jueves, 9 de junio de 2011

Don Valeriano, los "indignados" y el CIS


El ministro de Trabajo don Valeriano ha hablado con sindicalistas y empresarios de los papeles sobre la Reforma Laboral que piensa debatir el Consejo de Ministros. A los librados y pagados hombres y mujeres de CCOO, UGT y CEOE, no les ha gustado nada la tinta impresa, por lo se huele que se puede avecinar una de mucho cuidado.

Los llamados “indignados” se han aglomerado en las inmediaciones de las Cortes Valencianas y ha tenido lugar un primer round entre las fuerzas de seguridad y los acampados por tierras de paellas. También en el Madrid del chotis y chulapas, los ocupas de la Puerta del Sol han marchado hacia el Congreso de los Diputados y, por las imágenes que he visto, todo el tinglado ha estado a punto de estallar. Sabedor de ello, el emérito José Bono, listo y sagaz como nadie, ha solicitado de sus señorías que se piensen si las sesiones plenarias sean dos semanales en lugar de las tres que se celebran en la actualidad. Dicen que tal medida, todavía no aprobada, ha producido un sarpullido de malestar entre sus señorías; no digamos entre la gente normal; y para qué decir cómo habrá asentado entre los “indignados” que, prometen, ojo, asaltar el Congreso y boicotear la puesta en marcha de los nuevos, pero arruinados ayuntamientos.

La cosa, o sea, la bicha, está que arde y el Centro de Investigaciones Sociales da cuenta de ello en su último informe, donde para un 83% el primer problemas de los españoles es el paro, seguido de la crisis económica según un 73% de la población, el tercero de los problemas es la clase política, habiendo desbancado hace un porrón de tiempo al terrorismo.

Con la Guardia Civil como la institución más valorada, España se sitúa con una proyección nada halagüeña de cara a nuestros vecinos europeos, los lejanos países asiáticos y la ciudadanía estadounidense.

Ahora bien, si ganamos la guerra a Libia de las manos de nuestras intrépidas Carme Chacón y Trinidad Jiménez, nuestra estirpe gloriosa habrá salvado los papeles, no los de don Valeriano.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada