sábado, 3 de diciembre de 2011

El desahucio político


En esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia, se celebró el pasado día 2 del mes en curso, en la sede de la Subdelegación del Gobierno comandada por don Hilario López Luna, el Día de la Constitución Española. Quiero creer y es seguro que llevo todas las papeletas para acertar, que el adelanto de evento se debe a los distintos puentes que existen en estos días, y por ello no hay que estropear las vacaciones de las autoridades malagueñas.

A más años, más viejo cascarrabias. Cuando a uno, con tres cuarto de siglo entre pecho y espalda, le deben importar las cosas mundanas tres rábanos, de repente brota un divino cabreo que hace pensar que se sigue estando vivito y coleando.

Todo esto viene a cuento porque la Subdelegación del Gobierno Central, la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía, el Excmo. Señor Alcalde y mucho me temo que también el Presidente de la Diputación malacitana han desahuciado políticamente a todos aquellos representantes de Málaga que fuimos, somos, Parlamentarios Constituyentes, o sea, aquellos que estampamos nuestras firmas en la Constitución Española, junto a Su Majestad el Rey.

Me parece una falta total de respeto este olvido hacia aquellos pioneros de la Constitución, muchos de los cuales, Villodres, Braulio, García Duarte, Tomás, Paco Román, Ignacio Huelin, y no recuerdo si algún otro, nos dejaron para siempre.

El resto, exceptuando al actual alcalde Francisco de la Torre Prados, que también es Diputado Constituyente, hace ya tiempo que no pinta nada en el mundo protocolario malagueño. Nos arrinconaron o nos arrinconamos en la esquina del olvido, aunque de vez en cuando el son de una débil flauta alerta de que, aunque malparados, seguimos vivos; sirva este pequeño artículo como muestra de ello.

Este desahucio hacia nosotros siempre ha sido denominador común de los dos partidos dominantes, tanto desahucia PSOE como PP.

Ustedes perdonen la pataleta, ya les decía: cosas de viejo cascarrabias.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario