domingo, 5 de junio de 2011

Don Tancredo, el mihura y la política


Según los primeros sondeos que se realizan tras el desastre electoral del PSOE el pasado 22-M, todo parece indicar que ni con la incorporación de Alfredo a la candidatura de la Presidencia del Gobierno la sangría agónica del socialismo pueda detenerse.

Lo atestiguan varios hechos: las dimisiones de algunos secretarios provinciales y candidatos a los comicios municipales, la no dimisión de los responsables de la campaña que siguen aferrados al salvavidas del poder, el inicio de ir haciendo públicas las cuentas de algunos municipios y comunidades y, muy especialmente, la credibilidad que, pisoteada en los suelos, ha desaparecido de la Escuela de Mandos del PSOE.

Si el verano, ya a la vuelta de la esquina, es la apisonadora que machaca todo vestigio de ocuparse y preocuparse de la alta política, que, por cierto es la baja, y que el Congreso y el inútil Senado cerrarán sus puertas durante algo más de dos meses; que a la vuelta de sus no ganadas vacaciones sus señorías intentarán aprobar o rechazar el previsible pasteleo de los Presupuestos Generales del Estado; si una vez consumado el desfalco a favor de los nacionalistas, las Cortes, en no más de dos meses, cerrarán sus puertas para convocar Elecciones Generales; si todo esto es lo que va a ocurrir ¿por qué no convocar los comicios en septiembre y que los ganadores, PSOE o PP, tengan las manos libres para confeccionar los nuevos Presupuestos?

Otra pregunta, si Zapatero se ha enrocado en seguir haciendo de Don Tancredo hasta agotar la legislatura y nuestra paciencia, ¿por qué no intenta llegar al mejor de los Presupuestos posibles pactado el mismo con el PP y así coger el toro por los mismísimos cuernos?

Presuponiendo que va a ocurrir lo relatado en el tercer párrafo de este “copo”, me puede decir alguien e invito a ello ¿por qué tenemos todos que, al igual que don Tancredo, seguir con los brazos cruzados mientras divisamos que el mihura de la ruina nos va a enganchar con sus pitones por donde más duele, ay?

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada