viernes, 9 de septiembre de 2011

El parné de sus Señorías


Pues sí, toca escribir sobres los dineros de todos y todas aquellos que calientan sus cachas en el blando escaño de sus amores; por cierto, lo primero que estamos obligados a comentar es que no es tanto el peso de la bolsa de la gran mayoría, aunque tampoco es naranja de la china lo que poseen para ir tirando por los madriles durante noches de pasión contenida. Ahora bien, a tod@s lo que han declarado a Hacienda hay que sumarles, creo yo, dietas y viajes de gorra, que no es moco de pavo. Digamos que es normal, tirando para bien, el parné sobre el que sustentan sus vidas.

De todas las declaraciones del RPIF, la que más llama mi atención es la de la vicepresidenta Elena Salgado y jefa de Economía que, además de un pisito por Los Alpes, tiene más de 500.000 euros en cuenta corriente lo que le permite tirar de chequera o tarjeta en cualquier momento y lugar; ella, que teóricamente es la que más sabe del tejemaneje del misterioso Mercado, parece no fiarse un pelo de los fondos de inversiones y de los picos bursátiles. Puede, pues, en un momento dado, si la cosa se pone al rojo vivo, retirar toda la pasta, previo aviso al director de la sucursal para evitar el infarto, y guardarla debajo del colchón. Es la más lista, ya que no está expuesta a los vaivenes de los llamados avariciosos, es por eso que digo que bendito sean sus ovarios. Amén.

Me da pena Zapatero, que después de sufrir varapalos a punta de pala posee un solar y un puñado de euros; no así los candidatos Rajoy y Rubalcaba que parecen tener el futuro resuelto, por cierto que Alfredo debería cambiar su viejo Skoda, dejarse de demagogias y comprarse un carro en condiciones.

Todo este tinglado de declaraciones al fisco da para pasar un buen rato. Un servidor dedicará la tarde de hoy a entrar en la web del Congreso y saber de la pasta de mis representantes por la circunscripción de Málaga, esa ciudad que todo lo acoge y todo lo silencia.

www.josegarciaperez.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario