miércoles, 3 de agosto de 2011

"Yo soy el líder del PSOE"


Fue en Radio Nacional, se supone que de España, donde Alfredo P. Rubalcaba fue inquirido si él era el líder del PSOE, a lo que con la humildad que le caracteriza, contestó: “tú lo has dicho, yo soy el líder del PSOE”.

Ignoro, llegarán los teólogos para aclarármelo, si tal pregunta tiene algo que ver con aquella otra que el Sumo Sacerdote del Sanedrín le endosara a Jesús de Nazaret, al preguntarle si él era el Hijo de Dios, a lo que respondió: “tú lo has dicho, en verdad yo soy el Hijo de Dios”.

Exceptuando la barba y la consideración de “Maestro”, atributos de ambos personajes, de lo que si estoy seguro es que ambas respuestas iban a tener consecuencias distintas, ya ven, al nacido en Belén le acarreó la muerte en cruz, y al alquimista, con toda seguridad, le van a regalar, por lo menos, un escaño en el Congreso de los Diputados que le asegurará otros cuatros años de bonanza con crisis o no.

Da la impresión de que Alfredo P. Rubalcaba es algo chuleta, lo digo porque hace un par de días al ser nuevamente interrogado por otro colega en el sentido de cómo se atribuía el liderazgo del PSOE sin “primarias” de por medio, ha soltado por la sin hueso “que si se hubiesen convocado elecciones primarias, las hubiese ganado de calle”, sin acordarse para nada de la sacrificada Carme Chacón.

De manera que, aunque un servidor sea tachado de pesado, es la primera vez en la historia de la política española contemporánea que un militante socialista es más líder que el actual Secretario General del PSOE y Presidente del Gobierno de España, señor don José Luis Rodríguez Zapatero al que, Alfredo P., y buena parte del socialismo español, ha enviado a las tinieblas del cachondeo político nacional e internacional.

Con unas Elecciones Generales convocadas con precipitación para el 20 de noviembre, y pendientes de las Andaluzas para marzo o abril de 2012, España, ente abstracto formado por usted, yo y un puñado más de personas, se está jugando en estos días el ser o no ser una nación en ruina.

Diez meses de campaña con un Alfredo P. que se autoproclama líder absoluto de lo divino y humano, es carnaza suficiente para las aves de rapiña.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
www.diariolatorre.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario