domingo, 2 de octubre de 2011

Un día muy ajetreado


Hoy, por ayer, tengo un día muy ajetreado. A las doce del mediodía, nos colocan el duelo futbolístico de los vascos, a saber: Real Sociedad-Atletic de Bilbao. De ahí pasaré directamente al almuerzo o lo que sea, para iniciar el gran maratón.

A las 16:00 horas, los “piojos” del Betis intentarán seguir en la cabeza de la tabla de clasificación; a las 18:00 horas tendré el inmenso placer de contemplar a Navas y Kanouté en el encuentro con el Atlético de Madrid; a las 20 horas juegan los chavales de Pep, y yo me encontraré con la peligrosa duda de bajar, o no, a la Cafetería “Gran Vía” para ver al Barça, y digo que la duda es peligrosa, porque en ese sagrado lugar donde se mezclan fútbol, alcohol y amistad, la estancia podría resultar duradera; baje o no, a las 22:00 horas sigue la ristra de partidos con la muchachada de Mou, incluido el chaval más guapo y rico de los adoradores de Florentino.

Donde veo que las cosas más han cambiado respecto al franquismo es en esto del fútbol, no ya por los adelantos técnicos sino porque los más osados, entre murmullos y codazos, decíamos que el general nos ponía un partido de fútbol en la tele para amuermarnos y no pensar en la libertad. Hoy ya ven, la que tenemos, a la libertad me refiero, nos permite la crítica y el despeloteo, y poco más.

De manera que para que me dé tiempo a todo, soy muy forofo, demasiado tal vez, he madrugado más de lo normal para escribir por adelantado; así que cuando he salido a la calle para comprar el pan nuestro de cada día y el periódico que pronostica una victoria del PP por mayoría absoluta, el asfalto lo veía ya preparado para recibir a los aburridos parados de la crisis en la búsqueda del antiguo opio, hoy en todo su esplendor.

Hay que morir y beber a toda pastilla, pues Rubalcaba promete, para ganar las elecciones, subir los impuestos del tabaco y el alcohol. Me voy a poner hasta aquí. Va a ser mi día.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario