domingo, 10 de julio de 2011

Fue un acaso (VII)

Tengo la certeza de saber lo que pisan mis pies, lo que palpan mis manos, lo que abarca mi vista. Y también sé que el pálpito de mi corazón es el idéntico tic-tac de tos los seres que deambulan sumisos al destino.

¿Y qué importan la justicia o la injusticia, la virtud o el pecado, el cielo o el infierno si el viento se ha convertido en pastosa calma?

De la muerte (III) de “Fue un acaso” de José García Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada