martes, 16 de agosto de 2011

En prosa


En prosa, deseo escribir en prosa. Lo quiero hacer en la libertad de plasmar sencillamente los sentimientos que viva.
La lírica es rebuscada. Se puede construir. Se ata y desata a golpes de ritmos y medidas. Es la expresión recortada de un sentir. No brota como la prosa; ésta no deja de fluir, nacer y crecer.
Aquella se milimetra, y siempre tenemos el recurso de la diéresis y la sinéresis para sujetar la estrofa.
Cuando leo mi pensamiento a través de la prosa, no existen tachaduras y borrones. Es la vida escrita a trazos.
Con la prosa se aligera uno de cargas íntimas. Con la rima aparecen nuevas pesas que tiran hacia lo profundo del ser.
La prosa es la gaviota de ágil y bello vuelo que, sin aparente esfuerzo, rasga y se desliza entre la nada del aire que respiramos.
La rima es el colorido y el trinar rítmico del pequeño canario que llora alegre su truncada libertad.
En prosa, prefiero vivir en prosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario