domingo, 15 de mayo de 2011

Acto 10º: Zapatero sería el culpable


Hoy la prensa viene saturada de encuestas sobre los resultados de las elecciones del próximo día 22. Unas más apocalípticas que otras, pero todas coinciden en el posible batacazo del partido que hoy gobierna en España a nivel central, en un buen grupo de Comunidades Autónomas y en numerosas capitales de la piel de toro.

Zapatero sostiene que “aún queda partido” por jugar, pero el tiempo, en especial el suyo político, va languideciendo y acabará en 2012; y es que el mismo anunció su muerte; y el otro tiempo, el de la campaña, se puede afirmar que ha finiquitado sin posibilidad de prórroga. La cosa, pues, la tiene cruda.

No deben temer los alcaldes socialistas de pequeñas localidades que el “tsunami antizapatero” les arrolle y haga pagar a justos por pecadores. En los pueblos pequeños y medianitos, si el partido, en especial el Alcalde, no se ha equivocado gravemente en su gestión, tiene todas las papeletas para volver a salir elegido; de manera, que tranquilos todos aquellos y aquellas que han sudado la camiseta con vergüenza y pundonor.

El problema para alcaldes socialistas se agrava en la medida que la villa donde tiene vara y mando es una “señora” capital donde los ciudadanos casi llegan a formar una sociedad anónima; esta sociedad no conoce, no ha estrechado los “dátiles” de su regidor o no se tomado un bendito pampero con su regidor. Esa SA no sabe en demasía la labor de su alcalde o alcaldesa y mide más su voto por la falta de crédito, la subida de hipotecas, el aumento de parados y la escalada de mentiras del gran gobernante: el señor Presidente.

Y es a él, en un elevado tanto por ciento, por pérdida de confianza y sentirse burlado durante un largo tiempo al que castigan con una silenciosa abstención o un sonoro cambio de voto.

Si los sondeos de hoy se hacen realidad y el PSOE entra en la UCI, tal como parece ser, nada más que hay un culpable: Zapatero.

No le den más vueltas al asunto.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario