domingo, 9 de octubre de 2011

Rota


“De OTAN, no” o “de OTAN, sí”, la verdad es que no recuerdo muy bien a qué se debieron aquellos lemas contra el Imperio, después el referéndum sobre la posible entrada de España en la organización del Atlántico Norte y demás capulladas que llevaron a los españoles, mediante consulta popular, realizada por el carismático Felipe, a claudicar ante el primo de Zumosol. Y además, aunque no eche mano de datos, si es seguro que la socialista Andalucía fue de la mano de González, y hasta en Rota y Morón, el SÍ fue abrumador. Más tarde llegó el sociata Javier Solana y fue el mandamás de los tanques, misiles y demás armas de muerte y desolación.

Pasado tanto tiempo, uf que burrada, Zapatero el hombre que nos sacó de Irak dando un paso hacia delante, después de haber permanecido sentado al paso de la bandera de las barras y estrellas, nos metió de lleno en otros berenjenales como Afganistán y Libia, por cierto ¿qué será de Gadafi, al que deban por finiquitado en un santiamén?

Ahora, tres telediarios antes de irse para León, dejando una España desolada, José Luis se la ha cascado políticamente a su buen amigo Obama y le ha entregado la emblemática Rota (Cádiz, Andalucía) para “construir un no sé que de escudo antimisil” contra los malos de la película, esencialmente Corea e Irán. Hasta Rota, cuyos habitantes se han frotado las manos de forma desmesurada, llegarán cuatro destructores -su nombre lo dice todo- para iniciar, cuando sea necesario, la matanza del enemigo invisible.

No sé si es mucho pedir que la dejación de soberanía y la complicidad con los poderosos debía haber pasado por la Comisión Permanente del Congreso, lugar que hubiese pasado el trámite con el entusiasta aplauso de los belicosos de Rajoy, pero ni siquiera eso, que va, aquí lo que valen son mis cataplines, se ha dicho ZP.

Pero peor aún que eso, es que quieran vender la putada como una operación económica que va a suponer unos mil puestos de trabajo en la castigada provincia de Cádiz.

De vergüenza, creo.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada