martes, 4 de octubre de 2011

Cien mil parados más a la cola del Inem


Redondeando, cien mil parados más en septiembre, o sea, cien mil problemas de difícil solución, porque para más del 80% de los españoles el desempleo es la mayor de sus preocupaciones.

Don Valeriano, ministro del ramo, ha dejado en mantilla a don Celestino, ex ministro de lo mismo y hoy flamante diputado del PSC, pero no hay que preocuparse porque Valeriano, flamante ugetista, irá, por acumulación de sus méritos de nº 3 en la lista socialista de Madrid al Congreso, o sea, que las habichuelas y algo más las tiene perfectamente aseguradas para el próximo cuatrienio.

Y es que el sagaz Alfredo P. Rubalcaba, el hombre que está a favor y en contra de la política económica de Zapatero, lo que ya es una virtud, anda colocando en puestos de salida a los culpables de la mala gestión de la crisis. Ya ven, que si la tránsfuga Rosa Aguilar encabeza el listado por Córdoba; que si el buen padre Manuel Chaves busca su final en Cádiz; que si Trinidad Jiménez, de los Jiménez Villarejo de toda la vida, buscará su tostada por esta ciudad, Málaga, que todo lo acoge y todo lo silencia; que si Gaspar Zarrias, el guardaespaldas de “donmanué”, vuelve a doblarse en Jaén; y así todos y todas l@s protagonistas de la ruina verán recompensados sus esfuerzos por batir todos los récords de ineptitud.

No se da cuenta Rubalcaba que así no tiene nada que hacer, pero nada de nada, ni siquiera mecerse en la larga espera de Mariano Rajoy por ver que todos los muñecos y muñecas de trapo del actual puesto de mandos serán vapuleados por los propios.

El juez, no; pero lo españoles sabemos discernir que no es lo mismo que a una mujer le digan “zorra” o que a un hombre lo tilden de “zorro”, pues bien a Rubalcaba no sé cómo llamarle o apodarle, y es que cuando la cola del Inem se alarga y alarga los discursos son palabras vacías de sentido.

Oh Dios, cien mil parados más, cien mil hijos de San Luis en busca de la venganza.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada