lunes, 1 de agosto de 2011

Soraya, Andalucía y el "Poder Andaluz"


Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz parlamentaria del Partido Popular, ha recordado que en Andalucía siempre han coincidido las elecciones generales con las autonómicas, por lo que no le parece bien que los andaluces tengan que ir dos veces a las urnas. Soraya no tiene buena memoria política, creo que por joven, pues en dos ocasiones las elecciones autonómicas se convocaron sin el amparo de los líderes centralistas.

Aunque la autonomía que goza Andalucía no es plena, pues no está libre de cordones umbilicales con el Gobierno central y la Unión Europea, los andaluces se pueden sentir orgullosos de que sean ellos, por sí y por su tierra, los que puedan definir su futuro político, sin olvidar, ya decía, que estamos hipotecados por la izquierda y la derecha. Bajarán, pues, los gurús centralistas, Mariano y Alfredo, para ayudar a sus delfines, a saber, Arenas y Griñán, y ni siquiera Valderas se verá libre del apoyo de Cayo Lara; volarán todos, pues, como aves de rapiña para hurtar el debate andaluz.

Mis amigos y lectores Javier, “Copito” y “Pintor”, no ha mucho tiempo, comentaban a uno de mis “copos” la necesidad de crear un partido, plataforma o colectivo, sustentado en una teoría netamente andalucista, para hacer realidad lo que Andalucía debe ser, un paraíso perdido; paraíso no angélico, sino capaz de colmar de trabajo y dignidad a sus habitantes.

Llegamos tarde, queridos amigos, no da tiempo, creo, para alcanzar un Poder Andaluz. Existen residuos, escombreras y colectores, formados por buena gente, aunque deformados y heridos por sus luchas fraticidas, que no llegarán a conformar una alternativa a los vampiros centralistas y nacionalistas (vasco y catalán).

¡Es la economía, estúpido!, que se dijera, lo que nos hace ricos; pero para poder llegar a alcanzar un Poder Económico es necesario lograr un Poder Andaluz, y este último tan sólo puede alcanzarse desde la política.

Sin embargo, lo que son las cosas, dicho poder, el político, nada más se puede conseguir en la Elecciones Generales si Andalucía fuese capaz de realizar una falla en el Congreso de los Diputados, o sea, introducir en él un puñado de andaluces que ejerzan como tales.

Imposible por ahora, amigos.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario