viernes, 29 de abril de 2011

La boda de los parados


La actual sociedad española, a la que me honro en no pertenecer, ha sido hoy hipnotizada o idiotizada por la boda del nieto de la reina de Inglaterra, cuya vida guarde Dios muchos años como opio de un pueblo, el nuestro, bobalicón y enfermizo de vanidades y pompas.

Sabedores de ello, los medios de comunicación han inyectado morfina a un pueblo, el de ustedes, que roza los cinco millones de parados. Abomino de la ignominia de fastos y carrozas, de duques y príncipes, de payasos y payasas vestidos de amarillo o celeste que, en un alarde de extremo cachondeo, se han pasado por la piedra a un pueblo que, en el más humillante de los silencios, se las traga dobladas.

Se puede ser pobre, pedigüeño y parado, pero con dignidad. Si escandaloso, por lo ridículo, ha sido la hostia dada a la pobreza en forma de boda real, se podría afirmar que todos aquellos y aquellas parados y desempleadas que han contemplado absortos el desfile de modelos de esa aristocracia desfasada y marciana se tienen bien merecido que la plaga de la miseria haya acampado junto a ellos.

Nuestros gobernantes, todos, o sea, PSOE y PP, dueños de la tarta del poder fraccionado en feudos, no son merecedores de seguir gobernando; pero el pueblo, que ya no es pueblo sino masa, sí es merecedor, por su silencio y resignación, de tener encima de ellos la opresión fornicadora de los mandones de turno.

Aquí, en esta España de la pandereta y Semana Santa, del Madrid y Barça, está teniendo lugar una extraña boda entre la riqueza y la pobreza, entre la gran banca y los parados que se sientan en los bancos, entre los ricos que no pagan impuestos y los pobres que pagan por ello.

Esta puta boda es un escándalo en la que consentimos que nos follen y adornen con cornamentas; pues bien, o nos convertimos en cabrones o rompemos la baraja, o sea, el matrimonio, y vamos a una revolución de desobediencia civil.

Así sea.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

jueves, 28 de abril de 2011

Pep y Mou


Vaya por delante que no soy catalino ni merengue, pero me encanta el fútbol y, por tanto, soy hincha a rabiar de un equipo que se come una rosca de tarde en tarde, pero que muy de tarde en tarde. Dicho lo anterior, que no es moco de pavo, pues es como si no fuese del PSOE o del PP, que también es cierto, comprenderán que paso parte de mi existencia, tanto futbolística como política, a contracorriente.

Soy uno de los numerosos ciudadanos que montó su pequeño tinglado frente a la televisión para ver el encuentro Real Madrid-Barça. Engaño lo mínimo, o sea, lo suficiente para no ser crucificado por la mayoría reinante, pero les confirmo que no trago al tal “Mou” y aunque a “Pep” lo veo algo estirado, me parece un buen tipo.

Dani Alves, además de ser un gran jugador de fútbol es un fingidor como la copa de un pino. Y a Pepe, jugador duro y correoso, se le va la olla de vez en cuando y reparte leña a diestro y siniestro. Ayer fue a por Dani, aunque no le cazó, y el árbitro le sacó tarjeta roja. Ea, a la puñetera calle por matón de barrio. El Real Madrid no es que se viniera abajo, porque ya estaba en el fondo de la nada futbolística, sino que apareció Messi en estado de gracia, estado que es el que debe tener el poeta a la hora de escribir, y demostró que es el mejor entre los mejores, entre ellos incluyo a Cristiano, pero a años luz del pequeño gigante.

Como esa noche Iker no tenía los dedos alargados, “Leo” le metió dos chícharitos en la red; el segundo de ellos fue un verso libre de fútbol que pocas veces volverá a firmar.

Me alegré cantidad, aunque se enfaden algunos amigos míos del Café-Bar “Gran Vía”, pero es que “Mou” me cae muy mal por chuleta, llorón y embustero. Aunque él, cobardón como nadie, da la eliminatoria por perdida, ésta aún no ha terminado, pero el descosido ya se lo ha hecho “Pep”.

www.josegarciapérez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

martes, 26 de abril de 2011

Gisela


La verdad sea dicha, y hoy escrita, es que desde octubre de 2010 hasta el día de hoy, 26 de abril de 2011, llevo una temporada baja, aunque por mi carácter, creo que fuerte no exento de romanticismo, son pocos los que han caído en ello.

Tan sólo unos días me vine abajo y quedó certificado en algunos artículos de cierta tristeza que casi nadie detectó. Pero hubo alguien, aún sigue viva y coleando, que se permitió el lujo de preguntarme por escrito, y en secreto, qué me ocurría. Su nombre, Gisela; su país, Argentina; su ciudad de residencia: Ciudad de Corrientes; sus estudios: Endrocrinología; y su vocación: pasar haciendo el bien; mi relación con ella: Facebook.

Supo detectar que algo extraño me pasaba. Y preguntó. Y le contesté, por si no lo saben, sobre un problema de pulmón, un Tac, otro más, un Pet-Tac, otro Tac, una jodida broncoscopia y un par de problemillas sueltos que me han tenido, y me siguen teniendo, como vulgarmente se dice, con el alma en vilo. Además le anuncié, de esto hace un par de meses, que el día 26 de abril, o sea, ayer mismo, volvía a hacerme otro Tac. Así ha sido.

Lo primero que hago cada mañana, una vez aseado, es sentarme junto al bendito ordenador para ver el puñado de correos que recibo. Y cual no ha sido mi sorpresa cuando hoy, ayer para usted, Gisela me ha enviado, a través de Facebook, el siguiente mensaje: “Mucha suerte. Estaré esperando tus noticias. Te envío besos”.

Y fíjense lo que son las cosas, ya he ido de otra forma al hospital, o sea, sabiendo que, exceptuando a aquellos por los que corre mi misma sangre, una mujer, una santa, desde Ciudad Corrientes (Argentina), tuvo el detalle de anotar, creo yo que en una agenda, una fecha importante para mí, y desearme suerte.

Sé que este artículo no importa a nadie, pero a mí me ha dado alas para pensar que existen personas que pasan haciendo el bien, por eso lo escribo, lo cuelgo en prensa y en mi blog, y correrá los caminos del mundo a través de Facebook.

Por si la quieren como amiga, su nombre es Gisela Ruiz.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo pepe”

Listas e imputados en la provincia de Málaga


Las listas de los diferentes partidos políticos de Málaga ya son definitivas, y en ellas van hasta 26 imputados por la Justicia.

Esto de ser imputado es una garantía de victoria, pues el caso más paradigmático es el que se da en Alhaurín el Grande, donde su alcalde Juan Martín Serón, esposado e imputado en las pasadas elecciones obtuvo una mayoría absoluta como la copa de un pino, demostración que o bien no se cree en la Justicia o bien esta es más lenta que un caracol con reuma.

Llama la atención que el PSOE es el que más imputados tiene en sus listas, hasta un total de trece, el PP cuenta con cuatro, entre ellos el alcalde de Alhaurín de la Torre Joaquín Villanova, Izquierda Unida le sigue con otro, y después existe una variada gama de partidos, entre los que destaca el PITA-PITA (Partido Independiente de los Trabajadores de Alcaucín) y a cuyo frente se encuentra el ex alcalde José Martín, conocido artísticamente por Pepe “Calayo” y por haberse encontrado en su colchón un buen puñado de miles de euros y que, según encuestas realizadas a pie de urbanizaciones ilegales, puede arrasar en el pueblo.

Hablando de pueblos, Estepona se lleva la palma en cuanto número de imputados, pues son cuatro los que tienen cita con la Justicia, a saber, desde el alcalde David Veládez hasta tres que ahora van por independientes, a saber, el incombustible Rafael Montesinos, la ex PP Rosa Díaz y José Ignacio Crespo, líder de PES.

Ni podemos ni debemos olvidar al actual alcalde de Ronda por el Partido Andalucista y Partido Socialista Obrero Español, ya es difícil la cosa, de nombre Martín Lara y apodo “el Toti”, dispuesto a repetir vara con el que sea.

Así las cosas, no me extrañaría que el personal vaya a votar a punta de pala para cambiar algo, única forma de que todo siga exactamente igual.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

lunes, 25 de abril de 2011

La espera


Han pasado los cristos, las vírgenes y los capìrotes. Debido a la inmensa cantidad de agua caída durante estos días de Semana Santa, no existe mucha cera por nuestras calles. Es difícil, pues, el maldito resbalón.

Ahora vamos a gozar de un entretenido intermedio hasta que de nuevo se alce el telón y la campaña electoral ponga a cada candidato en su sitio correspondiente, aunque algunos, por cuestión de fechas, el gong, se salven de ir al trullo ya que muchos de los que desean tomar la vara de mando están imputados por causas distintas.

En esta espera, lo que son las cosas, un servidor de ustedes se la juega a cara o cruz, ya saben, y si no lo saben pues mejor. Por ello, por la desazón que produce la espera de la esperanza, con minúsculas, y dado que el café-bar Gran Vía, mi segunda estancia, vuelve a abrir sus puertas para acoger a los afligidos me voy a poner morado mientras analizo, una a una, todas las listas electorales que se presentan en esta querida ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, para saber donde deposito mi confianza, confianza deteriorada hace tiempo ante este sarpullido de gente que no conozco de nada.

Y es que a mí, las siglas de los partidos políticos me importan un bledo. Desaparecido el andalucismo malagueño o camuflado entre una sopa de letras, tendré que escudriñar con lupa a los “servidores públicos” y a sus capitanes con microscopio, no sea que, a pesar de no existir cera por las aceras, me pegue un resbalón de mucho cuidado del que ya no pueda levantar cabeza.

Intermedio, pues, apasionante. Tiempo de lectura de programas y promesas incumplidas, de infames injusticias personales y de espera del premio que un día, sin venir a cuento, Mariví Romero, me prometió en la Peña Juan Breva. ¿O fue puro cachondeo?

Y el detalle es que se hace la sorda y no me lo explica. Cuesta tan poco.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

domingo, 24 de abril de 2011

El poema del domingo


/…………………………

La “muerte” se derrumba.
No es Alga ni Omega,
Se desliza entre amantes,
permanencia constante que dormita
entregada a los dos.
Sólo cuando morimos a nosotros
avivamos su sed
y golpea furioso al cuerpo solo.
Somos juntos un alma,
útero siempre fértil,
inmanencia de Dios.

Cuando oímos “te quiero”
se inclinan las acacias del jardín.
No son palabras,
son gotas fatigadas
en desmayo supremo.
Cuando ya nada queda por decir
desbocadas se escapan.
Abundancia de vida que nos cubre.

……………………………./

Del poemario “Inacabada ausencia”

sábado, 23 de abril de 2011

Resucitó: ¿Sí o no?


Revolucionario, no lo sé; pero incomodo, con toda seguridad. Nació en Belén, pero creció, trabajó y predicó en Galilea. Fue ejecutado en Jerusalén, la llamada ciudad santa.

Fue ciudadano de un gobierno teocrático, o sea, religioso, al tiempo que esclavo de un imperio, el romano. Jehová, su Dios, era distante e innombrable, pero un día lo acercó a sus contemporáneos y le llamó Padre. Los no “contaminados” nunca se lo perdonaron.

Gustaba de rezar en sinagogas, pero sus momentos más felices de oración los pasó en montes, desiertos, mares y olivares. Todavía hoy su “credo”, el amor, está por estrenar; el oficial, es otro.

Creía en los pobres, en los que sufren, en los no violentos, en los que padecían hambre y sed de justicia, y en los que trabajan por la paz. Pero todas esas creencias fueron convertidas por la Iglesia oficial en “obras de misericordia”, o sea, una manera de conseguir que algo cambiase para que todo siguiera igual.

Empezó a molestar a los poderosos. Fue hecho prisionero. Pasó por el Sanedrín, algo así como la Inquisición y fue declarado blasfemo. El fiscal del imperio ejecutó la sentencia. La masa confirmó la ejecución con un “crucifícale”, aunque horas antes había gritado “hosanna”.

Después de enterrado, circuló una extraña noticia: su sepulcro estaba vacío. Más tarde decían que había resucitado. Desde entonces se busca incansablemente por unos y otros, amigos y enemigos. Se sospecha que puede estar entre los suyos, ya saben, pobres y desheredados, aunque los hay que lo buscan en los templos.

Se asegura que no está entre oro, tribunas, poder y fusiles. Ustedes dirán, pues yo, para qué engañar, no lo sé.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

viernes, 22 de abril de 2011

Santo Sepulcro de Málaga


Al paso de tu Santo Sepulcro por el pasillo de Santa Isabel, inmerso en la algarabía de un pueblo que silencia con sus voces los gemidos de la orilla destruida del Perchel, me asomo al sentido y causa de tu muerte.

No comprendo nada; me acompañan tu palabra y mi pensamiento. De nuevo poderes políticos, militares y religiosos te han secuestrado. Te mecen y llevan de un lado para otro. Llegan generales, políticos y obispos; cornetas, tambores y ejércitos te rinden homenaje. Un mendigo espera que un denario se pose en la patena de su mano.

El Santo Sepulcro avanza. El paso de los hombres que soportan tu peso es majestuoso. Has quebrado los dogmatismos establecidos para que pudiéramos proclamar nuestro sueño de divinidad.

La rica Tribuna de los Pobres silencia a tu paso. Te presiento en el silencio. Las luces de neón de una tienda que compra oro esperan sonrojadas una mano que las apague. Una abuela del Barrio de la Trinidad se santigua en su silla de anea. Dejo de mirar a los otros. Por un instante me asomo para verte. Apago mi pensamiento y enciendo la palabra.

El mendigo sigue con su mano tendida; tan sólo una gota de cera taladra el rocío de su patena.

Despierto. Me olvido de Ti. Voy a su encuentro, al del mendigo, y en el te abrazo.

jueves, 21 de abril de 2011

La vivencia de la nostalgia


Una hogareña mecedora, una cálida penumbra del tiempo y una ancestral chimenea. No hace falta más para pasar un fin de semana que incluya Jueves, Viernes y Sábado de Pasión; ni siquiera un buen libro para acompañar el durmiente balanceo. Dejarse llevar, y si entre el chispear de lenguas de fuego se divisa la silueta de la madre acurrucando a la nena, el milagro. Alejado de procesiones y de conversaciones pías, de la llamada inoportuna, de la selva de lo urbano, de la rabiosa actualidad y de su análisis político. Y adentro, muy adentro de la intimidad y del alma, el recuerdo, la nostalgia. Querer ser humano, aunque la piedra del ajetreo nos quiebre la inmortalidad del instante, es el ideal.

Nos pasa, me pasa, que en lugar de la mecedora deseamos el trono, la noria o el tobogán del vértigo o, peor aún, la tupida tela de araña que nos envuelve y nos maniata. No somos capaces de cortar el hilo del que pende nuestra desgracia: el aparentar, el status, la baratija de la falsa felicidad. No se trata de permanecer estáticos o cincelados por el consumo, no es eso, de lo que se trata es de dejarnos mecer por la digestión del pasado y vivir el crepitar de la nana que clama por la paz y el auténtico amor.

Si hoy introdujera unas “negritas”, desaparecería la magia de la grata mecedura del tiempo que tal vez se pueda conseguir cuando se vive hasta el mismo cansancio de existir.

Mañana se estropeará el destello. Me detendré a la vuelta de la esquina, ay, para comprar la prensa y saber cosas. Y pulverizaré la mejor de las consagraciones, la de ser humano; para eso existimos.

Pero no caeré en la tentación. Detendré el tiempo y la mirada y colocaré los ojos al revés, para mirarme otra vez para adentro, pues tengo que conservar la visión de la noche, de la lumbre, del pan grande y de la mecedora.

miércoles, 20 de abril de 2011

Política y Semana Santa ( y II )


Los estudiosos del Nazareno coinciden en que Jesús no fue de derechas, pero sí en que todo su simbolismo, la Iglesia, a partir del emperador Constantino, ha estado, salvo raras excepciones, al servicio del poder.

Nunca he llegado a comprender, y me alegro de ello, por qué un Hombre que entra triunfante en la capital del reino de Judea, a las pocas horas se esconde y es detenido y juzgado por los poderes civiles y religiosos, y condenado a muerte. No he encontrado razón alguna en la lectura de los “Dichos y Hechos” publicados sobre él.

Mi problema puede estar en que no veo nada claro aquello de “la voluntad del Padre” y que todo tenía que ocurrir para alivio de los “pecadores” del mundo, los cuales, seguimos existiendo de una forma consciente o inconsciente; creo que me salva mi poca o ninguna fe, que tampoco en eso estoy seguro.

Las derechas debieron estar presentes de alguna manera en la auténtica Pasión del Nazareno. Tal vez en el tejemaneje de la bolsa de los treinta denarios y no tanto en el humilde bolsista Judas, sino en quien le entregó el pagaré, el precio de su prostitución, la venta de Jesús.

Sigue estando vigente aquello de que no se puede servir a dos señores: a Dios y al Dinero. Y sigue, en la actualidad, la balanza del servicio cargada sobre el platillo del dinero, del poder.

Las derechas no tienen porqué ser los votantes del PP, ni siquiera sus militantes, pues si no se sabe muy bien qué es hoy la izquierda, el mismo interrogante envuelve al concepto derecha. Quizás se mezclen derecha e izquierda dando como resultado el trípode axiológico de dinero, poder y prestigio.

Un sencillo acercamiento a nuestra particular Semana Santa nos visualiza una serie de personajes incrustada en las entrañas de florilegios y botafumeiros, a saber: ministros, presidentes de audiencias, obispos, jefes de policía y generales, o sea, poderes religiosos y civiles, sean de derecha o de izquierda.

Todo ello viene de antiguo, desde el auténtico Gólgota.

martes, 19 de abril de 2011

Política y Semana Santa (I)


Ignoro si Jesús de Nazaret podría definirse como un hombre de izquierdas. Durante el tiempo que va de los años 60 a los 70 del pasado siglo, se estudió su figura desde muy distintos perfiles que iban del anatómico al político.

Algunos consideraron que fue un rebelde al estado teocrático que le había tocado vivir; otros que fue un perfecto rabí amante de que la Ley se cumpliese en su totalidad; los hay que lo creyeron un nacionalista galileo y, por ello, un luchador contra el imperio romano. Juicios que nada dicen, porque los que lo juzgaron de verdad, los poderes religiosos y políticos de su tiempo, lo tuvieron claro: los primeros lo consideraron blasfemo y los segundos, Pilatos y subdelegados, culpable de querer implantar un reino contra el César.

Andan las izquierdas, esencialmente la andaluza, debatiendo su futuro y haciendo cambios de gobernantes durante esta evocación semanal del dolor. Y si ya, la misma tragicomedia religiosa y cultural que significa la Semana Santa, uniendo en un mismo escenario un limón cascarúo con un cirio regando cera, o un legionario armado con un hombre de trono o un hermano mayor medalleando a cara descubierta al tiempo que un policía municipal retira un Cristo mendigo de calle Larios; y, si ya decía, esta tragicomedia, u otra cualquiera, no hace pensar a las izquierdas que esta sociedad ha cambiado, pues apaga y vámonos, aunque sea de procesión.

Abocados los hombres y mujeres de izquierdas, según encuestas, a perder un buen trozo de la tarta del poder, se alían con cristos y vírgenes dolorosas, con el beneplácito de mayordomos y hermanos mayores, a pasear sus esperanzas por el centro de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, a fin de conjugar muerte y resurrección y salir de este atolladero en que se encuentran.

Pero no hay por qué escandalizarse, ya que todo ese conglomerado de oficiales y suboficiales, de niñas vestidas de brujas, de cirios y fusiles, de obispos y ateos, de turismo y hoteles, de políticos y contribuyentes, de venta y reventa de sillas, de mendigos y ricos, forma parte de la religiosidad.

La fe es harina de otro costal.

lunes, 18 de abril de 2011

El Gran Circo


Con respecto a “los dichos y hechos” -evangelios- que narran las andanzas de Jesús de Nazaret, existen tres posibilidades: o bien creer su contenido al pie de la letra o creer aquello que interese o saltarse su contenido olímpicamente.

En el primero de los casos, pueden encontrase en este mundo no más de diez personas; una gran masa giraría alrededor de posibles creencias de algunas salpicaduras evangélicas; y otros muchos viven como si Jesús no hubiese existido, y a lo mejor es así, cualquiera sabe.

Para los más, la Iglesia, en este caso la católica, es la que ha puesto en orden todo el legado proveniente del nacido en Belén. Es ella la que interpreta y revela, mediante el Catecismo, los dogmas y las Encíclicas papales, lo que hay o no hay que creer. Y realiza esa función apoyándose en la siguiente cita evangélica: “Tú eres Pedro, piedra, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y todo lo que tú ates en la tierra en el cielo será atado…”

Y así, por ejemplo, la Iglesia tiene un Credo particular que sus fieles repiten en Eucaristías y/o Misas: “Creo en Dios Padre Todopoderoso, creador del Cielo y de la Tierra, de todo lo visible e invisible…”, credo que, desde luego, nada tiene que ver con aquél que parecía asumir el principal protagonista de los Evangelios, me refiero al que dicen que dictó en el llamado Sermón de la Bienaventuranzas: “… bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia…”

Así las cosas y los casos, nos vamos a encontrar durante estos días con la Semana Santa, Mayor o de Pasión, en la que se rinde culto al Sufrimiento y Muerte del Hombre que plantó cara a los poderes teocráticos del Gran Sanedrín y sus Sumos Pontífices, los cuales se rasgaron sus propias vestiduras y lo proclamaron blasfemo, por tanto, condenado a muerte, sentencia que fue ejecutada por el poder civil.

La Semana Santa se ha convertido en el Gran Circo de la Iglesia Católica, término que no debe tomarse como peyorativo, ya que posee todos los ingredientes positivos del concepto circense, pues en ella, en la Semana Santa, se ensamblan luz, tiniebla, color, arte, oro, plata, piedras preciosas, prestidigitación, música y bombo, demasiado bombo tal vez.

Ojalá no llueva por lo que tiene de espectáculo.

domingo, 17 de abril de 2011

El poema del domingo


EL POEMA DEL DOMINGO

/……………………………

Veremos nuestros cuerpos
sin tiempos de imposible,
y la nada vendrá junto a nosotros.
La llamamos: “amor”.
Nació en la penumbra.
Es de la noche.
Es su palabra.
La noche duerme en el silencio nardo
donde todo es quietud.
El amor no es del día,
se le escapa entre luces,
no permanece en él.

Si tu nombras a “Dios”,
sé que habla de ti
y de mí; de lo nuestro con nosotros.
Vendrá el fuego y la llama que no quema,
abierta la ventana,
se esparce por los sueños de la noche
y el nardo los consume.

……………………………../

Del poemario “Inacabada ausencia”

sábado, 16 de abril de 2011

Trinidad Jiménez en Alhaurín


Alhaurín de la Torre, la villa donde el azahar se adelgaza, es un pueblo convertido, en gran parte, en dormitorio de la ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia, Málaga. La proliferación de canteras, cara y cruz de su desarrollo, ha contribuido a ello.

El cogollo del vecindario indígena, o sea, el casco del pueblo, se encuentra dispuesto a la gran batalla electoral, que digan lo que digan unos y otros, no es otra que intentar desplazar democráticamente al actual alcalde del PP, Joaquín Villanova, a la jodida oposición, deseo casi improbable que se convierta en realidad, pues aunque su acción como primer edil pueda ser en algunos aspectos discutida, no ha llegado a cometer ese error que podría arrojarlo al infierno antes aludido, la oposición.

Además, matemáticamente, la incorporación de dos nuevos partidos, UPyD y ERES, a la santa trinidad oficial, PP, PSOE e IU, puede facilitar que su actual mayoría absoluta se vea incrementada en uno o dos concejales.

Para evitar el posible varapalo, la dirección del PSOE ha enviado a la Ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, a que hoy apoye la lista local socialista que encabeza la candidata Patricia Alba. No sé porqué los mandamases de los partidos envían paraguas donde cobijarse la hinchada local, la que pega carteles y da la cara todos los días.

La señorita Trini, como la bautizara Alfonso Guerra cuando Tomás Gómez le sopló un fuerte varapalo en las primarias de Madrid, es la sonrisa oficial del zapaterismo. No sé a ustedes, pero a mí toda persona que mantiene permanentemente una sonrisa, pase lo que pase, me aturrulla un montón, aunque Trinidad Jiménez tiene motivos para estar siempre contenta.

Fue en su casa madrileña donde se urdió la trama para que Zapatero fuese elegido Secretario General del PSOE, acompañada para tal fin con Blanco, Jesús Caldera, J. Fernando L. Aguilar… y un malagueño que se encuentra en las fauces del olvido.

Zapatero la premió con creces, ya ven, Secretaria de Estado, Ministra de Sanidad y autora durante su mandato del despilfarro de más de cuatro millones de vacunas de la puerca gripe A que fueron tragadas por las cisternas de todos los españoles y, en la actualidad, Ministra de Exteriores, icono, pues, de la Alianza de Civilizaciones que ha culminado en el cuento chino de la inversión de nueve mil millones de euros.

Si yo fuese Patricia no desearía semejante paraguas. Por favor, no me lo tomen a mal por meterme en lo que no me importa.

www.josegarciaperez.es

viernes, 15 de abril de 2011

La campaña que nos amenaza


De aquí a tres días, la Semana Santa y pecadora. Pasada la misma, una miaja de precampaña y, a continuación, casi sin tiempo para quitarse los capirotes, llegarán otros con otras máscaras a darnos la tabarra durante quince días.

Habrá que aguantar, con estoicismo e irónica sonrisa, todo el rosario de promesas que caerá sobre nuestros sufridos cuerpos. La competición está cerca, las vallas esperando con la mejor imagen del candidato/a; el militante sacando brillo a sus enmohecido carné; los “pelotas” engrasando las vísceras de la adulación; y los que esperan el asalto a la poltrona, perfilando la forma de hacer la “pascua” a quien se la hizo a él.

Todo está preparado y cada pieza en su sitio: el dinero en los bancos, la deuda en nuestros bolsillos y los “listos” en las listas. El poder, o sea el dragón de las siete cabezas, juega a todas las cartas e igual es andalucista que socialista, comunista o popular. Es un dios presente en todo tiempo y lugar. La actitud de servicio se esconde avergonzada entre los bucles de los manicomios, sabedora de que no tiene sitio en este nuevo carnaval.

La avaricia anda nerviosa, pues desconoce quién va a gobernar la ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia, cualquiera de ellas, y no sabe con claridad por quién tiene que apostar, así que usará todas las máscaras posibles.

Y como soy consciente de ello, apostaré fuerte en la ruleta de la vida por el asomo instantáneo de la felicidad, y esperar, esperar pacientemente el sabor de una lejana brisa que me acaricie tras la densa niebla de lo cotidiano. La brisa no será desde luego el resultado de la votación, porque es seguro que alguien seguirá pasando hambre, y no deseo ser cómplice de ello.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

miércoles, 13 de abril de 2011

Paco Montoya


El pasado fin de semana estuve por Granada en un acto institucional con presencia del Excmo. Sr. Alcalde de la villa y de la Ilma. Sra. Viceconsejera de Cultura de la Junta de Andalucía. Se trataba, nada más y nada menos, de condecorar al gran poeta Rafael Guillén con la Medalla del II Premio de las Letras Andaluzas “Elio Antonio de Nebrija”, al que un servidor como Presidente de la Asociación Colegial de Escritores de Andalucía, con perdón de ustedes, tenía el privilegio de imponerle el galardón. Lo pasé bien, pero nada comparable a la mañana de hoy, ayer para usted.

Y es que bajé a un bar cercano a casa a tomar una cerveza y un rioja, con permiso de algunos amigos míos que creen que semejante ceremonia es una adoración al dios Baco. Pues bien, estaba liado con la cerveza cuando se acercó Paco Montoya, natural, lo que son las cosas, de Alhaurín de la Torre, ese mágico lugar donde el valle del azahar se adelgaza.

Paco es hombre de carácter bronco y tierno. Esa mañana se encontraba en estado de gracia, ese estado que se da gratis, o sea, sin nada a cambio. Era, al igual que la mía, la primera cerveza; dicho de otra forma, estábamos más frescos que un chorro de agua que baja por entre laderas del monte. Le llevaré tres años de edad, lo que quiere decir que somos de la quinta del hambre, del respeto a los padres, del nacional catolicismo, y de la Cuaresma vivida sin probar la carne, tal vez porque escaseaba.

Y de eso estuvimos conversando dale que te dale. Me decía Paco, hombre que se enfada a menudo con Dios, al igual que yo, de los potajes de acelgas y del arroz con leche que preparaban nuestras madres en tiempos de Semana Santa, y que hoy, sea por las bulas o porque ya no se llevan, se cambian por un bocadillo de chorizo o cosas parecidas.

De ahí pasamos a la forma de vivir el entonces llamado Sábado de Gloria, borrado del mapa por la que llaman Santa Iglesia Católica, con un tronar de campanas y Radio Nacional a toda pastilla, ya que durante los días anteriores todo era silencio y música sacra.

En fin, cosas sin importancia que ya no se llevan, pero que han conseguido que quedemos cualquier día para degustar un menú potajero, no verruguero, y de segundo un bacalao en condiciones al que queda invitado el que lo desee.

Vamos, que lo paso fenomenal.

martes, 12 de abril de 2011

Del chiste al cuento




Dicen que un lepero se acercó a una óptica para comprar unas gafas. El empleado, con exquisita educación le preguntó: “¿para lejos o para cerca?” A lo que el hombre de Lepe, contestó: “Pa la provincia de Huelva.”

De chascarrillos como éste, viene la fama del lepero como cateto a toda pastilla, aunque no son muchos los que saben que Jordi Pujol, en visita a Andalucía, el primer pueblo donde puso sus reales fue en Lepe para interesarse por la visión emprendedora de este pueblo de la provincia de Huelva, donde el desempleo existe en su más mínima expresión tanto por los dividendos que dejan en las arcas municipales la playa de La Antilla y buena parte de Isla Antilla, que reparte sus beneficios con Isla Cristina, como por la riqueza del cultivo de la fresa, fruta conocida en toda Europa.

Toda esa gama de chistes atribuidos a Lepe, extrapolables a cualquier localidad de España, se debe a la vinculación que Manuel Summers tuvo con esa localidad onubense durante los veranos que pasaba en la lengua de blanca arena que va desde el Barrio de Pescadores hasta la orilla del río Piedras, sagrado lugar “donde el viento silba nácar.”

Pues bien, Javier Valderas, hijo de Diego, coordinador de IU en Andalucía, se presenta como candidato a la Alcaldía de Lepe, y ha incorporado en su programa que el “chiste de Lepe” sea aprobado por el Parlamento de Andalucía como Bien de Interés Cultural. Pues puede ser que ocurra, o sea, que sea aprobado por los integrantes del Hospital de las Cinco Llagas.

Pero si así fuera, a nivel muy personal solicito del mismo Parlamento que el “cuento de Málaga” obtenga el mismo trato y privilegio; me explico a continuación.

En Málaga, ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia, existe una maravilla, que entre unos y otros se ha convertido en ruina, llamada Convento de La Trinidad, a la que en su día la actual presidenta del PSOE-A, Rosa Torres, prometió convertir, siendo Consejera de Cultura, en el Museo de los Cuentos. Descabalgada de la Consejería, desembarcó en la misma don Paulino Plata que ya no vio con buenos ojos la promesa de su antecesora, hasta ayer, que en un momento de arrebato de precampaña prometió convertir al Convento en un nuevo cuento.

Finalizo con una anécdota: se cuenta que Franco visitaba una cárcel interesándose por sus inquilinos. El director de la prisión iba indicando a los “elementos” que habitaban cada celda. Al llegar a una de ella, con cierto peloteo dijo al gallego: “En ésta se encuentra el que inventa los chistes contra VE”. Saltó la curiosidad del dictador. Penetró su figura la celda y preguntó al preso si era cierto que él era el autor de los chistes que, sobre su persona, circulaban por España. “¡Que no!”, decía el buen hombre. Franco lo miró, y con picardía le dijo: “Si te inventas un chiste ahora mismo, te dejo en libertad”. El preso, lepero por cierto, se quedó pensando un instante, y con el brazo en alto, gritó: “¡España, una!, ¡España, grande!, ¡España, libre!”

Tras el grito, un insoportable silencio inundó la celda, y Franco dijo:
“eso no es un chiste.” “Desde luego que no, pero no me negará VE que es un cuento”
Quiero decir que el “cuento del Convento de la Trinidad” tiene más guasa que “el chiste de Lepe”

lunes, 11 de abril de 2011

El polvorín del Museo Thyssen de Málaga


Esta legislatura municipal que finaliza ha sido una especie de viacrucis cultural para el alcalde de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia.

Desde un principio, la designación de Miguel Briones como delegado municipal de Cultura no se convirtió en un camino de rosas como cabía esperar, sino que al momento, no llevaba más de treinta días en el cargo, hubo más espinas que rosas a causa del protagonismo de este señor que, por primera vez en la historia, estaría por asegurar que en toda España, consiguió que en un Pleno Municipal el PP votara en contra de la cultura, cultura hecha poesía en una colección de nombre perchelero, a saber, Ancha del Carmen, y que a instancias de él dejó de existir.

Más tarde, y como gran y fatal acontecimiento, Málaga capital quedó descabalgada de la utópica carrera para llegar a ostentar las Capitalidad Cultural Europea 2016 a causa de la mala gestión llevada a cabo por una Fundación creada para tal fin y que presidió Juan López Cohard. Una serie de disputas internas entre el citado presidente y uno de los hombres del Alcalde, Javier Ferrer, amén de un vídeo sobre este perímetro urbano que lo mejor es olvidar.

Llegó después el Museo Thyssen, su puesta de larga a toda prisa, el nombramiento de María López como directora de la pica puesta en calle Compañía, la creación de la Fundación “Palacio Villalón”, el nombramiento de patronos, entre ellos el señor Llorens, y un clamor popular por ver el contenido del Museo de La baronesa.

Todo marchaba al ritmo que lleva la Virgen de la Zamarilla cuando baja calle Mármoles camino de la Gran Tribuna de la Plaza de la Constitución, cuando he aquí que la directora del Thyssen, la citada María López, le ha hecho la peineta al alcalde De la Torre y a la “Tita”, o sea, que ha dimitido de su cargo, y en el camino le acompaña el insigne señor Llorens. Parece ser que, según apuntan los murmullos de la elite malagueña, todo se debe al nombramiento como Gerente de la Fundación “Palacio Villalón” del ya citado Javier Ferrer.

Todo esto a poco más de un mes de las elecciones municipales. Ahora lloverán las críticas, se afilarán navajas, habrá contubernios y los teléfonos echarán chispas. Lo bueno, tal vez sea lo malo, es que Javier Ferrer, a nivel personal, me cae bien.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

domingo, 10 de abril de 2011

Diego Maldonado


Aunque no se sabe la lista completa de candidatos del PP que concurrirá a las próximas elecciones municipales, sí son conocidos los nombres de aquellos y aquellas que se quedan en el camino por distintas razones.

Diego Maldonado, concejal de Viviendas en esta última legislatura, es uno de ellos y yo, que no tengo pelillos a la hora de teclear nombres, lo siento de verdad porque ha sido uno de esos políticos, que se dan de higo a breva, próximos a la ciudadanía, al pueblo o como quieran ustedes llamar a ese amasijo de seres que conforman la voluntad popular.

Los componentes de la voluntad popular, o sea, los ciudadanos, a poco que conozcan algo el intríngulis político, no actúan por solitario, sino que vienen a ser algo parecido a los racimos de cerezas, ya saben, tira usted de una de ellas y se viene, al menos, un racimo de esa sabrosa fruta de verano. Vamos, un poner, que si no yo no votase al PP por no estar Maldonado incluido en el listado de trabajo por Málaga, esa ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia, a poco que trabaje un poco, me acompañaría un puñado de electores.

Diego Maldonado volverá con la chavalería, donde como médico pediatra tendrá mucho que hacer y bueno, pero no está del todo bien que se le haya dado la papela como político. No se olvide su labor como diputado provincial de Cultura, inolvidable para mí, donde sentó los pilares que las banderías políticas nada tenían que ver con la Cultura con mayúsculas. Recuerdo, cuando se presentó como número 1 por el Ayuntamiento de Marbella frente al todopoderoso Jesús Gil, que me invitó, dentro de su campaña electoral, a dar una conferencia sobre Andalucía, y yo, que soy algo honrado, me permití confesarle mi condición de andalucista absoluto, aunque sí carné oficialista, y él me contestó: pues, por eso, porque deseo que el persona oiga algo esencial sobre nuestra tierra.

A Diego lo ha ennoblecido políticamente, además de otras virtudes, su proximidad con el pueblo y con otras verdades establecidas más allá del código del PP; eso, y su paso por la siempre difícil concejalía de Cultura, de donde hace cuatro años fue arrojado a las tinieblas por un personajillo distante, amante ególatra de su propias fotos y que desequilibró por completo el buen cuatrienio que Maldonado forjó desde su responsabilidad de Concejal de Cultura.

Amigo Diego, esta columna va por ti. Siempre te recordaré como el político próximo al arte y con ganas de empaparse de él.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

El poema del domingo


/………………………….

Miro tus labios,
presiento su contacto
de fruta roja fresca,
y me entrego a ellos.
Nada turba el mensaje consentido.
Todo es beso que asoma:
¡y la miloca anuncia el vuelo en la noche,
y gira el girasol en la mañana,
y demanda la tarde su presencia!
Y pasan la miloca, el girasol y la tarde
y nuestro beso nace.

Y legarán “palabras”.
Se quedan con nosotros,
en nuestra sola y llena compañía,
sin murmullos de vanas voces huecas
que enturbien su sentido.
Las palabras son rutas del amor.

…………………………………/

Del poemario “Inacabada ausencia”

viernes, 8 de abril de 2011

El estado del malestar


Del llamado “estado del bienestar” vamos pasando de oca en oca al “estado del malestar”. La gente anda cabreada porque no ve salida alguna a este larguísimo túnel. Todo se va convirtiendo sin remisión en negro, y el purgatorio, a pesar de lo que aventure un buen columnista de este digital, se encuentra ya instalado entre nosotros y en él estamos purgando el trapicheo de otros.

Los comedores sociales acogen en su caridad, además de a indigentes, a una clase social mileurista que va a la bancarrota con un elegante servicio de pobreza digna, silenciosa y vergonzante. La gente se quiere quitar de encima el piso que en su día, cuando las plagas no apuntaban a España, se compró e hipotecó, y resulta que los bancos, no los del parque, recogen las viviendas pero las deudas se mantienen. Haría falta una revolución para arreglar esta dentellada de puro capitalismo.

Los hijos hechos y derechos viven de los padres y hasta de los abuelos. El desamor entre la pareja no lleva a la separación a causa del coste que ello significa y así, sin poder verse, los dúos de hecho y derecho caminan como dos extraños entre los cincuenta metros cuadrados de la casa que los acoge. De los supermercados, el personal que puede hurta productos básicos: pan, leche, aceite, etc.

Nos estamos convirtiendo en rácanos y la propina, una de nuestras señas de identidad junto a la siesta, ha desaparecido de barras y veladores de bares; el personal arrambla hasta con los diez últimos céntimos que son tan difíciles de coger por pequeñitos que son.

Sin embargo, nuestros padres de Europa, los llamados europarlamentarios, que viven como Dios, han votado que de volar en clase turística nanay de la china y, sin indulgencias que valgan, se ha apuntado a mantenerse en la clase llamada de primera. Y se quedan tan panchos y nosotros igual que ellos.

Recemos al Supremo para que la cosa cambie, porque al faltar una miaja de revolución de la buena, España lleva camino de convertirse en un Limbo donde sólo viven de puta madre unos pocos.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

miércoles, 6 de abril de 2011

Andalucía: ramera


“La de los cantes de siempre, Andalucía: la fiesta”, es un decir falso, porque lo que se dice fiesta -cante y jolgorio- va desapareciendo con más de un millón de parados.

“La de míseros jornales, Andalucía: la pena”, va siendo cada día que pasa una verdad absoluta con la limosna oficial que van recibiendo los sumisos jornaleros para acallar el ruido de sus tripas.

“La que te vendes por nada, Andalucía: ramera”, una triste realidad consolidada con las promesas políticas, los estatutos manufacturados y los EREs de la mentira para el aprovechamiento de banderías políticas.

“La que muere y resucita, Andalucía: grandeza”, una utopía pensada por unos soñadores pseudo-revolucionarios que creen, inocentemente, en que la palabra poética puede cambiar una realidad que nos avergüenza.

“¿Dónde tu orgullo de pueblo, dormido con las promesas?”, aunque la verdad es que no conformamos un pueblo, sino ocho provincias en innoble lucha fraticida para enarbolar la bandera del poder.

“¿Dónde tu estirpe de casta, dormida, sin garra y quieta?”, si admitimos con un encogimiento de hombros que determinadas personas en uso, mal uso, de sus apellidos se enriquezcan porque sí.

“¿Para qué la blanca y verde si en tu corazón no ondea?”, sí la usamos, me refiero a la bandera, un día al año, llámese 28-F, pero no nos cubrimos con ella el resto de los días.

“¿Por dónde los andaluces que presumen de poetas?”, si tan sólo cantan bellas palabras huecas que inducen a que el pueblo andaluz se sumerja, si es que se leen, en los fumaderos del opio y la sumisión.

“Me duele tu libertad, muerta por cuatro monedas”, cuatro monedas, a lo más cinco, con la que taparnos la boca y la reivindicación si nos comparamos con los pueblos del norte.

“Me duele verte de esclava, cuando pudieras ser reina”, reina, sí, andaluz no te rías, pues poseemos la riqueza del mestizaje de todas las civilizaciones del mundo occidental, mientras algunos se dedican a levantar piedras.

“Andaluces, levantaos…”, calla, político de mierda y no blasfemes más, pues si los andaluces nos levantáramos hasta las piedras se echarían a temblar.

martes, 5 de abril de 2011

Griñán, Chaves, Pizarro y "El clan de los Gazules"




Un clan es un grupo o comunidad de personas con una ascendencia común en la que tiene gran importancia los lazos familiares e ideológicos y la obediencia ciega a un jefe. No llega a ser lo que conocemos por mafia, pero es lo más parecido.

En la conocida Ruta del Toro y en pleno corazón del Parque de los Alcornocales se encuentra Alcalá de los Gazules y en su interior el conocido “Clan de los Gazules” que, desde los tiempos del Presidente de la Junta de Andalucía José Rodríguez de la Borbolla y Camboyán, más conocido por “Pepote”, pero de los Borbolla de toda la vida, ha tenido gran importancia en el devenir del socialismo andaluz.

Manuel Chaves, “caballa” de nacimiento, pero gaditano de adopción, sabedor de la importancia de dicho clan, aporreó la puerta de mismo y Luis Pizarro, patriarca del él, certificó el “nihil obstat” para su incorporación al mismo.

La escapada de Chaves a Madrid con su “escolta” Gaspar Zarrías, dejó desguarnecida a la “familia”, más aún con el nombramiento de Griñán, hombre formal y formado, como Presidente de la Junta y posterior votación para alcanzar la corona de Secretario General del PSOE-A.

La segunda generación del clan alcanzó prosperidad y fama con el nombramiento de Bibiana Aído, hija del primer alcalde democrático de Alcalá de los Gazules, a instancias de Chaves como “miembra” del Consejo de Ministros del Reino de España, hecho que supuso que tres miembros del famoso clan, a saber, Chaves, Bibiana y Zarrías, ocuparan puestos de responsabilidad para el bienestar de los españoles, como es bien sabido, pero al revés.

Griñán se la ha jugado al destituir a un Delegado de la Junta, afín al clan, sin permiso de Pizarro, lo que ha traído como consecuencia la dimisión del patriarca y la escandalera subsiguiente en la vida política andaluza y española. Griñán se la está jugando y ya se oye el tam-tam, proveniente de Alcalá y extendido por toda Andalucía, pidiendo la cabeza del actual Presidente.

En el centro de este barullo, la federación andaluza socialista jugará un papel esencial para dirimir la elección del próximo candidato a la Presidencia del Gobierno de España. Y es que son igualitos que los niños.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

lunes, 4 de abril de 2011

34.000 parados más


Mientras España camina a una bicefalia donde nunca se sabrá si la responsabilidad de lo que ocurra es del Presidente o del Candidato/a, la cola de los parados que acuden al Inem se alarga con cruenta agonía.

Al tiempo que los “populares” solicitan elecciones generales anticipadas y los “socialistas”, por lo que pueda ocurrir, gritan ¡presidente/a” a quien los mitinee, la ciudadanía, con paso inmaculado y sumiso, contempla como el vecino del quinto se ha quedado compuesto, sin novia y, lo que es peor, sin un pan seguro que llevarse a la boca.

Asistimos a la auténtica descomposición de España, descomposición de la que nos salvamos, por ahora, los congelados pensionistas, el galeón de funcionarios, los banqueros y la soldadesca que acude con sus cantimploras a guerras que no tienen fin.

El resto de la población, a saber, el pequeño comerciante, los empleados de Mercadona y similares, los agricultores y demás gente de los páramos españoles y el personal de a pie que curra para que Botín y compañeros se forren, anda sobre el filo de la navaja.

Hoy, por ayer, cuando el señor Rajoy era entrevistado por los periodistas estrellas de Prisa, otro imperio a punto de estallar, saltaban los datos del paro durante el mes de marzo, datos que vuelven a apabullar, por no decir acojonar, al gentío. O bien nuestros gobernantes y gobernantas son unos ineptos como la copa de un pino o bien España es un país pobretón, aunque un cura rocíe de agua bendita el aeropuerto de Castellón, sin tráfico alguno o Ciudad Real, es un poner, posea otro aeropuerto que no sirve para nada o aquí en Málaga a la Soledad de Mena le hayan encasquetado un manto con más de cuarenta kilos de oro.

El dato ha sido sobrecogedor: treinta y cuatro mil nuevos parados cubren de tristeza este preludio de la pagana fiesta de Semana Santa que, para ellos, es la del máximo dolor.

Por si las moscas, vuelvo a hacer, como antaño, la señal de la cruz. Y es que Zapata ya no existe.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

domingo, 3 de abril de 2011

A rey muerto, rey puesto




Intentar ser objetivo en política es más difícil que cambiar de periódico, pero una cosa sí es clara, no importan los batacazos que los líderes puedan darse, pues siempre existe un recambio, alguien con ganas de subir al potro del poder para esquilmar a la ciudadanía.

José Luis Rodríguez Zapatero ha hecho lo más difícil en política: anunciar que se va, pero que se queda hasta el último día a que tiene derecho democráticamente; hasta ese día, un año más o menos, la política española se avinagrará bastante más de lo que está ahora, pues la estancia de Zapatero y la de los delfines que jueguen a primarias en el Congreso de los Diputados se hará cada día más incómoda para el PSOE, agudizándose ese malestar, si como dicen las encuestas, el próximo 22 de mayo los hombres y mujeres que representan la política de ZP en sus localidades, son severamente castigados.

No se puede hacer un breve resumen de lo que ha intentado conseguir el actual Presidente de Gobierno, y no se puede hacer porque le quedan unos 365 días para deshacer lo poco que le queda en pie. Nos ha fallado, y especialmente lo ha hecho con aquellos a los que prometió no hacerlo, los jóvenes, hoy convertidos en “ni-ni” que llevan a sus espaldas un 45% del desempleo de la población juvenil.

Hablar de la guerra, mejor no hacerlo; nos sacó de una donde no repartimos balacera y nos encontramos en dos haciéndole la rosca al sucesor de Bush; y el resto, puf, el resto mejor no tocarlo.

El hombre, a ZP me refiero, ha hecho lo que ha podido y lo que le han permitido; ahora bien, a los posibles sucesores habrá que observarlos con lupa, pues todos llevan, llevamos, un lastre acumulado de mucho cuidado, ya ven, desde la que decía “yo también soy Rubianes” hasta los que se encuentran por los alrededores de las esquinas del bar “El Faisán”.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

El poema del domingo


Todos se han ido
Recogiendo sus alas de silencio,
agolpándose en la huida.

Preparo tu presencia.
Nuestro próximo encuentro
será un descanso
sin horas y sin tiempos.
Será una hoja que nace en noche fresca,
un brote sin instante
que emerge siempre.

Tú. Yo,
Solos los dos; sin más.
Siendo lentamente,
con plenitud de gozo al contemplarnos.
Mirándonos sin vernos.
Sobra todo esta vez:
el sol, tu sombra llena;
la brisa, el cálido con suelo que hallo;
el mar, este silencio
que gira en el vacío ocultamente.

……………………/

Del poemario “Inacabada ausencia

viernes, 1 de abril de 2011

La Soledad de Mena y sus 40 kilos de oro


Desde hace un mes no hay día en que la prensa, digital o escrita; la radio, de izquierda o derecha; y las televisiones locales nos atiborren con titulares de todas clases sobre la ya inminente Semana Santa, Mayor o Sacra. Por aquí, sur de España, esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, y Sevilla, la ciudad que se basta a sí misma, dicha Semana se convierte en un acontecimiento laico y religioso, profano y sagrado, realista y teatral, chabacano y artístico; y de sombras y luces.

Hace unos días, no más de tres, leí en un elocuente titular que la Soledad de Mena, la virgen que acompaña al Cristo de la Buena Muerte de los legionarios, lucirá en su manto 40 kilogramos de oro.

Sé que escribir sobre estas cosas en Málaga es “pecado mortal” y se puede llegar a ser considerado enemigo público nº 1 de la villa, pero es un cierto riesgo que se corre si se es, más o menos, coherente con aquellos signos de los tiempos, que no hace mucho nos describía Manolo Montes, el hombre de la buena noticia.

Con la penuria que padecen muchos de nuestros vecinos y con el aumento de humildes comensales en la red de comedores sociales, amén de las dificultades económicas derivadas de aquellos brotes verdes que nacieron ya no sé cuándo, no se debe hacer ostentación del oro que portan nuestras-vuestras imágenes por las calles de Málaga.

Todo ello, religiosa, socialmente y, en especial, cristianamente, es un auténtico escándalo impropio de los que se autodenominan católicos, no sé si practicantes.

Pudiera ocurrir que por atiborrar, especialmente a imágenes de vírgenes, de oro, plata, esmeraldas, gemas y brillantes, estemos tallando un nuevo becerro ante el que hacemos la señal de la cruz.

Ea, pues ya está dicho y escrito.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspo.com o pinchando “el copo de pepe”