viernes, 29 de abril de 2011

La boda de los parados


La actual sociedad española, a la que me honro en no pertenecer, ha sido hoy hipnotizada o idiotizada por la boda del nieto de la reina de Inglaterra, cuya vida guarde Dios muchos años como opio de un pueblo, el nuestro, bobalicón y enfermizo de vanidades y pompas.

Sabedores de ello, los medios de comunicación han inyectado morfina a un pueblo, el de ustedes, que roza los cinco millones de parados. Abomino de la ignominia de fastos y carrozas, de duques y príncipes, de payasos y payasas vestidos de amarillo o celeste que, en un alarde de extremo cachondeo, se han pasado por la piedra a un pueblo que, en el más humillante de los silencios, se las traga dobladas.

Se puede ser pobre, pedigüeño y parado, pero con dignidad. Si escandaloso, por lo ridículo, ha sido la hostia dada a la pobreza en forma de boda real, se podría afirmar que todos aquellos y aquellas parados y desempleadas que han contemplado absortos el desfile de modelos de esa aristocracia desfasada y marciana se tienen bien merecido que la plaga de la miseria haya acampado junto a ellos.

Nuestros gobernantes, todos, o sea, PSOE y PP, dueños de la tarta del poder fraccionado en feudos, no son merecedores de seguir gobernando; pero el pueblo, que ya no es pueblo sino masa, sí es merecedor, por su silencio y resignación, de tener encima de ellos la opresión fornicadora de los mandones de turno.

Aquí, en esta España de la pandereta y Semana Santa, del Madrid y Barça, está teniendo lugar una extraña boda entre la riqueza y la pobreza, entre la gran banca y los parados que se sientan en los bancos, entre los ricos que no pagan impuestos y los pobres que pagan por ello.

Esta puta boda es un escándalo en la que consentimos que nos follen y adornen con cornamentas; pues bien, o nos convertimos en cabrones o rompemos la baraja, o sea, el matrimonio, y vamos a una revolución de desobediencia civil.

Así sea.

www.josegarciaperez.es
www.papel-literario.com
http://el-copo.blogspot.com o pinchando “el copo de pepe”

No hay comentarios:

Publicar un comentario