domingo, 3 de abril de 2011

A rey muerto, rey puesto




Intentar ser objetivo en política es más difícil que cambiar de periódico, pero una cosa sí es clara, no importan los batacazos que los líderes puedan darse, pues siempre existe un recambio, alguien con ganas de subir al potro del poder para esquilmar a la ciudadanía.

José Luis Rodríguez Zapatero ha hecho lo más difícil en política: anunciar que se va, pero que se queda hasta el último día a que tiene derecho democráticamente; hasta ese día, un año más o menos, la política española se avinagrará bastante más de lo que está ahora, pues la estancia de Zapatero y la de los delfines que jueguen a primarias en el Congreso de los Diputados se hará cada día más incómoda para el PSOE, agudizándose ese malestar, si como dicen las encuestas, el próximo 22 de mayo los hombres y mujeres que representan la política de ZP en sus localidades, son severamente castigados.

No se puede hacer un breve resumen de lo que ha intentado conseguir el actual Presidente de Gobierno, y no se puede hacer porque le quedan unos 365 días para deshacer lo poco que le queda en pie. Nos ha fallado, y especialmente lo ha hecho con aquellos a los que prometió no hacerlo, los jóvenes, hoy convertidos en “ni-ni” que llevan a sus espaldas un 45% del desempleo de la población juvenil.

Hablar de la guerra, mejor no hacerlo; nos sacó de una donde no repartimos balacera y nos encontramos en dos haciéndole la rosca al sucesor de Bush; y el resto, puf, el resto mejor no tocarlo.

El hombre, a ZP me refiero, ha hecho lo que ha podido y lo que le han permitido; ahora bien, a los posibles sucesores habrá que observarlos con lupa, pues todos llevan, llevamos, un lastre acumulado de mucho cuidado, ya ven, desde la que decía “yo también soy Rubianes” hasta los que se encuentran por los alrededores de las esquinas del bar “El Faisán”.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

1 comentario: