lunes, 31 de enero de 2011

El éxodo de las putas en Málaga


Existen debates en esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, que numerosos ciudadanos se lo toman a cachondeo. Sé que no debe ser así, pero así es. No sé qué del tranvía litoral, el nuevo esperpento del embovedamiento del cauce del Guadalmedina, la fundación Ciedes como canalizadora del futuro de Málaga, la confección de las listas electorales buscando a los fieles y no a los mejores, el eterno plan del saneamiento total de la Costa del Sol, la posible repetición de Miguel Briones como concejal de Cultura en el listado del pepé malageño y tantas y tantas otras cosas que le importa un bledo al malagueño de a pie y que, en este lunes de Pasión madridista, no tiene más tema de conversación que el zurriagazo que el Osasuna de Camacho le ha dado al Madrid de Mourinho.

Cuando de cada tres malagueños en edad de currar, resulta que uno de ellos está en paro, todas estas mandangas de promesas y batallas dialécticas entre Gobierno central y autonómico con el Ayuntamiento de Málaga saben a paparruchadas, más aún cuando el nº 2 de la lista de la socialista María Gámez, el empollón de Hernández Pezzi, afirmaba el otro día en el periódico La Opinión que la arruinada Casa Consistorial debe ser un horno de producción de puestos de trabajo, cuando yo, pobre iluso, creía que eso era misión de un empresariado arriesgado y valiente, y no como los patronos subvencionados de la CEOE y sus arroyuelos andaluces y malagueños; ya decía, aunque no lo haya dicho, que nos vamos a quitar cualquier día el hambre a hostias limpias como los tunecinos y los egipcios, y llegan los limpios de corazón, las almas puras, los rezadores de profesión y los políticos timoratos a tratar a las putas como fardos y a decirles, ea, aquí no se peca, allí tampoco, ya veremos dónde y cuándo, mientras los guardias de la porra echan mano al recetario oficial de la multa por ver a una de ellas como Dios la trajo al mundo, o sea, en estado de gracia.

Con todo lo que hay que hacer en Málaga, a la oficialidad le ha dado por el puterío. Te quieres ir ya.

www.josegarciaperez.es

El poema del domingo


¿De dónde viniste,
vértigo de criatura?
Sabes bien que te quiero
y dejas que me vaya.
No creas si te digo
que sí puedo vivir.
No creas mis palabras,
mira mis ojos,
y vente con el viento.
mira que muero solo.

Sin quererlo, emergiste
como rosa de luz
entre sombras de flores.
Escapaste ligera.
Ya no hay sombras ni rosas
ni flores en mi estancia.

….

Del poemario “Inacabada ausencia”

jueves, 27 de enero de 2011

El destierro


Nadie quiere ser desterrado. Todos huimos de la posible expulsión de nuestra tierra de realidades y lazos afectivos.

Nos turba la imagen de una vida fuera de los límites concretos de lo conocido. “Desterramos” el destierro y queremos seguir permaneciendo en el estúpido espacio donde nuestra propia estupidez es asumida con normalidad por los que nos rodean.

Cuando se opta por salir de la tierra “conocida”, comienza una apasionante aventura hacia la auténtica felicidad.

Salir de la propia tierra dominada, significa dejar a un lado la seguridad de pisar tierra firme y conocida, la estabilidad que supone lo alienante, la lógica que muestra como sentimiento lo razonable.

Quisiera dar pasos deslizantes, sin tocar el asfalto de la realidad, hacia el misterio de la auténtica tierra prometida: el destierro.

Pero ello es imposible. Nada se consigue con deslizarse. En la búsqueda de lo desconocido no existe el deslizamiento, porque es un camino de guijarros, tropiezos, rupturas y mutilaciones.

Temo salir hecho un guiñapo sin posibilidad de restauración, pero es peor quedarse petrificado en nuestro territorio conquistado.

www.josegarciaperez.es

miércoles, 26 de enero de 2011

Colegio Bergamín: Medalla de la Ciudad de Málaga y otras cosillas más


Al Colegio Público “Bergamín” se le concede hoy la Medalla de la Ciudad de Málaga. Para que no existan equívocos hay que aclarar que el apellido Bergamín corresponde a Francisco, diputado por Campillos (Málaga). Entre otros cargos fue Ministro de Instrucción Pública siendo Eduardo Dato presidente del Gobierno de España. Hijo suyo fue el famoso poeta José Bergamín.

A él, a Francisco Bergamín, se debe la construcción del actual Ayuntamiento de Málaga y del antiguo Grupo Escolar “Bergamín”, un calco de la Casona del Parque, ubicado en la Acera del Campillo, lugar donde Málaga se adelgazaba, hoy Avenida de Barcelona. Dicho Centro Escolar fue Hospital de Sangre durante la guerra motivada por el desastre de Annual (Marruecos) y posee trágicas historias de la Guerra Civil Española.

Tuve la suerte de ejercer de Director del Colegio “Bergamín” durante bastantes años y en ese tiempo dimos, los entonces integrantes del “Grupo”, la historia de sus paredes y personajes en el “70 Aniversario” de su creación, acto que presidió Pedro Aparicio, alcalde de Málaga en aquella época y que me honró con la entrega de la Medalla de Bronce de esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia.

Aquel grupo de profesores y profesoras fuimos pioneros en la política de integración de niños con minusvalía. Fue durante ese tiempo cuando el hoy famoso Pablo Pineda, hombre ya, obtuvo el título de Graduado Escolar que le permitió acceder a las Enseñanzas Media y Universitaria. Junto a chavales con el síndrome Down, se integraron en el Bergamín alumnos paralíticos cerebrales, convirtiéndose el Colegio en centro de referencia nacional e internacional en el mundo de la integración de niños y niñas con minusvalías.

Hoy me alegro con la distinción que el Ayuntamiento de Málaga concede al primer Grupo Escolar construido en Andalucía y, al mismo tiempo, me entristezco de que la Casa Consistorial y el actual equipo directivo del Colegio Bergamín no hayan tenido la mínima cortesía de invitar, en nombre de todos los que fuimos agentes de aquella transformación docente, a los directores, dos solamente, Jerónimo Bermúdez y quien estas líneas escribe, a tan hermoso acto.

Pero yo, al menos, estoy acostumbrado a este silencio abrumador que, tanto el Delegado Municipal de Cultura y Educación, Miguel Briones, y el Alcalde, Francisco de la Torre, mantienen sobre mi persona. Y si no, y para más datos, por esos anaqueles de Cultura, sigue estando el expediente, ya apolillado, que numerosas personas de la sociedad malagueña firmaron para que me fuese concedida la afiliación adoptiva de hijo de Málaga, personas como Manuel Alcántara, Mª Victoria Atencia, Damián Caneda, Celia Villalobos, Francisco Gutiérrez, Braulio Medel, Pedro Moreno Brenes, etc.

Pero aunque ellos no quieran, soy Hijo de Málaga, de sus calles, de la Trinidad y el Bergamín, y, muy especialmente, de la decencia. Y es que si no lo digo yo, nadie lo dirá por mí. Y ya creo que me queda poco tiempo.

Por favor, señor Alcalde y señor Briones, prendan fuego al vergonzante expediente, les quedaría agradecido.


www.josegarciaperez.es

martes, 25 de enero de 2011

Mi credo


Creo, Señor, que no deben existir dos señores. Ni tú siquiera. Creo que todos debemos ser algo más que hermanos, pues los hermanos, muchos de ellos, nada más se ven por Navidad. Por ello, haciendo honor a tu palabra, deberíamos llegar a ser amigos, pero no de pacotilla.

Creo que la Tierra se creó desde el poder infinito de su propia esencia; y creo que se está destruyendo y que estamos perdidos en ella y por ello, es necesario, de vez en cuando volver nuestra vista a Belén.

Creo que Él no es tu único hijo. Creo en el misterio del espíritu con mayúsculas. Creo que él nos anima a ser nosotros mismos, y que somos nosotros los que huimos hacia fuera de nosotros.

Creo que el Espíritu no procede de Ti y del Hijo. Creo que está instalado en la izquierda del corazón del hombre y desde ese rincón bombea hálito a nuestra existencia.

Creo que el espíritu es la Vida, y cuando ésta falta nos hace como cosas, objetos que van de acá para allá, que duermen y comen, cobran y gastan.

No creo en la iglesia instituida por los hombres que dejaron de ser hombres y se escandalizan por los impulsos que la Vida envía al corazón de los hombres.

Creo que Jesús murió asesinado por los hombres religiosos y políticos de su tiempo, al igual que ahora.

Me encantaría creer en la resurrección de los muertos, pero apuesto más firmemente por la resurrección de los vivos que están muertos, porque están instalados en la seguridad de una fe obsoleta.

Y creo que cuando los hombres dormidos despierten a la Vida, habrá un bello mundo de tolerancia, justicia y libertad.

www.josegarciaperez.es

¿Quién conoce a María Gámez?


En la medida que aumenta el número de habitantes de una localidad, tienen menor importancia los candidatos a alcaldías y concejalías, y son las siglas de los partidos las que adquieren el máximo poder para arrastrar a votantes. Y por el contrario, cuanto menor sean los vecinos censados mayor importancia tienen las personas con sus nombres, apellidos y apodos, y ello es así porque existe un mayor conocimiento de los que pujen a sentarse en los sillones de los arruinados ayuntamientos.

Es cierto que si en una gran ciudad, pongamos por ejemplo esta Málaga que todo lo acoge y todo lo silencia, el alcalde Francisco de la Torre Prados no lo hace del todo mal, será muy difícil que pierda la vara de mandos. Y si a ello se añade que las siglas de la acera de enfrente, PSOE, se encuentran en mal estado de salud, podríamos afirmar que, a pesar de que el PP malagueño es el enemigo público nº 1 de la poesía, tan sólo un cataclismo podría propiciar la caída de Paco de la Torre.

Frente a él se presenta María Gámez, subdelegada en Málaga del gobierno de la Junta de Andalucía. ¿Y quién es María Gámez?, cabría preguntarse. ¿Quién conoce a María Gámez?, podríamos seguir preguntándonos. Ella es conocida entre los iniciados político, los que gustan de leer en la prensa más la política que el fútbol, las necrológicas, la vida de las peñas o el programa de televisión. Y eso entre los que leen periódicos. Quién conoce a María Gámez en San Andrés, Maqueda, Gibraljaire, Guadaljaire, El Palo o la carretera de Cádiz, entre otras barriadas malagueñas.

María va a recibir votos de los suyos, pero no de todos; pues ella, a la que no tengo el placer de conocer, no la conocen ni en el bloque 18, piso 5º del barrio de Nueva Málaga; a Hernández Pezzi, prestigioso intelectual de la arquitectura, le ocurre exactamente igual; y no digamos de la triada independentista de féminas, a saber, Ana, Francisca y Cristina, pobres, aunque ilustres chicas, cuyas cenizas políticas irán a parar al tanatorio de las guerras intestinas.

www.josegarciaperez.es

domingo, 23 de enero de 2011

El poema del domingo


Ya no sentiré más en mi desnudo cuerpo
el beso lujurioso de este sol,
el roce del silbo del junco,
la mies de arena blanca en mis tobillos,
la frescura del mar por mi vientre agitado,
el olor de la sal, de la espuma que salta,
del grillo que busca mi mano.
No veré al coquinero de la tarde
ni encenderé el pitillo del placer
en bella soledad que embriaga.
Como azahar del cielo
la luna blanca estéril
seguirá su transcurso de presencia encendida.
Volverá la borrasca de levante,
su lluvia caerá donde dormía
en las tardes de marzo.
Ya no mirará Gérsom,
mi perro de las noches amarillas,
los claros horizontes del sudeste.
Nunca veré a la noche
en su encuentro alargado con la orilla del mar.
Quedará nuestro aroma por las sienes
de la ribera.


ÚLTIMA SÍLABA del poemario "Sílabas de marzo"

viernes, 21 de enero de 2011

Silbos


Silba el viento en la noche invernal, y su lamento es el lamento de todos los quejidos de las almas tristes.

Silba el alma que destroza mi cuerpo, y se inicia un intento de escape de todas mis aflicciones que se conjugan en un ¡ay! de dolor inconmensurable.

Noches extrañas las noches de este extraño invierno. Transcurren con amarga lentitud.

No existen luces en el horizonte para iluminar todo el torrente de oscuridad viviente que se presenta ante mí. No existe ni el más suave soplo que pueda germinar felicidad.

Todo es rincón oscuro, cerrojo enmohecido, arista cortante, negro candado cerrado y sin llave que impide a la libertad ser puerta batiente.

Nada espero. Ni tan siquiera quietud. Es una tristeza dinámica que va abarcando todo mi ser.

Y cuando el negro monstruo intenta oprimir al amor, a la sonrisa naciente o a la libertad que emerge, todo se rasga y rompe.

La quiebra es total. Me rompe en dos. Tritura la parte que camina hacia el abrazo y fortifica la debilidad de que nada es posible.

Sin fuerza, como “muñeco” de trapo con corazón de hombre, voy siendo comprimido hasta que cualquier día de noche invernal el débil corazón estalle y cubra de rojo el trapo que lo envuelve.

www.josegarciaperez.es

jueves, 20 de enero de 2011

Echar un rato en Fitur


Finales de enero es tiempo de un cierto tedio. Su jodida cuesta hace estragos en los bolsillos de la ciudadanía y se nota un cierto aniquilamiento en las cátedras del pueblo, o sea, en las barras de los bares. Nos salva la Copa del Rey con milagros como el del Betis o Almería, y nos espera esta noche, en la algarada del Gran Vía, el derbi madrileño.

Hay otra forma más tranquila de pasar esta penuria de enero en descenso. Se va uno a un bar, pide una copichuela y se dedica a echar un vistazo a los periódicos locales para ver las fotos de todos los políticos, políticas, sindicalistas y empresarios que han ido a Fitur a pasarse dos o tres días, con sus respectivas noches, a cuenta de nosotros, de nuestro escaso dinero.

Fitur es la Feria Internacional del Turismo, pero muy especialmente es una Feria, una locura, un pretexto para instalarse en lo que condena el sexto mandamiento y olvidarse de toda la problemática que embarga al mismísimo sexo. Que si el pescaíto, si el copetín, si la concejala de turismo, si mira “que nos vemos después”, si el club del alterne (antiguamente llamado puterío) y vamos a vivir que son tres días.

Entonces un alcalde de la Serranía u otro de la Axarquía o el todoterreno de Málaga o el Presidente de los verdiales, va y le dice a los suyos, a los propios, a los Briones y compañía, venga preparad un sarao de higos secos, ponedle una etiqueta llamativa, inventad un club, llamad a la prensa y comentarles que este año vamos a por todas. Y allí van, a Fitur, pichelina en ristre, a ver lo que cae. Y van de corrillo en corrillo, rozándose con el Griñán o el Luciano hasta que suene el clic, la foto. Y una vez conseguida la inmortalidad, se dedican a la toma del Madrid nocturno donde, por cierto, hay mucha competencia.

www.josegarciaperez.es

miércoles, 19 de enero de 2011

La verruga de Málaga


Por la vera de la miseria y a orillas de la contradicción, el llamado río Guadalmedina, los candidatos Francisco, María y Pedro, más algún otro/a que aparezca, se baten el cobre sobre diversas actuaciones a realizar con el cauce que separa, antes más que ahora, la Málaga rica de la pobre.

Unos a favor de que se embovede, otros dicen que no, los hay que apuestan por la mitad, mientras el Alcalde habla de un referéndum ciudadano que decida si hay o no bóveda en el mayor vertedero malagueño; mientras el número de parados aumenta día a día, los pequeños comercios echan el candado a sus ruinosos establecimientos y las prostitutas, también sus clientes, buscan un lugar seguro para practicar el sexo no sea que el guardia municipal les agüe el polvo pecaminoso con una multa de unos pocos de euros.

Sin embargo, y siendo importante, y un poco asquerosillo todo lo anterior, me llama la atención que ninguno de los tres candidatos con más posibilidades de sentar sus glúteos en el Salón de Plenos de la Gran Casona del Parque no haya dicho esta boca es mía en relación con nuestro gueto particular, conocidos por Los Asperones, donde desde 1989, año de una gran riada, un grupo de malagueños están apartados de la sociedad, mientras los chavales del gueto, por más educación compensatoria que impartan los docentes, saben de chutes y otros maleficios más que los candidatos Francisco, María y Pedro.

Cuando llegan estas fechas, anticipo de la payasada electoral, ha sido costumbre en Málaga echarse en cara una y otra institución, uno y otro en partido, qué se ha hecho con los churumbeles de Los Asperones y cuándo van a aterrizar en la Málaga chachi.

Pero este año ni siquiera eso. La verruga de Los Asperones lleva camino de convertirse en cáncer.

www.josegarciaperez.es

lunes, 17 de enero de 2011

Lágrimas de amor


Hace un día maravilloso; es tan lindo que lo voy a intentar vivir con intensidad de amor. Durante este día no simularé amor, sino que mi ser va a desprender toda la energía de un cuerpo que, en tensión de amor, pueda dar.

Quiero al día y a la noche. Quiero lo concreto y lo universal. Quiero que se note que estoy enamorado de la vida: es tan maravilloso.

Y es que anoche lloré. No fueron dos lágrimas las que brotaron de mis cansados ojos sin dormir. Fue un torrente tan fluido como silencioso. Nadie podrá entender el motivo de mis lágrimas. Nacen sin esfuerzo en el instante que elevo mi pensamiento hacia la felicidad.

Lloré y, mientras lo hacía, comprendí lo hermoso que es llorar por amor a la vida. Suspiré una y mil veces, y, en cada suspiro, un mensaje de esperanza, dañado por la razón, se escapaba a los confines de nuestro misterio.

Mis lágrimas me producen bienestar; apaciguan la tormenta que los hombres acosadores crean alrededor de mentiras que son verdades. Estoy tecleando al ritmo de mi pensamiento, y éste salta de la luz a la oscuridad.

Cuando se enciende la luz todo es un lindo amanecer, una vida plena un torrente de alegría, la búsqueda y el encuentro de la perla. Al desvanecerse la luz, la vida se convierte en tremenda perplejidad ante la opresión de los que dicen preocuparse y duermen, plácidamente, en la oscuridad de sus chatas vidas.

Por ello tendré que vivir los “hoy” que viva desde la perspectiva de ser el último, o sea, ir perpetuando cada instante.

www.josegarciaperez.es

domingo, 16 de enero de 2011

El poema del domingo


Esta sílaba muda derramada en la mar
que la acoge y la lleva sobre las olas sin descanso
es mi vida que lucha por ganar la batalla.
Quiero vivir feliz este tiempo que asoma.
Un segundo sin ti es un siglo que muere,
una ola ya sin ver, un vuelo que ha cesado,
una brisa perdida sin abrazar mi cara,
unos ojos abiertos que miran en la sombra.


Sílaba XXV del poemario “Sílabas de marzo”
www.josegarciaperez.es

sábado, 15 de enero de 2011

El Fiscal, Villanova, la responsabilidad e IU


Estoy obligado, si quiero ser honrado conmigo mismo, a balbucear unas palabras sobre este tinglado de presuntos tiques y consumiciones por valor de 3.600 euros que, parece ser, aunque no hay nada probado, dispusieron el alcalde Villanova y una concejala del PP para gastar e invitar a buena parte del personal alhaurino durante la Feria de San Juan de 2005 por ceder la caseta municipal, o sea, del pueblo, a un supuesto empresario.

Y digo que estoy obligado, porque escribo en Diariolatorre.es y, quiérase o no, no puedo ni debo sustraerme a una noticia en la que la Fiscalía solicita unos meses de cárcel y unos años de inhabilitación para quien es la primera autoridad de esta villa donde el azahar se adelgaza, Alhaurín de la Torre.

Dicho lo anterior, hay que afirmar que nadie es culpable hasta que no se demuestre y que ahora toca el turno al Alcalde Villanova para ejercer su defensa y alegato, pero de paso habrá también que afirmar que no es grata la situación a la que se enfrenta el citado Corregidor.

He leído con detenimiento el comunicado que aparece publicado en Diariolatorre.es por parte del Ayuntamiento de la villa o del propio Alcalde en el que se dice: “…soy responsable último de todo lo que pasa en el Ayuntamiento; pero no soy culpable de nada en este caso…”, se refiere, lógicamente, al asunto de los tikes de gorreo. Y lo creo, por ahora. Y lo creeré definitivamente si lo demuestra, pero hasta tanto esto ocurra don Joaquín porta un pequeño marrón que debe apresurarse en limpiar.

No me gusta absolutamente nada, y lo digo en un comentario al comunicado, que todo sea debido a la “venganza personal” de los siempre vituperados comunistas. Ya está bien, santo Dios. Ya pasó el tiempo.

Lo grave del comunicado es la asunción de responsabilidad del señor Villanova de todo lo que suceda en el Ayuntamiento. ¿Se refiere, acaso, a la recepción de urbanizaciones inacabadas, caso de Santa Clara, que han costado accidentes mortales?

Que lo explique.

www.josegarciaperez.es

jueves, 13 de enero de 2011

Quisiera


Quisiera no tener jamás que preguntar, y vivir siempre en la ingenuidad de que no habiendo nada seguro, yo estoy siempre confiado.

Quisiera querer como los demás desean ser queridos. Quisiera lo imposible en felicidad: hacer que todos sean felices.

Quisiera lo que ellos dicen que quieren: a Dios, al mundo, al otro y a la otra, al mismo tiempo que amo a éste y a ésta.

Quisiera romperme en mil trozos para que cada persona que dice quererme, recoja del cubo de la basura de “los hombres rotos” el trozo que más le guste manosear y sentir como suyo.

Quisiera que mi mente no ampliara la visión que otros tienen de la vida, y conformarme -conformar yo mi vida- con la poca cosa que las cosas son.

Quisiera saber sonreír cuando no tengo ganas y decir: ¡hola, que tal! con la boca abierta por una sonrisa que los demás crean sincera, sin tener por ello que sufrir.

Quisiera, si quieres tú, no ser yo. Ser otro. ¿Quién? No sé, no importa: el que tú quieras.

Quisiera no haber nunca amado, y así no saber la diferencia entre amar y querer.

Quisiera tantas cosas… que ya nada quiero. Sólo pasar y existir, hasta que lánguidamente, en un atardecer cualquiera, me quede quieto, muy quieto.

www.josegarciaperez.es

miércoles, 12 de enero de 2011

El "dolor de corazón" de los batasunos


A la chita callando, el Papa Benedicto XVI, por más que pese a muchos católicos dogmáticos, va desbrozando hojarascas del paisaje terrenal y espiritual. Observen si no, aunque sin abusar ya puedes colocarte un condón de higo a breva y, de un plumazo, ha enviado al reino del olvido al Purgatorio, endiablado horno donde debíamos purificar nuestros pecados, pecados que hoy, en la mayoría de los casos, son puros errores.

En mis tiempos de “tarsicio distinguido”, me contaban que eran necesarias cinco condiciones para hincar tus rodillas delante del cura que, como buen brujo, te borraba los pecados en un santiamén; una de esas condiciones era tener “dolor de corazón” por los deslices cometidos.

Existe en la actualidad, con motivo de la última misiva, trilingüe en este caso, una cierta discusión si las culebrillas de ETA, o sea, Batasuna y franquicias correspondientes, podrán reptar en las próximas elecciones municipales hacia alcaldías y concejalías del País Vasco en busca de calderilla sonante que les saque del ostracismo en el que se encuentran.

El Gobierno de España y los políticos en general son más permisivos que la Iglesia en esto de perdonar a cómplices de asesinos y palmeros del terror, pues tan sólo les piden que condenen la violencia que esgrimen los del hacha y la serpiente.

Nunca supe qué era “dolor de corazón”, aunque debía ser algo parecido a tener un cierto regomello, palabra en vía de extinción; pero tengo la intuición que los batasunos no tienen ni regomello ni dolor de corazón por la sangre derramada a través de sus “padres espirituales”. Y aunque padecieran una cierta desazón, no me digan que no es puro cachondeo que por condenar la violencia a toro pasado, y sin propósito de enmienda, se puedan hacer con la vara de mando de una localidad vasca.


www.josegarciaperez.es

Aznar y Felipe


Salvando las distancias, nada mejor que haber sido Presidente del Gobierno de España para vivir a todo tren.

Si exceptuamos el periodo de Adolfo Suárez y su actual estado enfermizo, y a ello incorporamos al breve paso de Leopoldo Calvo Sotelo por las alfombras del Palacio de la Moncloa, sus sucesores, Felipe González y José María Aznar, socialista el uno y liberal el otro, podríamos afirmar que haber gobernado el puzzle español, desde Murcia al País Vasco, deja buenos dividendos que se alejan, kilómetros a toda pastilla, de las penurias de la clase trabajadora y de los sumisos jugadores de dominó que conforman, con algunas excepciones, el ejército de jubilados de la jodida España.

Y es que resulta que, aparte conferencias y otros accesorios que se consolidan en una buena masa de billetaje, los ex presidentes Aznar y Felipe, o Felipe y Aznar, tanto monta, monta tanto, han conseguido con el maldito gas que nos ha subido en cualquier ducha que intentemos darnos, unos extras que más de uno, por no decir todos, quisiéramos para nuestros vástagos, léase hijos y nietos, y para sentarnos a la mesa del pueblo y conseguir, sin que se derrame una lágrima por nuestros ojos, un buen solomillo de ternera de Ávila regado con un exquisito Ribera del Duero.

No le den, pues, queridos ciudadanos de esta España en ruina, más vueltas a la mentira, Felipe y Aznar o Aznar y Felipe, cobran por asesorar, algo parecido a hacerse una paja sin ton ni son, hermosas y florecientes cantidades de euros que ustedes, yo también, no hemos visto reunidas en nuestras enclenque vidas de desgraciados españolitos.

Uno, léase Aznar, cobra doscientos mil euros por euros por asesorar, llámese soplar, a Endesa, y el otro, léase Felipe González, trinca ciento veinte mil euros, por informar, chivatear, a Gas Natural.

Mientras, ustedes y yo, discutimos el progresismo de ellos. Por favor, ríanse conmigo.

www.josegarciaperez.es

lunes, 10 de enero de 2011

Messi, el mejor


Leo Messi ha sido elegido, con toda justicia, el mejor jugador del mundo durante 2010; junto a él, Xavi e Iniesta han formado la santísima trinidad de hacer del fútbol un arte.

Los dos españoles, catalán y manchego, ya se llevaron el premio de campeones del mundo, pero Leo, hoy por hoy, está a gran distancia de ellos y del resto de jugadores del mundo, incluido Cristiano Ronaldo.

En hacer fácil lo difícil, estriba la genialidad, y la gran virtud de Messi, además de otras que acompañan a la triada catalanista, es la capacidad de urdir en un santiamén aquello que parece complicado entre un bosque de piernas, el gol.

El gol es la esencia del fútbol, pero no cualquiera de ellos, sino ese que se intuye desde que “el pulga” entra en el área por la derecha, siendo zurdo, y nadie se atreve a frenarlo bajo pena de penalty, llega hasta la parte izquierda del área pequeña y coloca el balón de forma suave, a media altura y como flotando a la distancia precisa que hace imposible la estirada del portero.

La humildad que le caracteriza, la entrega constante, la asistencia al compañero y ese deseo de seguir metiendo la bola, una y otra vez, entre los tres palos son las otras delicadezas que adornan su toque de artista del fútbol.

Los que lo han votado no han pensado en el campeonato del mundo o en la champion liga o en la liga española. Lo han votado por ser el mejor jugador de la historia del fútbol a su edad. Tal vez, con el paso del tiempo, se pueda hablar de Alfredo, Pelé, Cruyff o Maradona como el cuarteto de la muerte, pero ninguno de ellos ha logrado encandilar a los aficionados como lo hace este pequeño argentino en el momento actual.

No nos dejemos llevar por nacionalismos trasnochados, pues con su elección se ha hecho justicia.

Ah, y no soy del Barça ni argentino. Si yo les dijera…

Los ancianos de Leire Pajín


Si sabré yo que el tabaco es malo para la salud. Dos días antes de la Nochebuena me hicieron una broncoscopia y todavía estoy esperando los resultados. Bienvenida sea, pues, la ley prohibitiva sobre el tabaco promulgada por Leire Pajín, exultante ministra de Sanidad y rica, en todos los sentidos, hasta el mismísimo tuétano de su hermoso esqueleto.

Qué es un anciano, podríamos preguntarnos: ¿un joven muerto a la vida? o ¿un viejo vivo a la vida pero con la existencia tocada de muerte? Qué es un anciano: ¿una persona joven muerta al asombro, caso de la Pajín? o ¿un anciano vivo al asombro descubriendo las facetas legislativas de la señorita Leire?

Se prohíbe fumar en lugares públicos, esa es la norma. La acatamos sin más. No son necesarios los chivatos hitlerianos ni los que crean que sus hermosos pulmones son dañados por las hermosas volutas de humo estilo Bogart, “maldito” actor que me introdujo en el arte y vicio de fumar; nadie como él, exceptuando a la Dietrich con su lujuriosa boquilla.

¿Por qué la hermosa ministra de Sanidad permite que se fume en las Residencias de ancianos?, cabría preguntarse. ¿Será porque el pitillo asesino es su último acompañante? o ¿porque pobre de ellos es lo que les queda en ese camino leve hacia la maldita Parca?

No sé la razón que impulsa a la Pajín a conceder el veneno o gas letal a nuestros mayores, entre los que me cuento. Comprendo que los presos, privados de libertad, se puedan aferrar a tan asesino acompañante, y también que clientes de los Psiquiátricos apuren su locura entre ambientes de nicotinas?, pero lo de los ancianos no llego a comprenderlos. Ni pensar quiero, siendo tan venenoso el ambiente, que sea para aligerar el momento final de su existencia y así ahorrar más de un gasto a papá Estado.

¿No será un tijeretazo vital? Que me lo explique la excelsa Leire Pajín.

www.josegarciaperez.es

domingo, 9 de enero de 2011

El poema del domingo


Estás callada de alegría,
cual flor de invernadero.
Eres la mar en calma, silenciosa,
sin espumas de risas.
Apagas tu alma
en lámpara de aceite
con parpadeos que no cesan en su crujir.
Llanto de luces,
de estrellas que se van cuando te ven.
Asustadas se escoden cual perseidas fugaces.
En tu miedo de niña herida
repito: te amo.


Sílaba XXIV del poemario “Sílabas de marzo”

jueves, 6 de enero de 2011

Un poema en viernes


La noche vino rápida de luciérnagas ciegas
iluminando estrellas de mi llanto.

Esta noche sin luna de amanecer nocturno,
de grillos por las dunas suspirando.

Sutilezas de plata dejaron su prestancia
en murmullos de orillas apagados.

Tus sílabas de besos en mañanas de lunes
¿recuerdas?, en mis labios se quedaron


Sílaba XXIII del poemario “Sílabas de marzo”

martes, 4 de enero de 2011

Noche de regalos


Caminé en esta noche que llaman de magia a causa de unos Monarcas que fueron tras una estrella con rabo. Quería captar la noche y tomar su magia, pero no lo conseguí.

Compré regalos como todos compran regalos, o sea, por comprar regalos. Pero los regalos no se compran, no están a la venta.

Ellos y ellas, a empujones de crisis, venían de comprar obsequios. Creían que eran regalos, pero yo sabía que eran objetos.

También, seguramente, en esta noche de consumo religioso habré sido objeto de “regalo” de alguien. Alguien habrá pensado: ¿cómo obsequiarlo?

No os masturbéis la mente con obsequios manufacturados. Lo que deseo no está a vuestro alcance, pues se encuentra en la propia vida.

Quiero amar, necesito amar de verdad para ser humano, amar sin lisonjas ni reconocimientos a cambio.

No podéis ver las tachaduras de este escrito. Tampoco podéis ver que escribo y borro, grito y callo, río y lloro, vivo y muero. Estáis ciegos. Desprenderos de las escamas de vuestros dormidos ojos.

Tenéis de todo. Hasta Dios es vuestro. No queráis más.

www.josegarciaperez.es

lunes, 3 de enero de 2011

Preocupación


Tengo un buen amigo, o sea, un tesoro, que me ha enviado un mensaje en el que me comunica una cierta preocupación por mí, debida a mis últimas columnas. Y yo, agradeciendo que se ocupe y preocupe por su amigo, he repasado mis últimos escritos y, la verdad sea dicha, me encuentro la mar de bien con los mismos.

“La agenda 2011”, “De putas y prostitutas”, “Religión y Política”, “Al Psiquiátrico” y “Los hombres de la calle Don Ricardo” han podido ser los escritos detonantes de su preocupación: creo que el de “Religión y Política” más que ningún otro, y todo ello, me lo dice la intuición, porque un columnista de Diariolatorre, “entendido” en cosas de Dios, en el Misterio por excelencia, ha emprendido una cruzada por la salvación de mi alma.

Y ya ven lo que son las cosas, yo me siento como dios rompiendo la plantilla oficial del columneo para intentar escribir temas nuevos, que por nuevos pueden producir un cierto escándalo en las almas puras, piadosas y cercanas al conocimiento de Dios, pura entelequia lo del conocimiento.

Si yo creyese a ciencia cierta, sin ceguera, que todo un Dios se encuentra encerrado día y noche de forma permanente en ese pequeño recinto llamado Sagrario, llevaría, por ejemplo, al templo del Santo Cristo una cama, me acostaría y dormiría durante toda mi vida ante el Creador del Universo; no iría, tan sólo, una noche de vigilia a cantar el Tantum Ergo, rezar un rosario y portar una bandera.

Y desde luego no creo, como dice mi amigo con mucho cariño, que mis últimos escritos estén dando una imagen deformada de mi corazón. Que va, me gustaría sentirme más cerca de las prostitutas y de los hombres de la calle Don Ricardo que de los adoradores nocturnos, porque en ellos, en los pecadores y desgraciados es donde puede estar el Misterio de Dios.

Mañana te llamo.

www.josegarciaperez.es

domingo, 2 de enero de 2011

Al Psiquiátrico


No sé ustedes, pero un servidor está hasta la coronilla de guerras. La primera y más peligrosa es la que mantengo conmigo mismo: lo que sé que soy y lo que tengo que aparentar ser. Unas ganas enormes de mandar a medio mundo donde ustedes saben y, sin embargo, tengo que actuar diariamente como un gran actor que finge y simula.

Y tras eso, que tiene mandanga, tener todos los días que desayunar, comer y cenar. Lavarse o ducharse a diario, orinar, defecar, dormir, despertarse, ascensor arriba, ascensor abajo, bajar la basura, los papeles, recibos, Hacienda y Zapatero.

La luz, la luz que sube. El gas, el gas que también sube. La limosna, la limosna que la congelan. Saludar todos los días a los mismos tres o cuatro veces diarias. Buenos días. Buenas tardes. Buenas noches. La leche, esto de vivir es la leche. Buscar el papeo desde hace sesenta años, más los catorce que me alimentaba mi padre y los dos que mamé en los pezones de la señora Antonia.

Y los ineptos y enchufados que andan pululando por todas partes. Y uno los conoce, pero que muy requetebién, y tiene que hacer mutis por el foro. Y la existencia que se va deteriorando. Y uno es consciente. Y de pronto, aunque se esperaba, viene la mamá Pajín y nos dice que es más sano tomar un café y fumarse un cigarro con un frío que pela, que fumárselo en el cariñoso calorcete de una cafetería y yo, anciano ya, no estoy para esa nueva guerra.

Lo mejor, pues, hacerse el loco y que lo lleven a uno al Manicomio, hoy Psiquiátrico. Te lavan, te dan de comer, te sedan para dormir, puedes fumar y cagarte en la madre que parió en quien te dé la gana. Eso, loco.

www.josegarciaperez.es

El poema del domingo


Te recuerdo dormida con tu sueño de luz.
La estancia perfumada de sándalo naranja.
La sombra de tus ojos con vuelcos de ternura.
Y un latido de sol, de amarilla su franja.

Ausencia de pasión en tus pechos de mimo,
que lentos, dulces, se alzan y bajan sosegados.
Tu serena sonrisa mi lamento sostiene.
La almohada abarquilla tus cabellos volcados.

Te recuerdo dormida con tu cuerpo desnudo.
Tus manos acarician inconscientes la rosa
de tus muslos de plata. Son aspas del amor
que dormitan sumisas la fiesta deseosa.

Con tu sueño me quedo por las tardes de marzo.
Con las luces que arrojas en tu lecho de pino.
Con tu aliento de diosa, con mi adiós que se queda
en la estancia contigo, llorando su destino.


Sílaba XXII del poemario “Sílabas de marzo”
www.josegarciaperez.es

sábado, 1 de enero de 2011

La agenda del año 2011


Ea, ya estamos en 2011. Toda una meta, eh. Y ahora tocan 365 días columpiándose en lo mismo que el año pasado. Y usted que lo vea, aunque sea aburrido el tránsito.

Lo que tiene de novedoso el comienzo de año es poner al día la agenda que te han regalado o has acoquinado, aunque, la verdad sea dicha, ya no se usan como antaño por aquello de las nuevas tecnologías.

A mí me han regalado dos, una de bolsillo y otra de mesa. Las dos llevan incrustado mi nombre con letras doradas, vaya usted a saber si son de oro.

Dicho lo anterior, hoy, día de los Manolos, dedico mi tiempo a ir anotando nombres, citas, reuniones y posibles viajes. La cita del médico la escribiré con bolígrafo rojo.

Los viejos teléfonos se trasvasan a las nuevas agendas. Algunos nombres de hombres y mujeres, simples números, ya no formarán parte de la nueva relación. Quedaron en el camino. Se usó de ellos. Ya no nos valen. Nuevos números volverán a anotarse, y en nuevas agendas de nuevos años quedarán “descolgados”.

Lo bueno sería tener una agenda para construir el amor y la dignidad, elementos inusuales del momento. Sin embargo, el interior de las agendas huele a dinero, comidas y negocios. A consumo, vamos.

Estas dos agendas que me han regalado tienen como objeto programar mi vida. Y sin embargo, oh Dios, la vida es vida cuando no se programa, sin cuando salta el asombro, lo dejo todo y me voy tras él.