaba yo esperando que alguno de ellos respondiera a las preguntas que se hacen los tertulianos del Gran Vía, pero ni por asomo. Ellos, los candidatos y sus respectivas cohortes van a lo suyo, y nosotros a los nuestro, o sea, a nada.

Observé con detenimiento que el combate estaba apañado, o sea, que había tongo y que nos estaban dando carnaza para entretener nuestra existencia, beber algo más de la cuenta y pasar un rato sin hablar de fútbol y “el Cuco”.

Ellos, los contendientes, es un decir, seguían erre que erre ganándose el jornal a base de cosas sabidas y otras por saber, pero de buena parte del cogollo del que habla el pueblo, mutis por el foro. Y así seguían y seguían, y yo escuchaba, después oía y pasado un rato pegué una cabezada.

Pensé que podía haberme perdido lo más interesante, fue por ello que llamé por teléfono, pregunté y nada de nada.

Vamos, que ni Gurtel y los trajes de Camps, tampoco de Campeón y la gasolinera de Blanco, menos aún de los Eres, calladitos sobre enchufes, cuñados y primos, y ni pío del doblaje de sueldos.

Los dos tenían mucho que hablar sobre corrupción, pero se nota, se siente que el pacto está presente.

Chorizos, fuera.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

domingo, 6 de noviembre de 2011

ETA entra en la campaña electoral


Una de las cosas que el PSOE ha pregonado por activa y pasiva es que todo lo concerniente al terrorismo no debe ser tema electoral o de monopartido. Pues bien, dicha afirmación, ha sido tumbada finiquitada por Felipe González y Alfonso Guerra en el mitin de Dos Hermanas, cuando han atribuido al candidato Rubalcaba y al PSOE que la banda terrorista haya decidido el cese definitivo de la banda armada.

Inconcebible, en los dos “amigos” que peinan casi setenta años de edad, semejante afirmación; pero más en el ex presidente González, el hombre que, presuntamente, no dudó en permitir a Vera, Barrionuevo y otros prohombres del socialismo la creación de una panda de asesinos, los GAL, para acabar con ETA, y que por ello el mismísimo Felipe tuvo que ir a declarar ante un juzgado. Que el hombre que peregrinó a la cárcel de Guadalajara para dejar encerrados entre sus muros a dos de sus subalternos se convierta ahora en el padrino de Alfredo, no deja de ser surrealista; pero no hay que olvidar que Rubalcaba fue portavoz del gobierno socialista de aquellos tiempos y, por tanto, se están mutuamente agradecidos.

Hombre, que venga Guerra tiene un pase, pues es candidato al Congreso por Sevilla y tiene que sacar algo de pecho; pero que el padrino de Rubalcaba sea Felipe González es, por lo menos, una pirueta del químico que le puede salir algo cara.

No debemos olvidar que el gobierno del “pobre” de Felipe, lo de pobre es un decir, dejó a España con un índice de paro superior al 20%, que bajo su califato hubo sabrosos “negocios” como la tajada del Director General de la Guardia Civil, señor Roldán, el caso Juan Guerra, la financiación ilegal del partido a través de Filesa, el reparto entre cuatro o cinco sinvergüenzas de buena parte de los Fondos Reservados del Estado, los pespuntes en la Cruz Roja, BOE, etc.

Que llegue ahora Felipe y se convierta en el avalista principal de Rubalcaba es una agresión a la memoria de los que vivimos aquellos tiempos; pero, no les miento, lo de ponerle la medalla del comunicado de ETA a Alfredo P. Rubalcaba es la desfachatez suprema.

Y dejo de escribir, tomo un valium y, tal vez, mañana siga con el tema o, puede ser, que deje clavado este artículo hasta el final de la campaña. Todo puede ocurrir.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

viernes, 4 de noviembre de 2011

Mayoría absoluta


Según todas las encuestas, incluida la del CIS que se publica hoy, el Partido Popular está abocado a obtener una amplia mayoría absoluta. Supongamos que dicha victoria no se produce, y es el Partido Socialista Obrero Español el que se alza con más de 175 escaños.

Sea uno u otro, lo que está meridianamente claro es que este país, España, necesita de alguien que pueda gobernar con comodidad sin que ello quiera decir que excluya o borre de un plumazo a la oposición.

En política, los teóricos afirman que no son buenas las mayorías absolutas; puede ser, pero no llego a creérmelo del todo. En la nación española, debido a sus peculiaridades y al momento de crisis económica, ruina, que padecemos, es necesario un gobierno fuerte y capaz de aglutinar al resto de formaciones políticas; allá las que se autoexcluyan.

En la actual legislatura, hemos padecido una política de pactos que a nada ha conducido; para poder aprobar la ley del aborto, el gobierno de ZP ha pactado con la izquierda del arco parlamentario, y para congelar a los jubilados lo ha hecho con la derecha nacionalista; dejando siempre en el dique seco de la responsabilidad al PP, con la excusa de que el PSOE no podía abjurar de sus principios ideológicos. Y con esa incongruencia, derivada de no haber obtenido una mayoría absoluta, nos vemos donde nos vemos, o sea, en el precipicio de cinco millones de parados y lo que colea.

Se hace necesaria una mayoría absoluta el próximo 20-N, una mayoría integradora y capaz, aunque no sea necesario, de aglutinar a su alrededor a los nacionalismos no excluyentes y al principal partido de la oposición, sea el que sea. Hay, pues, que abjurar de dogmatismos ideológicos y ser pragmáticos a la hora de gobernar, pues como se dijera: “… es la economía, estúpidos”

Ha llegado la hora de llevar al Parlamento lo que se habla en las barras y terrazas de los bares, en el café de media mañana y en la copa del anochecer. Hay que poner freno al vampirismo nacionalista, a diecisiete defensores de pueblos, a las distintas formas de ver la justicia, a los diferentes trámites para ejecutar una misma cosa, al complejo sistema sanitario, a numerosas televisiones públicas que nada aportan, al sistema educativo, a tantas señas de identidad…, en fin, hay que hacer normal la política.

Si lo anterior, y más, no se hace, lo mejor es que nadie obtenga mayoría absoluta y que Dios, si es que existe, reparta suerte.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

jueves, 3 de noviembre de 2011

El inicio de la campaña electoral


En pleno otoño, asomado a la terraza viendo caer agua como Dios manda y mientras fumo un pitillo que sabe a gloria, pienso con cierta nostalgia en aquella primera campaña electoral de junio de 1977 en la que participé de forma activa.

Desde entonces ha llovido tela, y muchas de las ilusiones, mías y de otros, han dado un vuelco que no sé si definir a mejor o peor. Salíamos de una dictadura y nos tocó ser una especie de hada que, con su varita mágica, iba a dotar de bienestar y libertad al pueblo soberano.

Cuando el cigarrillo ya está casi consumido, recuerdo aquella primera pegada real de carteles por las calles de Málaga, en la que la cola se desparramaba por el asfalto más que por las paredes. Aquello si fue una auténtica pegada realizada por gente novata en esos menesteres, pero con ganas de hacerlo bien. Me acompañaban o era yo el que acompañaba al actual alcalde de Málaga Francisco de la Torre Prados y los ya fallecidos Ignacio Huelin y Francisco Villodres, que conseguimos actas de diputados y senador (Villodres) por la histórica UCD de Adolfo Suárez.

Sigue en activo el incombustible Paco de la Torre que, además, va en esta nueva algarada de candidato al Senado, y yo, en una pasiva actividad, la de escribir, dando fe de lo que puede ocurrir el próximo día 20 en el parece que todos los vientos soplan a favor del PP de Mariano Rajoy.

Ya ven que para contrarrestar el posible tsunami azulón, dos siglos de edad convergerán en Dos Hermanas (Sevilla) con el trío socialista formado por Felipe González, Alfonso Guerra y Alfredo P. Rubalcaba.

Tal vez un día asista a un mitin de los de ahora, aunque difícil, es probable, pues, al fin y al cabo, el que tuvo, retuvo y guardó algo para la vejez.

Machaco el malboro en el cenicero, y preparo el ordenador para escribir cosas que casi no importan a nadie; pero esta es, por ahora, mi única tarea política, que no es poca cosa.

Termino: la noticia de hoy no es el inicio de la campaña, sino la lluvia.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Por el voto, a la felicidad


Estamos en ese espacio de tiempo en que los políticos afilan sus lenguas para ir prometiendo un ramillete de promesas; cuando de aquí a dos telediarios nos metamos de lleno en campaña electoral, nuestros oídos van a escuchar lo imprevisible en mentiras y extraños sortilegios que augurarán tiempos mejores; asoma, pues, un reguero de sonoras carcajadas que conseguirá que nuestra musculatura facial se relaje.

Un servidor ya se ha tronchado de risa ante la promesa lanzada, sin ningún pudor, por don Mariano Rajoy que, en un momento de estupidez sostenida, ha anunciado que si llega a presidir el Gran Sanedrín del Palacete de la Moncloa conseguirá “la felicidad para todos los españoles”; dicho lo cual, descansó.

Uno ha oído, como susurros a los que no prestaba atención, toda clase de mentiras en forma de promesas, pero semejante aberración política nunca había traspasado los huesecillos yunque, martillo y estribo situados en mi cascado oído medio.

Ya ven, ahora resulta que conseguir esa fugacidad que es la felicidad, depende de que votemos al señor Rajoy. La felicidad, oh dioses, ese estado efímero que tan sólo puede lograrse cuando los cables de la lógica y la responsabilidad se cruzan y forman un cortocircuito que da paso a la santa locura, tan sólo puede lograrse si votamos al señor Notario que cuenta con todos mis respetos por llevar la utopía en su programa.

Pues bien, o este hombre no tiene pajolera idea de lo que es la felicidad o rezuma unas cachazas de muy señor mío, ojalá sea lo segundo porque eso de tener cachazas es un buen principio para alcanzar la felicidad, de la que dijo Chaplin: “Sé feliz y sé tú mismo, pero sobre todo sé tú mismo”, que más o menos, fue lo que escribió A. Palacio Valdés: “Para que un hombre sea realmente feliz es menester que esté contento de sí mismo”, de lo que se deduce que ese instantaneidad de ser feliz tan sólo se consigue cuando existe un equilibrio entre lo que se piensa, se dice o escribe, y se actúa con respecto a ello.

Vamos que aún no votando a don Mariano, si se hace por convicción, se puede ser feliz por un breve momento.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com