martes, 17 de mayo de 2011

Acto 12º: Democracia Real Ya


Estar jubilado tiene una gran compensación si uno está en sus cabales, a saber, la cantidad de tiempo para, en las medidas de las posibilidades de cada quisque, ir aprendiendo algunas cosillas que con el trastorno del trabajo no pudo conseguir.

Llevo algún tiempo metido en las redes sociales, esencialmente Facebook, lo que me proporciona una cantidad ingente de amistades virtuales que, a falta de amigos reales, me viene como anillo al dedo y, quien sabe, si la virtualidad podría acabar en realidad, lo que vendría suponer un auténtico milagro.

Pues bien, algunos amigos y amigas virtuales, me invitaron hace unos días a la manifestación o concentración que la plataforma “Democracia Real Ya” iba a realizar, y realizó, el pasado domingo en las inmediaciones de la Casa del Pueblo malagueño, denominada Ayuntamiento. Que nadie crea que los que me invitaron eran unos antisistemas, parados y demonios; no, que va, eran personas normales, muchos de ellos con sus puestos de trabajo y su problemática particular y familiar, pero con ganas de cambiar el actual sistema político.

Un servidor, que ha formado parte, tal vez mínima, en la creación de ese sistema no está ya para reivindicaciones de ese tipo, pero tal vez mi curiosidad o no sé qué logró que asomara mis narices ante esa sagrada forma de manifestar pacíficamente un cabreo de envergadura. Y lo pasé bien, pero que muy bien.

“Democracia Real Ya” ha sido, lo bueno es que siga siendo, una variable extraña en esta plácida campaña electoral donde tirios y troyanos andan solicitando, como si no pasara nada con cerca de los cinco millones de parados, que el ciudadano esté sonriente al tiempo que deposita una papeleta de voto en la urna.

Ojo al hecho, el más importante que se ha producido durante esta casi finiquitada campaña de decir naderías y mentiras, las mismas que se dijeron el primer día. DRY puede convertirse en una bola de nieve que aumente de tamaño de tal forma que a los políticos de turno les duela la chorla.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario