martes, 29 de noviembre de 2011

La tigresa de ETA


Iola López Riaño, bellísima y atractiva mujer, conocida por “La Tigresa” de ETA, ha pedido perdón a sus víctimas; aunque no se sabe bien si de golpe o una a una, hasta llegar a veintitrés que ha sido la cifra de asesinatos de tan hermoso ejemplar felino.

No llego a comprender que tanta belleza de cuerpo cubra a tan sanguinaria asesina, con lo que queda destrozado el popular refrán o dicho de que “la cara es el espejo del alma”. Por este deseo suyo de querer un Euskadi a su gusto, no pestañearon por un momento sus hermosos ojos a la hora de hacer saltar las malditas lapas o rociar de balacera las entrañas de sus “objetivos militares”

Por todo ello, fue condenada a 2.000 años de cárcel que, lógicamente, no va a cumplir, bien porque, aunque bella, se marchitará o bien, cosa que no creo, porque aparezca un indulto que la salve de la ley de Jehová, aquello del “ojo por ojo y diente por diente”.

Gracias a esa petición de perdón, “la tigresa” ha pasado de vivir su condena penitenciaria en primer grado -régimen cerrado, el más duro y que no permite optar a ningún tipo de permiso- a quedar clasificado en un segundo grado que le permite algún que otro favor de la Dirección General de Prisiones, o como quiera que se llame el carguito.

Cabe preguntarse si Iola está realmente arrepentida de sus masacres o anda buscando pasar una siesta con su novio formal, otro personaje de película. Y también vale la pena cuestionarse si los familiares de las víctimas, una a una o agrupadas alrededor del dolor, han llorado ante el dolor de contrición de “la tigresa” o han entonado aquella famosa frase de Enrique Múgica ante el asesinato de su hermano Fernando: “yo, ni olvido ni perdono”. Sin comentarios.

Lo mejor de esta película, no de ficción, es que la querida ETA de “la tigresa”, a pesar de que hace unos días anunciara el fin de la violencia, ha expulsado de la banda asesina, por blandengue, a su más bella integrante.

¿Qué pensar?, ayúdenme porque estoy hecho un atolladero.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario