miércoles, 14 de diciembre de 2011

Pobreza relativa y pobreza severa


No sabía de su existencia, pero hay por ahí una organización llamada “Red europea de la Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en España” (EAPN-ES) que ha facilitado unos datos para que a todos aquellos que tengamos el corazón acartonado se nos reblandezca una miaja, o sea, para que seamos algo más humanos.

Según EAPN-ES, el 22,5% de la población española, unos diez millones de personas padecen lo que se conoce por “pobreza relativa”, dicha pobreza consiste en ir tirando el mes con una asignación mensual de 500 euros y, además, existe otro sector de nuestra maldita sociedad que conforma la llamada “pobreza severa”, son lo que malviven con unos 300 euros mensuales.

No sé ustedes, pero un servidor asegura que todos ellos, los “relativos” y “severos”, sufren una injusticia de tal calibre que a todos aquellos que poseemos algo más de la cuenta, no digamos la casta política, las bolsas de banqueros y los vampiros que sobrevuelan alrededor de los euros, se nos debería de caer la cara de vergüenza.

Esta situación, aparte de la limosna que damos a organizaciones que se dedican a paliar el hambre diaria de los desheredados, debería llevar hoy a don Mariano, y ayer a don José Luis, a suprimir de raíz todas esas televisiones autonómicas y públicas, endeudadas hasta las cejas, las nuestras, y que se dedican a notificar payasadas, retransmitir partidos de fútbol (que bien lo pueden hacer las nacionales), a mandar a casa a todos los corresponsales que tienen en el extranjero y quedarnos, solamente, con la 1 y las privadas, que son las que se juegan el parné; habría también que acabar con el parque de coches oficiales, las tarjetas de crédito, los móviles, las pagas extras de nuestros-vuestros políticos, acabar con las duplicidades de cargos, los diecisiete defensores del pueblo de las diecisiete comunidades, y si me apuran mucho con todos los parlamentos autonómicos, con los delegados de Cultura del Ayuntamiento, de la Diputación, de la Junta y del Gobierno Central que se unen y reúnen en todas y cada una de las provincias, y lo mismo en Educación, Hacienda, Turismo, Tráfico, etc.

Hay que hacer algo; un servidor se somete al recorte de mi paga, pues como sigamos con el corazón acartonado, los “relativos” y los “severos” nos van a recortar la cabeza de cuajo.

Nos la estamos jugando.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

4 comentarios:

  1. Con el pan no se juega, y desde hace demasiado tiempo se ha convertido en moneda de cambio...

    ResponderEliminar
  2. Ni siquiera en moneda, querida Magda. Hoy he sido duro; lo sé, pero a veces... Un par de besos

    ResponderEliminar
  3. En ocasiones hay que zarandear con fuerza para que los que estamos adormecidos, o tan solo mirando el ombligo propio, tomemos conciencia. Tú lo haces de forma expléndida. Esperaré esa "Eucaristía" que mencionais Ana y tú por el muro, y que ojalá publiques. Besotes mil.

    ResponderEliminar