jueves, 30 de junio de 2011

Donostia, capital de la kultura de Europa


Cuando Málaga, esta ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia, quedó descabalgada de la utopía de ser Capital de la Cultura de Europa 2016 (CCE2016) hubo un intercambio de vacuos comentarios en la prensa y entre los propios responsables del frustrado proyecto, pero nada más, porque esta ciudad se traga lo que le echen. Nosotros vamos a lo nuestro y con espetos y buena brisa arreglamos nuestros propios desperfectos y los de los demás.

Con la elección de San Sebastián como CCE2016 se ha armado la marimorena. Los más cabreados ha sido los cordobeses, que con su ex alcaldesa Rosa Aguilar al frente, la que hizo el tururú a Córdoba para pisar moquetas de más alto poder adquisitivo, se han quedado helados a pesar de los cuarenta grados que ayer se vivía en tierra de califas. En Zaragoza, su alcalde y ex ministro Belloch ha amenazado a su compañera ministra de Cultura González-Sinde con meterle un puro jurídico de mucho cuidado.

Y lo que son las cosas, los sabios segovianos, con su Acueducto y sus ricos cochinillos, han aceptado el fallo con la resignación propia de los templados castellanos, y ello a pesar de que de los trece votos emitidos, seis de ellos han sido a favor de Segovia y los siete restantes han designado a Sebastián, hoy Donostia, la ciudad mimada de Franco, como CCE2016.

Como todos ustedes saben, es un bello suponer, toda la mala leche acumulada en las vísceras españolas es porque el alcalde de la bella ciudad de la bahía de la Concha es militante de Bildu, organización que según los expertos de la Policía Nacional, Guardia Civil y Tribunal Supremo es proetarra, pero que para una mayoría de miembros del Tribunal Constitucional sus componentes son una angelitos de Dios.

Sea por esto o por lo que todos ustedes quieran, lar arcas del ayuntamiento donostiarra regido por Bildu verán repletas sus arcas con más de 100 millones de euros para difundir la kultura de Bildu, cultura que no es la de España, pues ya han comenzado a demostrarlo retirando de su Ayuntamiento la bandera española.

Todo ello ocurrirá en 2016, fecha en la que no pienso estar entre ustedes. Hago una cruz con los dedos apropiados.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

miércoles, 29 de junio de 2011

El desastre del Estado de la Nación


Son las 16:00, o sea, las cuatro de la tarde. El aire acondicionado no funciona. Por la 2, a esa maldita hora del demonio, se retransmite “El desastre del Estado de la Nación”. Tengo dos opciones: aventurarme en el caluroso catre o tragarme lo del Estado de la Nación. Lo echo a cara o cruz. Tengo mala suerte. Sale cruz, o sea, televisión al canto.

Sube a la tribuna de oradores, es un decir, Mariano Rajoy. Su “cuadra” de señorías aplaude a rabiar. Mariano se envalentona y diserta sobre la agonía de España con Zapatero. Desde su bancada hay un tronar de aplausos.

Sube a la tribuna de oradores, es otro decir, el presidente en funciones del Gobierno. Me refiero a José Luis, no a Alfredo. Larga lo que no está escrito sobre la ineficacia de Rajoy. Este lo mira con un ojo como extraviado. La “cuadra” socialista aplaude a toda pastilla a su benefactor.

Uno sube, el otro baja. Y así hasta en tres ocasiones. Zapatero se saca de la manga unos gráficos. Los espectadores bostezan. Más de lo mismo. Rajoy no tiene gráficos, aunque le echa en cara a José Luis lo de los cinco millones de parados.

Sale a la palestra el señor de CiU y su ilustre calva. Las cuadras socialista y popular aprovechan el momento para salir del hemiciclo a hacer el pipí correspondiente. Aprovecho la ocasión y hago lo mismo. No tiro de la cisterna porque tan sólo han sido unas gotitas de nada. Hay que ahorrar.

Me canso de oír al señor Durán i Lleida. Es muy finolis y lee demasiado bien. Me engancho al ordenador y penetro el océano de Google. En “El País” y “Público” dan como vencedor a Zapatero por un 65% de los viciosos que ya han votado. En “La Razón”, “ABC” y “El Mundo”, por idéntico porcentaje gana Rajoy.

He perdido la tarde y la siesta. Más de lo mismo, pero a una hora inusitada. No tengo remedio. Me acepto a mí mismo. Soy como soy. A pesar de ello, me amo.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

martes, 28 de junio de 2011

Dos muertos, dos cruces con distintivo rojo y una guerra


En ese lugar de Afganistán llamado Aceska, a 20 kilómetros del norte de Quala-e-Now, donde ni Cristo fue a dar las tres voces, los talibán hicieron explosionar un artefacto de muerte al paso de un Lince, y dos militares españoles, la soldado Niyireth Pineda y el sargento Manuel Argudín fueron muertos en acto de guerra asesina, como todas las guerras, por más que la ONU otorgase permiso para invadir las inexpugnables tierras donde las mujeres se pasean con burka incorporado.

Y así, mientras se consuma el atentado de que la edad de jubilación sea a los 67 años de dad, previo pago por anticipado de la titularidad de los hospitales catalanes a la Generalitat, nos encontramos en el día de hoy con un debate sobre el Estado de la Nación con funerales y cánticos por la muerte de los arriba mencionados y la cesión de lo que pagamos todos los españoles, me refiero a los hospitales, a los nacionalistas de CiU.

Carme Chacó, la maltratada ministra por Alfredo, ha salido a la palestra a decirnos, y decirse ella misma, que la “misión de paz y reconstrucción” en tierras afganas es tarea altamente peligrosa. Por tercera o cuarta vez, ha repetido que estamos donde estamos, o sea, en el infierno, por mandato de la ONU, y que en esa misión nos acompañan más de 70 naciones, más o menos medio mundo.

La guerra, porque es una guerra, está perdida. Las 70 naciones de marras, incluido los EEUU del Nobel de la Paz, han claudicado en su intento de doblegar a los invencibles talibán, y sabedores de ellos han comenzado, eso sí, con decoro, a anunciar una espantada escalonada, mientras los talibán seguirán dejando un rosario de muerte y desolación por tierras de casquijos y pedregales; nosotros contribuimos a la fabricación de ese rosario con un buen número de cuentas que vienen a conformar un misterio doloroso.

Porque es un misterio, aunque no se rece a viva voz el NO A LA GUERRA, que este pueblo, España, permanezca ocioso y silencioso ante la estupidez de enviar a nuestros mejores al encontronazo con la Parca.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

lunes, 27 de junio de 2011

Tururú


Personalmente creo que Bibiana Aído, producto ya venido a menos del “Clan de los Gazules”, pueda ir a la ONU para poner orden e igualdad en las “miembras” de todo el mundo mundial, hace que me confirme en la inutilidad de ese monstruo funcionarial que firma, o no, el “nihil obstat” para que las naciones pongan en funcionamiento los tambores de guerra; qué decir del hecho de que el bueno de Moratinos hubiese podido presidir la FAO (por un par de votos la ha perdido ahora mismito) y, como él dice, acabar con el hambre en el mundo, cuando ha sido un cencerro para evitar que por su tierra, la nuestra pero que es de ellos, bastantes españoles se apretujen en las colas de los comedores sociales; y como no hay dos sin tres, o como se diga, que al hombre del Presidente, señor Bernardino León Gross, lo nombren Coordinador, o cosa así, de la Primavera Africana, cuando esa cornisa es un hervidero de muertos o de futuros náufragos en su huida a Italia, me suena a música celestial. ¿No será, pregunto, que ante la previsible catástrofe electoral se esté ya buscando acomodo a los ilustres personajes que sirvieron y adoraron al señor Zapatero?

Sin embargo, siendo lógica esa preocupación por colocar a amiguetes y amiguetas, es más falacia que Rubalcaba, disfrazado de Alfredo, haya afirmado ahora, cuando ha perdido un sinfín de Diputaciones, que éstas, las Diputaciones, hay que reconvertirlas en sus fines y organización; pero Alfredo, hombre, ahora lo dices, cuando las vacas han adelgazado hasta quedar escuálidas y mugiendo por doquier.

Y yo, sin embargo, como en este refrito de entes que se penetran unos a otros con sus falos correspondientes, a saber: el gobierno central a los autonómicos, los autonómicos de Cataluña y País Vasco a todos los españoles, el resto de comunidades autónomas a los grandes ayuntamientos y las diputaciones, que viven de rácanos presupuestos -a excepción de las forales vascas y navarras que van a lo suyo-, a los pequeñajos pueblecitos, y yo, decía, sigo pensando igual que ayer, o sea, que las diputaciones, que me perdone el flamante presidente de la de Málaga, señor Bendodo, al que envidio por su buen yantar, son simples entes intermediarios que sobran y aliviarían, si desaparecieran, buena parte de los euros que pagamos para que algunos, los menos, vivan como el delegado del distrito 11 de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, señor Briones, que manduca 57.000 euros anuales, o sea, muy cerquita de los 5.000 machacantes mensuales.

Tururú.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

domingo, 26 de junio de 2011

Fue un acaso (V)


El sol ha cambiado de lugar. Cuando camina a poniente, nace anaranjada una ligera sacudida de recuerdos sin futuro. Es entonces, por un instante, cuando siento.

A mi alrededor y conmigo, sin la fértil compañía del riesgo, brota, cuando amanece el tedio, la tarde que oscurece la sensualidad del despertar.

Ni siquiera puedo achacar mi muerte a otro. Ni siquiera puedo empuñar la daga del suicidio. Ni siquiera el desconocido Dios me sirve de excusa. Nadie es culpable. Quizás la brisa que dejo de besar

De la muerte (I) e Fue un acaso de José García Pérez

sábado, 25 de junio de 2011

Aquella ultreya de Euskadi (y II)


Nada más llegar a Vitoria y hacer presencia en el polideportivo donde se celebraría la ultreya, unos de los organizadores me comentó que esa misma mañana había estallado una bomba lapa y tres guardias civiles habían sido asesinados.

Se acercaron hasta mí dos componentes de la conocida como “brigadilla social” que solicitaron me identificase. Así lo hice. Uno de ellos me preguntó que de qué iba a hablar a las más de mil personas que esperaban el inicio del encuentro cristiano; le contesté que mi tema era “el compromiso temporal del cristiano”, e inquirió: “bueno, y eso qué es”, a lo que contesté de una forma abstracta como todo aquello a lo que el cristiano se compromete para construir un mundo más justo y digno. “Pero bueno, de qué va a hablar usted”, la respuesta fue rápida: “de Andalucía”. Y suspirando, dijo: “ah, bueno”. Me sentí mal y ridículo.

Terminada la ultreya y tras haber narrado unas vivencias en el Valle del Guadalhorce, lugar donde me había jugado algo el tipo, pasé tres días en el País Vasco invitado por un sacerdote de nombre Vitoriano Arístides. Visitamos laderas, montes, aldeas y pueblos, y me iba comentando el buen cura que me fijase en la cantidad de chavales que, sentados en las laderas, oían las palabras de una persona mayor de edad; por todos los lugares se daba el mismo fenómeno, y el cura Vitoriano me comentaba que aquellos jóvenes recibían una mística de sus mayores que ellos, se refería a la Iglesia, no habían sido capaces de transmitir.

Adentrados ambos en los caseríos de Guipúzcoa, Arístides me comentaba que aquel territorio era algo bien diferenciado de Vizcaya, Álava y desde luego que de España. Sus habitantes, decía, no saben hablar el español, tan sólo hablan el lenguaje que les transmite el pezón de la madre, el euskera; si eso era así hace más de cuarenta años, imagínense hoy una vez que las competencias en educación fueron transferidas hace un montón de años.

En resumen, Álava siempre fue y sigue siendo de derechas, Vizcaya es peneuvista y socialista, y Guipúzcoa es Bildu; así lo ha demostrado cuando se lo han permitido. El fenómeno viene de muy lejos.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

viernes, 24 de junio de 2011

Aquella ultreya de Euskadi (I)


La palabra griega “ultreya” se traduce al español como “más allá” y fue, no sé si sigue siendo, el grito de ánimo con el que los peregrinos del Camino de Santiago se saludaban. A mediados de los años 40 del siglo pasado, un grupo de jóvenes de Acción Católica de Mallorca iniciaron, bajo el lema de ¡ultreya!, una peregrinación a tierras de el apóstol Santiago, y como resultado de la misma, y de sus componentes, nació el Movimiento de Cursillos de Cristiandad que, desde entonces y hasta la actualidad, con sus más y menos, sigue recorriendo los caminos de todo el mundo con “carta de ciudadanía” como dijese Pablo VI, Papa poco sospechoso excepto para algunos católicos recalcitrantes.

Pues bien, tuve la suerte de vivir unos de aquellos “cursillos” y descubrí a Cristo Resucitado, al que, por cierto, la Iglesia se había encargado de colocarle un tupido y estúpido velo para que no fuese reconocido. Tripulé en la barca de la Iglesia, creo que en la proa, y llegué hasta ser nombrado Presidente de dicho Movimiento por el obispo Ramón Buxarrais, obispo que, como Pablo VI, era porco sospechoso excepto para los mismos que mencionaba anteriormente.

Pues bien, aquella palabreja, ultreya, extraña para muchos, fue el nombre que adquirieron determinadas reuniones de personas que habían practicado los criticados “Cursillos de Cristiandad”.

Allá por el año 1974, años más o año menos, el Secretariado Nacional de Cursillos de Cristiandad de España, decidió organizar una ultreya en Euskadi, concretamente en Vitoria. Corrían años de tiros en la nuca por parte de ETA y el gobernador civil, franquista por supuesto, prohibió que un laico vasco diese el tema central, cuyo nombre era: “Compromiso temporal del cristiano”; el cardenal catalán Jubany era el encargado de hablar sobre el tema místico.

No sé por qué, pero el Secretariado Nacional pensó no prohibir la ultreya y decidió que fuese un servidor el que se desplazase desde Andalucía hasta Euskadi para disertar, mediante el testimonio, sobre el compromiso temporal del cristiano.

Y así lo hice, pero ese será tema del próximo copo que, por supuesto, tendrá que ver con Bildu.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

jueves, 23 de junio de 2011

Málaga desde Gibralfaro


En el monte sagrado malagueño, se encuentra el Castillo de Gibraljaro. Desde él se divisa el milagro de la bahía de esta ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia. Es como si una manifestación sagrada esculpiese en tus ojos una cierta visión de Dios. Gocé por un momento en su contemplación, el tiempo suficiente para echar un cigarrillo en libertad, o sea, sin fumadores pasivos y sin más luz que la lumbre del pitillo.

Realmente me costó un cierto trabajo acicalarme para la fiesta poética de la entrega del Premio de Poesía “Manuel Alcántara”, el maestro de la ironía, poesía y periodismo literario. Y digo que supuso un esfuerzo, porque yo me encuentro mejor en las cuatro esquinas de mi barrio y con los amigos de copas, porque ellos, ese conjunto de copas y amigos me reconforta por su desapego a lo profundo. De ellos, de esos amigos, aprendo lo que no está en los escritos, o sea, en los libros, pero que sin embargo está en la lúcida forma de entender la vida que tienen ellos; viven un “carpe diem” constante, sin más freno que el jodido parné del que no pueden hacer ostentación.

Pero en fin, el maestro Alcántara me había llamado para que asistiera al solsticio de verano, el triunfo del sol y de la poesía. Y yo a Manuel, mientras pueda, a todo le digo que sí. Estaban sus amigos y amigas, políticos y políticas, y yo con mi chaqueta rosa, la de las grandes ocasiones.

Ya saben, los discursos consabidos del señor Alcalde Francisco de la Torre, de los presidentes de esto y de lo otro, del poeta premiado, la maestría de Alcántara y los canapés. Los canapés son algo sagrado, desde luego más que el monte y la bahía, porque a su alrededor se arremolinan los invitados que ejercen de ambidiestros a la hora de vaciar las bandejas de los asombrados camareros y camareras.

Avergonzado de mí, me acurruqué en la penumbra de una roca milenaria y al encender un cigarrillo la vi. Era ella, esa sombra luminosa que se enciende cuando parece que mi vida se apaga. Y gocé en y con ella.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

miércoles, 22 de junio de 2011

Y si te dijese que no soy un indignado cualquiera


¿Sabes lo que me pasa?, pues que se me ha evaporado todo mi caudal de visiones. Hace años, no me preguntes cuántos, yo me creaba mi propio universo y cambiaba la noche en día y viceversa. Toda mi andadura era una cosmovisión de la que tan sólo yo disfrutaba. Ahora, la verdad es que no sé como se ha producido, todo se ha ido al garete, y dos y dos son machaconamente cuatro, eternamente cuatro.

Vivir así es muy aburrido. Cambian los alcaldes, los ediles, los diputados, por cambiar cambia hasta Barrera, que ya es decir, y a mí me da exactamente igual. Es el maldito tedio, no creas, cariño, que es por el calor. Me despierto por la mañana y sé que es lo que me va a ocurrir hasta la mañana siguiente. Y así un día, y otro, y el de después. Todo esta perversamente medido al milímetro. La sorpresa, me encanta más decir el asombro, ha desaparecido de mi lona extendida en este desierto al que llaman vida, lo o rebautizo con el nombre de existencia, y no existe nada, pero nada, mi amor, que me haga vibrar.

Me encuentro indignado conmigo mismo. Tengo un viejo Toledo de diecisiete años, una compañera con la que llevo medio siglo de tolerancia y lo tenemos todo hablado, no debemos nada, y lo poco o mucho que poseemos es lo suficiente para no pasar penuria, hasta por tener, tenemos un viejo apartamento en una playa del sudoeste andaluz donde sigo buscando a Mar y al mar.

Mar fue un milagro sucedido en una noche de julio donde las estrellas y nosotros nos amamos junto a una barca varada, mientras Spica y Altair hacían auténticas diabluras entre ellas, y al mar, o la mar, aunque lo tengo enfrente, siempre es un extraño para mí porque se encuentra en permanente cambio.

Ahora, amor, hay indignados por todas las calles y plazas; me cambiaría por cualquiera de ellos, pues ellos desean cambiar el mundo; y yo, pobre de mí, desearía solamente cambiar el mío, pero no hay forma.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

martes, 21 de junio de 2011

Carnicería española en Afganistán


Han pasado unos días, no muchos, y aunque el temple mediático ha pasado de puntillas sobre la carnicería que los talibanes ha realizado sobre los cinco ocupantes españoles de un vehículo Lince en el noroeste de Afganistán, a dos de los cuales, mujer y hombre, le han sido amputadas una pierna y los otros tres han sido heridos de gravedad, observo, con suma tristeza y duro cabreo que a nadie, parece ser, le importa este hecho más que la Cospedal haya tomado posesión de la Presidencia de Castilla La Mancha o de que IU le haya hecho una peineta al personal del PSOE.

De paso digo, que me preocupa que a los indignados del 15-M este lúgubre hecho les importe un bledo y que los no indignados se encojan de hombros como si tal cosa. Si a ello le unimos que el Congreso de los Diputados y sus componentes esta guerra les importa menos que el pepino de marras, habrá que deducir que la carnicería es algo más en esta España surrealista. Y todo ello, porque no ha habido cadáveres por medio y no se han realizado solemnes misas de difuntos con Chacón al frente.

Y mientras ello ha ocurrido, y los invencibles talibanes se acercan a Kabul con la misma cortesía que los indignados a la Puerta del Sol, mientras los señores de la guerra vigilan sus plantaciones de opio a caballo de los tanques rusos que invadieron sus tierras, los EEUU de América comienzan a negociar con el imperio taliban, asentado en montañas inexpugnables, el fin de la guerra, o sea, el reconocimiento de su derrota.

Dicen los expertos, léase Zapatero, Alfredo y la Chacón, que este tinglado, que cuesta 14 millones de euros mensuales a los españolitos, no es una guerra, sino una misión de paz; pues vaya por Dios con la paz, que en forma de bomba lapa, recibimos y que deja desperdigados por los campos afganos las piernas de nuestros compatriotas.

Malditos sean, todos aquellos que en nombre de una ONU de funcionarios y un imperio del Nobel de la Paz, señor Obama, consiguen, que los restos de nuestros se desperdiguen por tierras en las que no somos necesarios.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

lunes, 20 de junio de 2011

IU se acerca a su mayoría de edad


Algunos expertos afirman que la decisión de IU de Extremadura de abstenerse en la votación que la Asamblea extremeña celebrará, y cuya consecuencia será que el PP asuma el gobierno del bastión socialista por mayoría simple, traerá numerosos problemas a la coalición de izquierdas. Otros expertos aseguran que no será así. Como no soy un experto en ésta o en cualquier otra dimensión vital, estimo que IU de Extremadura ha hecho sus deberes admirablemente.

Es sabido que las elecciones del pasado 22-M han supuesto un fortísimo varapalo para los hombres y mujeres de Alfredo que cohabitan en los gobiernos de Navarra e Islas Canarias nacionalistas y se apoya con el bastón del PP en el País Vasco. Les queda Andalucía, y por aquí, se huele que las futuras urnas bajarán turbias para el presidente Griñán.

El PSOE de Extremadura siempre ha despreciado a IU con las reiteradas mayorías absolutas de Rodríguez Ibarra y de Vara. En las elecciones de 2007, por ejemplo, PSOE obtuvo 38 escaños por 27 del PP, y punto, o sea, IU no obtuvo representación.

La pésima gestión de la crisis ha conseguido que el PSOE haya perdido 8 escaños, que se han distribuido de la siguiente manera: 5 de ellos se han ido al talego del PP y los tres restantes han volado a las sacas de IU. Digamos lo que digamos, el pueblo sabe lo que vota; pero lo bueno de esta mordida de votos es que un número importante de votos socialistas han ido a parar a la formación de IU.

Esta formación lo tenía muy difícil a la hora de decidir quién ostentaría la Presidencia de la Asamblea de Extremadura, pues si los tres escaños obtenidos se los entregaban al PSOE, entregaban al mismo tiempo la voluntad de los que habían buscado en otra opción política una mayor generación de la vida social extremeña. Así de fácil y de difícil, de lógica y de riesgo.

Pues bien, lo primero que se va a hacer es abolir el Estatuto del Presidente, o sea, todas las glorias, vanidades y cromos de que disfruta Ibarra; pero el PSOE no tiene solución, porque en un paripé rocambolesco ha nombrado al tal Ibarra Consejero de Estado, y emergerán, claro es, más indignados.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

sábado, 18 de junio de 2011

Fue un acaso (IV)


Pero ¿qué es voz?, sino todo el misterio de la mar prensado en la vieja caracola. La voz del poeta es un estallido de osadía en el todo y la nada del propio ser, o del no ser. La voz del poeta es el lenguaje de los dioses prestado al filo del instante.

En el ser libre está el germen de la voz del poeta. Lo otro, el versificar, es un juego floral para almas delicadas. Sólo en los utópicos descansa la poesía.

De la voz (IV) de “Fue un acaso” de José García Pérez

viernes, 17 de junio de 2011

Análisis del deterioro político


La situación política de España está pasando por un grave deterioro al que la misma democracia, incluidos los “indignados” pacíficos, debe poner remedio.

Analicemos la situación: al presidente Zapatero podríamos definirlo como interino, toda vez que ya ha afirmado que no se presentará a las próximas elecciones; Rubalcaba, vice-presidente del Gobierno y vice-responsable de la gestión de la crisis será el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno de la nación, en tal sentido debería dimitir ya como ministro del Interior; una buena, o mala, parte de los ministros actuales podrían ser definidos como mediocres; el pasado 22-M la ciudadanía, a través de su voto en libertad, dictaminaron la no confianza en el gobierno actual, aunque dicho voto fuese destinado a renovar municipios y comunidades; las imágenes que han dado la vuelta al mundo del secuestro del Parlamento de Cataluña agravan la desconfianza de países occidentales hacia España; el posible rescate de Grecia acentúa aún más la crisis económica española; la oposición mayoritaria descansa en una silla esperando ver pasar el cadáver de su adversario; las calles y las plazas de nuestra nación son tomadas, pacíficamente o no, de forma ilegal, por numeroso indignados que indignan a una gran mayoría de otra clase de indignados; numerosos ediles han tomado posesión de sus alcaldías entrando en los ayuntamientos por la puerta de atrás; en más de un centenar de municipio del País Vasco la bandera española se ha guardado en el baúl de los objetos olvidados; los liberados etarras, hoy fugitivos, escapan de la Justicia con pulseras de control; existe temor, tal vez fundado, a que los filobatasunos puedan hacer mal uso de los datos que van a tener en su poder; el Tribunal Constitucional, hoy en estado catatónico, podría legalizar Sortu y, con ello, posibilitar el acceso de la franquicia Batasuna a los Parlamentos de España y Europa; Valderas, coordinador regional de Izquierda Unida de Andalucía solicita ahora, lo que son las cosas, que aumente el número de parlamentarios andaluces; y a todo este rosario de calamidades políticas, que son susceptibles de ser aumentadas, se suma que no se ve ningún brote verde real, no estacional, que nos haga ser optimistas ante esta crisis económica que no reduce sus parámetros de agonía e incertidumbre.

No es que sea la solución, pero sí podría existir un germen de esperanza y confianza en el adelanto de las Elecciones Generales.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

jueves, 16 de junio de 2011

El secuestro del Parlamento Catalán


Por razones que no vienen al caso, estaba dispuesto a no escribir más copos, no continuar con Papel Literario y romper los recortes de viruta poética que siguen guardados en determinados cajones. A lo más, seguir con mi blog “el copo de pepe” sin estar sometido a nadie, aunque nadie ha pretendido someterme, y si alguien lo intentase, mi sentido de ser libre hubiese dato al trato con la chapuza liberticida.

Ya les digo, me encontraba en esa diatriba a la hora del desayuno, cuando a mi vera, siempre a la verita mía, tres señores, que por su apariencia no podrían tildarse de antisistemas, comentaban, entre ellos y con los demás -lo digo por sus fuertes decibelios- que se alegraban de que ayer hubiesen intentado zurrar a los políticos catalanes.

Esa blasfemia me ha hecho llegar a casa, sentarme delante del ordenador y teclear con más fuerza que de costumbre. Los hay demócratas y antidemócratas, no existen tibios en el discurrir político. Esos caballeros eran unos perfectos antisistemas, aunque disfrazados con corbata, chaqueta y alguna cartera de ejecutivo.

Testigo de excepción que fui cuando el secuestro del Congreso de los Diputados hace ahora 331 años, descubrí que junto a millones de cobardes españoles existían otro gran grupo formado por los que se alegraron de dicho secuestro, podríamos citar a la Comisión Episcopal en Pleno, a los que practicaron el silencio como única arma, a los de la irónica sonrisa y a todos aquellos que me preguntaban si yo también me había tirado al suelo.

Lo de ayer, aunque sin metralletas por medio, fue vergonzante, algo más, si cabe, que aquel 23-F. Cuando las masas nazis señalaban con pinturas a los políticos, cuando se quiere robar el perro de un diputado ciego, cuando los representantes del pueblo solicitan auxilio ante una horda descalificante, cuando se escupe, zarandea y se amedrenta a los representantes del pueblo elegidos democráticamente, cuando ocurre todo eso, la sociedad, la prensa y los que en ella escriben, deben dejarse de monsergas franquistas, batallitas caritativas y embadurnar los periódicos, digitales o no, señalando a los que desean acabar con un sistema democrático desde la botella incendiaria o desde una oración blasfema.

No digamos nada del silencio, ay, el silencio.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

martes, 14 de junio de 2011

Alhaurín de la Torre C.F.


El que Don Joaquín sea Alcalde de Alhaurín de la Torre por mayoría absoluta tiene su importancia, como la tiene que JM Mancebo haya obtenido acta de concejal, y como ellos todos los representados en el Ayuntamiento de esa villa donde el azahar se adelgaza, pero que los chicos del Alhaurín de la Torre CF se jueguen el próximo domingo sus ascenso a 2ª División B es un acontecimiento que nada tiene que ver con la pasmosa paciencia de ir contando los votos con parsimonia desesperante.

Los Koke, Chenchu, Santi, Carreño, Gurtu, etc., se la juegan a cara o cruz y su protagonismo en la historia de Alhaurín es muchísimo más importante que el juramento o promesa de los concejales electos.

Es el fútbol, queridos amigos y virtuales vecinos de la villa, el fútbol que arrastra masas, el fútbol como auténtica épica para aupar la dignidad de los aficionados a este deporte, el correr la banda izquierda, siempre la izquierda, centrar el balón y que la frente del héroe pulverice al Sporting de Villanueva de Badajoz, y todos a una, a pulmón abierto, gritar ¡goool!

Y que sea el agitar de banderas, el abrazo de todos con todos sin excepción de partidos políticos. El fútbol es lo que une; de él, del fútbol se nutren los bares y sus mostradores, las chicas y sus novios, los padres de los que corren tras la pelota, y ello, los futbolistas del Alhaurín, los nuevos encargados de pasear la ciudad por plazas importantes, los abanderados del pueblo, sus mejores embajadores, los gladiadores del instante.

Hay que salir a por todas, a jugársela hasta el último segundo. Es posible, la utopía se puede convertir en realidad y beber, vosotros los protagonistas, el elixir de la victoria.

Hay que llenar Los Manantiales y, antes de saltar al campo, jurar alrededor del mágico balón que os vais a dejar vuestras vidas en el empeño.

Victoria es la misión, no cabe la duda. ¡A por ellos!

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

lunes, 13 de junio de 2011

Uf, Conejo dimite


La dimisión de Francisco Conejo como Secretario de Comunicación de la Ejecutiva Federal del PSOE-A se ha convertido en una noticia de media o una página en los periódicos locales de esta ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia, por silenciar llega hasta hacerlo con la puesta en marcha de la Colección de Clásicos Contemporáneos de Andalucía que ha puesto en marcha la Fundación Unicaja, y es que lo del señor Conejo es harina de otro costal.

Asunto este buen hombre y peor parlanchín a comunicar lo que hacían los hombres y mujeres de Pepe Griñán, no he contabilizado y visualizado una sola vez que tan estupendo político haya prestado su careto para beneficiarnos con las malas y buenas noticias del PSOE-A.

Encumbrado tras el 22-M a una concejalía de la Casa del Pueblo, léase Ayuntamiento, con trampolín incluido para sentar sus reales cachas en la Diputación que presidirá Elías Bendodo como portavoz del menguado Grupo Socialista, al tiempo que seguirá como Secretario de Organización de la Ejecutiva Provincial y principal responsable de la debacle electoral, Conejo dará mucho que hablar en su nuevo cargo institucional.

Sin llegar a ser cruel, pues no poseo ni una miaja de crueldad, creo que Pepe Griñán habrá dado un suspiro de alivio al conocer la dimisión y algo más que una palmadita en las espaldas de Conejo, o sea, un empujón no sea que se arrepienta.

Mientra su jefe Miguel Angel Heredia se sigue manteniendo en la falacia de que “dimitir es lo más fácil”, María Gámez, mujer política que me cae muy bien, piensa y pregona que sus compañeros y compañeras de viaje van a permanecer los próximos cuatro años en la ociosa y odiosa ocupación de ser oposición ante una temible mayoría absoluta. Y yo, que de política entiendo lo que Rubalcaba de Bildu, me apuesto doble contra sencillo a que el único que permanecerá, contra viento y marea, será Francisco Conejo por más balacera que reciba de propios y extraños.

Hombre curtido en derrotas, es intocable en el organigrama provincial socialista.

domingo, 12 de junio de 2011

El veraneo de Miguel Briones



Una vez constituido el Ayuntamiento de Málaga, su alcalde, Francisco de la Torre Prados, excelente persona y gran gestor, ha dado el pistoletazo de salida: “ahora a ser austeros y a trabajar sin descanso”.

Y yo, me cago en la madre que me parió, crítico sin querer serlo hasta conmigo mismo, me he preguntado: ¿qué hará durante este verano el Delegado de Educación del Ayuntamiento de esta ciudad, Miguel Briones, que todo lo acoge y todo lo silencia?

Ya saben, y si no lo saben lo vuelvo a repetir una y otra vez, que el señor Briones ha sido designado, por De la Torre Prados, Delegado del distrito número 11 y responsable del área Educación; nadie mejor que el citado señor para el tema educativo pues es Inspector de Educación de Enseñanzas Medias.

Ahora bien, o mal, cualquiera sabe, iniciado el calor llegará la “caló” que dará paso a las “calores”, o sea, que el verano se nos ha echado encima con alevosía, nocturnidad sin sábanas y con una crisis que impide luchar contra él con unas cervezas de más; pues bien, dado que el fantasmagórico distrito municipal número 11 no se constituirá hasta pasada la canícula y que los colegios, con sus alumnos y profesores, no abrirán sus verjas hasta el veranillo del membrillo, léase septiembre, qué coño podrá hacer el señor Briones en sus dos grandes responsabilidades, más aún si el Consistorio no tiene competencias en Educación, salvando el desperfecto de algún cristal roto y poco más.

Pues eso, o sea, lo que dijo el Alcalde Francisco de la Torre Prados, “austeridad”, sinónimo de tirarse un verano a la bartola descansando sobre una buena hamaca y poco más.

Otro sí digo y ruego, a saber: que el citado señor Briones, exterminador de Colecciones de Poesía y silenciador de determinados expedientes en la legislatura anterior, no nombre directores de áreas o subdirectores, cargos que vienen a ser lo mismo en todo lo que se refiere a euros, pues él solo se basta para llevar a buen fin la asunción de sus nuevas tareas.

Pregunto, pero no habrá un dios que conteste: ¿llevo o no razón?

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

Fue un acaso (II)


Una mente desequilibrada es capaz de crear. Una persona en busca del sentido común es un proyecto asesinado sin posibilidad de ser. Por ello, el verdadero creador, el poeta, rompe una y otra vez las cadenas que enmudecen su voz.

De cada blasfemia a la cotidianidad, brota un verso, un racimo de palabras, un poema, un grito de esperanza en la desértica niebla donde cuelgan los clónicos ramajes de los insulsos poetas que siempre escriben lo mismo.


De la voz (III) de “Fue un acaso” de José García Pérez

sábado, 11 de junio de 2011

Y ahora, al Rocío


Mira, amor:
Han pasado las elecciones, y hoy los nuevos Ayuntamientos son una realidad; no son, por tanto, una utopía. De aquí a nada, se formarán esos trastos inútiles que son las Diputaciones, trastos que dan de comer a los de siempre. Mira, amor, los pocos indignados que quedan, con un par de tapaderas se han hecho oír en algunos de los renovados consistorios. Son pocos los indignados, y ya desarmados recogen sus lonas y demás enseres para ir a dar la lata a sus casas, digo yo. Fíjate amor lo que son las cosas, en el País Vasco, Euskadi o, como gusta llamar a la derecha, las Vascongadas, no han existido indignados, no sé si por miedo o porque son de otra leche.

Harto de escribir sobre política, amor, quiero recordarte que tenemos una cita mañana para irnos al Rocío. Eso es lo nuestro, lo andaluz, lo que quita las penas, el opio del pueblo que, al compás del tío del tambor y unas manzanillas fresquitas, nos hará olvidar esta penuria que hemos vivido durante un mes.

Y allí, tú y yo, aunque veamos a Javier, Mariano o Alfredo en busca del voto oculto entre trajes de lunares, rosarios de nácar y las lentas sevillanas de la Blanca Paloma, allí, te decía, apartados tú y yo del infernal ruido de timbales y gritos de fanatismo religioso, podemos arrullarnos sin problemas y ser felices un rato.

Te llamo. Nos queda poco tiempo y tenemos que aprovecharlo, mira que “el amor es un viento/ que igual viene y se va,/ se muere/ y al momento vuelve a resucita…”.

Nos vemos, eh.

viernes, 10 de junio de 2011

El nuevo Salustiano



En la tele, al tiempo que combinaba una sopa de mariscos con un pincho de tortillas, he escuchado a un joven ingeniero español en paro que “aquí –se refería a España-, uno puede optar a ser funcionario o a acampar en la Puerta del Sol”; pues bien, de aquí a seis meses, ni lo uno ni lo otro.

Es uno de tantos ingenieros en paro que ha acudido a la llamada del INEM alemán para buscarse el papeo en tierras de la Merkel, tierra de promisión para ingenieros industriales y de telecomunicaciones, aquellos que se iban a comer el mundo por nuestras tierras con el famoso I+D -en estos momentos me sujeto la parte baja del vientre, también conocida por “bartola”, y me parto de risa, algo saludable en estos momentos de tragedia económica-.

Tragedia que, allá por los años 50 y 60 de pasado siglo, consiguió que la buena gente del campo español, muy especialmente el andaluz, y otros sectores sociales -desde luego que no ingenieros, pues eso quedaba para los niños de papá- cogieran su maleta de cartón para iniciar el primer éxodo hacia Alemania.

Allí llegó Carlos Cano y allí compuso “El Salustiano”, coplilla que se iniciaba de la siguiente forma “Hasta un pueblo de Alemania ha llegao el Salustiano/ con más de cuarenta años/ y de profesión el campo/ pa buscarse l´habichuela…”.

Eran otros tiempos, pero las mismas causas son las que originaron que “El Salustiano” ayer y hoy, el ingeniero, tengan que dejar sus gentes, sus pueblos y sus costumbres para irse a Alemania, en la actualidad con sueldos anuales cercanos a los 50.000 euros; pues que no lo duden, que se vayan.

Y creo que siguen vigentes las mismas causas que ya denunciara Carlos Cano en su coplilla de El Salustiano, ahí van: “…/ yo no creo que el sombrero les toque en la tómbola/ a esos gachós trajeados que viven de na./ Que lo roban, lo roban/ con cuatro palabritas finas lo roban/…”

Ingenieros, obreros, médicos, jornaleros…que más da. Se nos fueron los mejores, y ahora se nos van los únicos. Pero seguimos con los hombros encogidos y cara de tontos.
www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

jueves, 9 de junio de 2011

Don Valeriano, los "indignados" y el CIS


El ministro de Trabajo don Valeriano ha hablado con sindicalistas y empresarios de los papeles sobre la Reforma Laboral que piensa debatir el Consejo de Ministros. A los librados y pagados hombres y mujeres de CCOO, UGT y CEOE, no les ha gustado nada la tinta impresa, por lo se huele que se puede avecinar una de mucho cuidado.

Los llamados “indignados” se han aglomerado en las inmediaciones de las Cortes Valencianas y ha tenido lugar un primer round entre las fuerzas de seguridad y los acampados por tierras de paellas. También en el Madrid del chotis y chulapas, los ocupas de la Puerta del Sol han marchado hacia el Congreso de los Diputados y, por las imágenes que he visto, todo el tinglado ha estado a punto de estallar. Sabedor de ello, el emérito José Bono, listo y sagaz como nadie, ha solicitado de sus señorías que se piensen si las sesiones plenarias sean dos semanales en lugar de las tres que se celebran en la actualidad. Dicen que tal medida, todavía no aprobada, ha producido un sarpullido de malestar entre sus señorías; no digamos entre la gente normal; y para qué decir cómo habrá asentado entre los “indignados” que, prometen, ojo, asaltar el Congreso y boicotear la puesta en marcha de los nuevos, pero arruinados ayuntamientos.

La cosa, o sea, la bicha, está que arde y el Centro de Investigaciones Sociales da cuenta de ello en su último informe, donde para un 83% el primer problemas de los españoles es el paro, seguido de la crisis económica según un 73% de la población, el tercero de los problemas es la clase política, habiendo desbancado hace un porrón de tiempo al terrorismo.

Con la Guardia Civil como la institución más valorada, España se sitúa con una proyección nada halagüeña de cara a nuestros vecinos europeos, los lejanos países asiáticos y la ciudadanía estadounidense.

Ahora bien, si ganamos la guerra a Libia de las manos de nuestras intrépidas Carme Chacón y Trinidad Jiménez, nuestra estirpe gloriosa habrá salvado los papeles, no los de don Valeriano.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

miércoles, 8 de junio de 2011

¿Electos o designados?, he ahí el problema


Mientras preparo mi cuerpo con la ingestión de cuatro copas de tinto del Bierzo, de nombre Hombros y envejecido en roble 12 meses, para realizar la travesía del desierto hacia el edificio del Rectorado de la Universidad de Málaga, sito en el mini mogollón de la Feria del Libro y a la vera de la Casa del Pueblo, léase Ayuntamiento, para asistir a la presentación de un libro de mi buena amiga Reme Sánchez, vicerrectora de no sé qué Facultad de la Universidad de Granada, ya les decía, mientras preparo el cuerpo he estado dándole vueltas al cuerpo de autoridades municipales que el alcalde Francisco de la Torre Prados ha diseñado para mantener en buen orden nuestros perfiles ciudadanos.

Dicho cuerpo de autoridades está formado por concejales elegido por el pueblo de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, y por tres ciudadanos designados por De la Torre Prados en función de la Ley de Grandes Ciudades que otorga al alcalde la posibilidad de apuntar con el dedo a quien le plazca.

Uno de ellos es Diego Maldonado, buen hombre y buen político al que supongo, es un suponer, habrá tenido algún problema con la estructura del partido por su acercamiento a Joaquín Ramírez, ex presidente provincial del PP, pero que Francisco de la Torre ha rescatado, además del por buen hacer de Diego, por cierto clamor de la ciudadanía.

El segundo, que bien pudiera ser el primero, es Manuel Díaz, hijo adoptivo y predilecto del Alcalde, que introdujo la patita en un desliz que el partido, y tal vez el propio Alcalde, estimó que sería improcedente incorporarlo a la lista de posibles electos, pero que De la Torres Prados ha superado con su libre designación.

Y el tercero, ay el tercero, ya designado en la legislatura anterior por el largo dedo de Francisco de la Torre, ha sido Miguel Briones, al que se le ha asignado, además de la dirección de un distrito por crear, las competencias en Educación, por cierto que no sabía un servidor de ustedes que el Ayuntamiento tuviera competencias en Educación, a no ser el arreglo de desperfectos de cristales, tal vez limpieza y algunas otras menudencias.

Pus bien, con “el tercer hombre”, señor Briones, tuve alguna que otra controversia que traspasaron fronteras españolas por ser liquidador oficial de libros, autoeditarse el suyo, silenciar expedientes administrativos y alguna que otra cosa más.

Controversias que pienso continuar durante los cuatros años de la actual legislatura. Ya ven que todavía no ha comenzado y ya estoy erre que erre dando caña. Y así, hasta el 2015. Todo sea por la decencia, ay la decencia, o sea, la justicia que dijera mi abuela.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

martes, 7 de junio de 2011

Europa aprieta la tuerca a España


Que no, dice la Unión Europea, que no, que así no hay forma de que España salga de la crisis. Y al tiempo que la UE pronostica un estancamiento, cuando no un retroceso de nuestra economía, los “indignados” de Murcia han dado un paso más al frente y han intentado llevarse de un supermercado más de cuarenta carros repletos de alimentos básicos para repartir entre los más pobres. Eso sí, con educación y sin grandes sobresaltos. El gerente les ha dicho que de eso nada de nada y ha llamado a la policía que, también con educación y sin porrazos de por medio, ha convencido a los “indignados” para que depongan su actitud.

Lo que la UE ha argumentado en el día de hoy es que no hay nación capaz de aguantar, sin reventar, la sangría del déficit de las Comunidades Autónomas. Ellos los han descubierto ahora, pero nosotros lo sabemos desde hace tiempo. Ese despliegue de tarjetas de créditos, el marisqueo con inclusión de ostras, la infinidad de móviles, la duplicidad de cargos, el aumento de funcionarios y empleados públicos, las inútiles Diputaciones y todo un rosario de mil cuentas, no pueden ser el argumentarlo político y social de este troceado territorio llamado España.

Siguen los de la UE dando consejos, a saber, incremento del IVA y subida de la fiscalidad de hidrocarburos aunque circulemos a 110 kms por hora. Elena Salgado aboga por una equivocación de los próceres de la Unión Europea, hasta que un día, no los “indignados”, sino los pobres de verdad se alcen en hambre contra tanto despilfarro.

El próximo sábado se van a constituir oficialmente los nuevos Ayuntamientos y Diputaciones extraídos de las urnas. Qué ruina Dios, qué ruina cuando tiren de los cajones, si es que quedan cajones, y se encuentren con la maldita oquedad de la nada. Y los que siguen como estaban, o sea, recortando y endeudando al pueblo, a nosotros, saben ya de las mil triquiñuelas para que la ruina vaya pareciendo algo normal y anodino.

¿Por qué, estando cayendo la que está cayendo, existen tantas personas dispuestas a complicarse la vida? Seguro que es por lo que usted está pensando y que coincide con lo que yo pienso.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

lunes, 6 de junio de 2011

Franco: ¿Autoritario, totalitario,,,?


La definición que Luis Suárez Fernández otorga a Franco en el Diccionario Biográfico Español que ha editado la Real Academia de la Historia ha dado paso a un rosario de comentarios en pro y contra de la misma. El historiador ha dicho de él (o de su Régimen) que era “autoritario, no totalitario”. Un escabroso tema, más aún si nos introducimos en las acepciones que el Diccionario de la Real Academia Española hace de los dos conceptos; algo que por cierto no haré y que dejo al arbitrio de mis posibles lectores.

Lo que nadie, estimo, puede discutir es que Franco fue un dictador que se alzó en armas contra el poder constituido, a saber, la II República Española ante la huida y abdicación de Alfonso XIII por el resultado de las elecciones municipales del año 1931, dato histórico.

Nada justifica que sean las armas las que dictaminen por dónde tiene que discurrir el destino de los ciudadanos que forman una nación. Aquella incivil y trágica guerra fratricida trajo consigo la abolición de la libertad, y ahora que tras la palabra libertad cada persona coloque el adjetivo que desee, pero lo importante es la perdida de libertad. En este momento pueden chocar de frente distintas perspectivas al analizar momentos concretos de los casi cuarenta años de dictadura, desde el consabido “nadie se metió conmigo” hasta la maldita herencia de una posguerra que, hasta 1947, fue terriblemente sangrienta.

El hecho de autoproclamarse “Caudillo de España por la gracia de Dios”, resume todo el concepto totalitario, rayando en lo divino, del que se sabía dueño y amo del destino de los españoles. Y su frase, creo que es suya, “todo está atado y bien atado” fue una auténtica profecía, pues pasados treinta y seis años de su muerte seguimos hablando de él y algunos, desde luego que yo no, añorando su presencia.

Por mi edad, soy producto de su nefasto proceder, a saber: haber castrado mi libertad durante años y pertenecer a una generación que, aunque hemos sabido aprobar asignaturas pendientes, quedamos a la cola del resto de jóvenes europeos, al tiempo que cantábamos “Montañas nevadas” y escuchábamos que “hacer” el amor nos llevaba de patitas a un infierno donde un fuego eterno nos iba a achicharrar sin morir jamás.

A algunos, no lo dudo, aquella larga estancia de Franco entre nosotros les parecería un cielo; hoy, que he sido capaz de usar la moviola, afirmo que fue un infierno.

Ah, y nunca estuve en la cárcel y ningún familiar mío fue muerto o asesinado antes, durante y después de la guerra civil española.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

domingo, 5 de junio de 2011

Don Tancredo, el mihura y la política


Según los primeros sondeos que se realizan tras el desastre electoral del PSOE el pasado 22-M, todo parece indicar que ni con la incorporación de Alfredo a la candidatura de la Presidencia del Gobierno la sangría agónica del socialismo pueda detenerse.

Lo atestiguan varios hechos: las dimisiones de algunos secretarios provinciales y candidatos a los comicios municipales, la no dimisión de los responsables de la campaña que siguen aferrados al salvavidas del poder, el inicio de ir haciendo públicas las cuentas de algunos municipios y comunidades y, muy especialmente, la credibilidad que, pisoteada en los suelos, ha desaparecido de la Escuela de Mandos del PSOE.

Si el verano, ya a la vuelta de la esquina, es la apisonadora que machaca todo vestigio de ocuparse y preocuparse de la alta política, que, por cierto es la baja, y que el Congreso y el inútil Senado cerrarán sus puertas durante algo más de dos meses; que a la vuelta de sus no ganadas vacaciones sus señorías intentarán aprobar o rechazar el previsible pasteleo de los Presupuestos Generales del Estado; si una vez consumado el desfalco a favor de los nacionalistas, las Cortes, en no más de dos meses, cerrarán sus puertas para convocar Elecciones Generales; si todo esto es lo que va a ocurrir ¿por qué no convocar los comicios en septiembre y que los ganadores, PSOE o PP, tengan las manos libres para confeccionar los nuevos Presupuestos?

Otra pregunta, si Zapatero se ha enrocado en seguir haciendo de Don Tancredo hasta agotar la legislatura y nuestra paciencia, ¿por qué no intenta llegar al mejor de los Presupuestos posibles pactado el mismo con el PP y así coger el toro por los mismísimos cuernos?

Presuponiendo que va a ocurrir lo relatado en el tercer párrafo de este “copo”, me puede decir alguien e invito a ello ¿por qué tenemos todos que, al igual que don Tancredo, seguir con los brazos cruzados mientras divisamos que el mihura de la ruina nos va a enganchar con sus pitones por donde más duele, ay?

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

De "Fue un acaso" (I)


Es en la noche, cuando el murmullo descansa en las telarañas de las grises camas y los niños sueñan a ser jinetes de alados caballos, es en la noche, decía, cuando el poeta despliega la red de la búsqueda de su voz por la ribera de la utopía.

Sabe que la palabra no descansa, sino que vive en el brusco acantilado de la verdad que conmueve el equilibro de la razón


De la voz (II) de “Fue un acaso” de José García Pérez

viernes, 3 de junio de 2011

Los libros y sus ferias


A los libros, como a las féminas, los amo y los odio, pero nunca los maltrato, tampoco a las féminas. Tras llevar cerca de veinte años, aunque veinte años digan que no es nada, coordinando Papel Literario, un suplemento de noticias, críticas y autores de libros, algo sé, quiero creer, de todo ese complejo tinglado que se conoce por “mundillo literario”, y que alcanza su culmen en la feria de las vanidades para el autor que, complaciente y complacido, es exhibido por las editoriales sentado en su sillita con una mesa por delante, bolígrafo en ristre y dispuesto a llegar al orgasmo supremo del escritor, la firma de un ejemplar, mientras el del clic le hace la foto correspondiente, previa cita del medio de comunicación.

La feria de las vanidades para el autor, y el mercadeo para las editoriales que mide el éxito o fracaso por el tanto por ciento de ventas respecto al año anterior. Y entre el editor y el autor, el librero y sus casetas, intermediario fiel que, ante el avance de las tonterías que se escriben en numerosas ocasiones, está abocado al cierre del tenderete.

Lugar especial en esta parafernalia de la cultura merecen los poetas, los insaciables poetas que, tan sólo, y si no son enemigos a muerte, se leen entre ellos. Nos salva García Lorca y su Romancero gitano y La voz a ti debida de Pedro Salinas, por nombrar dos de mis preferidos, sin olvidar, claro es, a Fernando Pessoa, nadie mejor que él.

Si durante estos diez días, la Feria del Libro de Málaga congregara en el Paseo del Parque el mogollón de gente que acudió a ver el desfile del Ejército, que después no se realizó, sería un éxito rotundo; pero no, al personal le gustan más los fusiles y tambores, los legionarios y regulares, que el olor y la caricia de las hojas del libros al ser pasadas con mimo.

Bajaré un día calle Mármoles, Compañía, Larios y Acera de la Marina para encontrarme con el desolador espectáculo de ver tantos libros en las estanterías esperando que alguien se rasque el bolsillo.

Tal vez hasta compre uno, nunca el de Al.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

miércoles, 1 de junio de 2011

De Ronda vengo...


La copla “Verde, blanca y verde”, de Carlos Cano, vino a convertirse en aquellos tiempos de ilusión reivindicativa de los andalucistas en el santo y seña de una inminente y pacífica revolución de ideales que, en un momento dado, pudo finiquitar el bipartidismo en Andalucía.

No en vano la copla comienza su melodía con ese “Vengo de Ronda/ lo mío buscando/ la flor del pueblo/ la flor de mayo/ verde, blanca y verde”. Y es que Ronda es la cuna del Andalucismo Histórico. Fue en la capital de esa comarca llamada Serranía de Ronda y que acoge a parte de las provincias de Málaga, Cádiz y Sevilla, donde Blas Infante y los suyos institucionalizaron el himno, la bandera y el escudo de esta tierra, la nuestra, que no acaba de encontrar acomodo entre tantas gaviotas y capullos.

La democracia contemporánea municipal votó andalucismo por la Serranía en el año 1979, y el andalucista Juan Harillo se convirtió en el primer Alcalde de Ronda. Después llegó el desastre y los andalucistas iniciaron la travesía del desierto, pero con el camello a cuestas. Actualmente los escombros han sepultado aquella utopía, y tan sólo en algunos pueblos se huele y mastica aquellos versos de la copla de Carlos Cano: “Amo mi tierra/ lucho por ella/ mi esperanza/ es su bandera/ verde, blanca y verde”.

Antonio Marín Lara fue el último alcalde andalucista de Ronda, pero a mitad de esta agónica legislatura, viendo venir los escombros sobre él, se pasó con todos sus concejales al PSOE, dándose lo nunca visto en política, o sea, ser dos años Alcalde por el PA y los dos últimos por el PSOE. A partir de ese momento, l@s andalucistas rondeñ@s comenzaron a sacar brillo a las letrillas de Carlos Cano y han ido cantando por el Tajo “que alegres cantan/ las golondrinas/ tierra sin amos/ tierra de espigas/ verde, blanca y verde” y han obtenido un buen resultado electoral que va a hacer posible que la vara de mandos de la Alcaldía de Ronda esté cogida por dos manos, una de ellas andalucista de pura cepa.

Me cuentan los del lugar que Marín Lara anda “llorando” por las estribaciones de la sierra, mientras un susurro de pinsapos adorna su llanto con aquella melodía “Vengo de Ronda/ lo mío buscando…”

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com