domingo, 6 de noviembre de 2011

ETA entra en la campaña electoral


Una de las cosas que el PSOE ha pregonado por activa y pasiva es que todo lo concerniente al terrorismo no debe ser tema electoral o de monopartido. Pues bien, dicha afirmación, ha sido tumbada finiquitada por Felipe González y Alfonso Guerra en el mitin de Dos Hermanas, cuando han atribuido al candidato Rubalcaba y al PSOE que la banda terrorista haya decidido el cese definitivo de la banda armada.

Inconcebible, en los dos “amigos” que peinan casi setenta años de edad, semejante afirmación; pero más en el ex presidente González, el hombre que, presuntamente, no dudó en permitir a Vera, Barrionuevo y otros prohombres del socialismo la creación de una panda de asesinos, los GAL, para acabar con ETA, y que por ello el mismísimo Felipe tuvo que ir a declarar ante un juzgado. Que el hombre que peregrinó a la cárcel de Guadalajara para dejar encerrados entre sus muros a dos de sus subalternos se convierta ahora en el padrino de Alfredo, no deja de ser surrealista; pero no hay que olvidar que Rubalcaba fue portavoz del gobierno socialista de aquellos tiempos y, por tanto, se están mutuamente agradecidos.

Hombre, que venga Guerra tiene un pase, pues es candidato al Congreso por Sevilla y tiene que sacar algo de pecho; pero que el padrino de Rubalcaba sea Felipe González es, por lo menos, una pirueta del químico que le puede salir algo cara.

No debemos olvidar que el gobierno del “pobre” de Felipe, lo de pobre es un decir, dejó a España con un índice de paro superior al 20%, que bajo su califato hubo sabrosos “negocios” como la tajada del Director General de la Guardia Civil, señor Roldán, el caso Juan Guerra, la financiación ilegal del partido a través de Filesa, el reparto entre cuatro o cinco sinvergüenzas de buena parte de los Fondos Reservados del Estado, los pespuntes en la Cruz Roja, BOE, etc.

Que llegue ahora Felipe y se convierta en el avalista principal de Rubalcaba es una agresión a la memoria de los que vivimos aquellos tiempos; pero, no les miento, lo de ponerle la medalla del comunicado de ETA a Alfredo P. Rubalcaba es la desfachatez suprema.

Y dejo de escribir, tomo un valium y, tal vez, mañana siga con el tema o, puede ser, que deje clavado este artículo hasta el final de la campaña. Todo puede ocurrir.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

1 comentario:

  1. Hola de mediodía...

    Un placer venir a saludarte

    Si no sueñas, nunca encontrarás lo que hay más allá de tus sueños. Que tengas un lindo domingo y una buena semana.

    Un besote

    ResponderEliminar