jueves, 22 de diciembre de 2011

El Gordo y l@s ministr@os de Rajoy


Con apenas una pocas horas de intermedio, se ha cruzado el nombramiento de l@s ministr@s del primer gobierno de Rajoy con la lotería del Gordo de Navidad.

La primera cuestión que puede asaltar la mente de un ciudadano con sentido común es qué ha tenido más repercusión en la llamada “canallesca”, si el nombramiento de, pongamos por caso, de Ana Mato como Ministra de Sanidad, ya saben, esa destartala responsabilidad transferida a las Comunidades Autónomas, o el seguimiento de las bolitas de la potra cayendo una a una en las manos de los niños de San Ildefonso.

Otra pregunta que puede hacerse el español medio es que le hubiese gustado más: si ser ministro de Agricultura como Arias Cañete o vivir en ese pueblecito de Huesca donde, pum, la bola ha acariciado con mimo los secos bolsillos de sus habitantes.

Desde luego que un servidor, no sé ustedes, hubiese preferido vivir en el desértico Reino de Aragón, cuna de la hoy poblada Cataluña, a tener que jugarme al póquer con la Mérkel si la flota pesquera española puede faenar en mares de Marruecos o del Sahara español, que ni es español, ni marroquí, ni saharaui y vaya usted a saber en qué termina la cosa; pero no se preocupen ustedes porque para eso tenemos como ministro de Exteriores al ripipi de García Margallo, un hombre de derechas y prehistórico, o sea, que estuvo con un servidor de mi compañera, también de ustedes, en aquellos tiempos de la extinta UCD, pero que ha sabido recomponer su ideología para llegar a lo alto de la cima.

En fín, que lo de l@s ministr@s ha pasado casi de puntillas, menos lo de la bella, pero chiquita, Soraya de Santamaría que, por coger poder, se ha hecho con toda la información del CNI, nuestra cuna de espías. Veremos a ver en que queda tamaña acumulación de la superman.

Lo que hubiese dado yo por un décimo del gordo para mí queda, pues bien, ni la pedrea; pero bueno, ¿y lo bien que yo me lo paso escribiendo de estas cosillas que no interesan a nadie?

Que usted lo pase bien si le ha tocado al menos la pedrea; y si no, ya saben, a joderse tocan. Con perdón.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

1 comentario:

  1. Y lo bien que me lo paso yo leyendote? ah! y tambien me tocó joderme, ni un céntimo!!!.Besos tu sobrina "la bética"

    ResponderEliminar