martes, 16 de agosto de 2011

Las Diputaciones, Rubalcaba y la hipocresía


De siempre he afirmado que las Diputaciones son entes políticos anárquicos que nada más sirven para que la clase política siga acaparando poder y dinero.

Realmente este tinglado supramunicipal es un mero intermediario entre las Comunidades autonómicas y los pequeños pueblos de las provincias, y como todo intermediario lo que hace es encarecer el producto. Si realmente hay que extender un brazo de ayuda a esas localidades, no es necesario articular una prótesis.

También sirven para rescatar amigos y untarles de buena pasta; es el caso, entre los muchos que existen, del fichaje que el actual Presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, ha hecho con Salomón Castiel al nombrarlo Director General del Área de Cultura, al tiempo que ha restado a Marina Bravo que demuestre lo que vale sin articulaciones ficticias; no digamos nada de la postura en que queda el nuevo Director del CC-27, Mesa Toré, que ha perdido la autonomía que tuvieron todos sus predecesores.

Dicho lo anterior, un mero anticipo de lo que se cocina en dicha Área de Cultura, me sorprende que Alfredo P. Rubalcaba anuncie ahora, a bombo y platillo, que la Diputaciones sobran en España. Que lo diga yo, que lo he dicho siempre, tiene un pase, pero que ahora, cuando el PSOE ha perdido un inmenso poder en el ámbito territorial de las Diputaciones sabe a pura hipocresía, o, lo que sería peor, a que el candidato socialista a la Presidencia del gobierno de España nos tome por estúpidos.

Aunque cuando se aguanta, con los brazos cruzados, esta falacia de decir lo contrario que se farfullaba hace tres telediarios, pudiera ser que la estupidez esté incrustada en una buena mayoría de españoles.

No me agrada en absoluto que me tomen por tal, por eso escribo este “copo” aunque no sirva para nada, pero a mí, en parte, me reconforta, que los posibles lectores sepan que no comulgo con esas hipocresías que seguiremos oyendo hasta el 20-N.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

2 comentarios:

  1. A mi tampoco me gusta que me tomen por tal,sobre todo porque no lo soy; creo que son algunos los que lo son y ya sabemos lo que dice el refrán " se cree el ladrón.........".
    Este "copo" sirve para que una se de cuenta que hay más personas que piensan como yo porque, en ocasiones,me pregunto ¿ tan rara soy?

    Besos, tu sobrina "la bética"

    ResponderEliminar
  2. No sobrina, no eres rara. Eres un encanto. Besos de tu prima y del resto.

    ResponderEliminar