miércoles, 16 de febrero de 2011

Wikileaks y Alfredo Taján




Tengo una tos que, día y noche, me acompaña desde hace más de seis meses. Es por ello que no salgo más allá de las inmediaciones del bloque donde me refugio, a lo más doy una vuelta por el Gran Vía donde tomo el café de la tarde y algún que otro güisqui, acompañado siempre de amigos de fuste que me arropan.

Estoy, pues, en una especie de exilio voluntario del mundillo literario, mundillo al que no tengo ningún deseo en regresar. Pues bien, el pasado lunes un reducido grupo de escritores me invitaron a cenar, conversar y conspirar correctamente. Tras cenar en La Cepa, tomamos una copichuela de nada en Puerta Oscura y allí fui informado de que en esa trama de espionaje selecto del “Wikileaks”, aparece el nombre de Alfredo Taján, Director Municipal del Libro y escritor de poesía y novelas, al tiempo que mano derecha de Miguel Briones, Delegado Municipal de Cultura.

Doy pistas. El que me lo contó es un serio escritor, bajito él e introducido en ese mundo de navajas afiladas, del que es gran maestro, a través del C.C. del 27. No daba crédito a lo que oía. ¿Qué Alfredo Taján, hombre discreto y nada dado a espionajes y montajes conspirativos se encontraba en la lista de personajes citados en el Wikileaks de los chivatazos? No podía ser.

Nada más llegar a casa, y eso que era bastante tarde, me colé en el ordenador pinchando el título de este “copo”, cosa que ustedes pueden hacer si lo desean. Pues bien, resulta que se lee que el ex embajador de EEUU, señor Aguirre, propone a Luis Alberto (se supone que el apellido es Cuenca) que hay que hace lo posible por beneficiar al intelectual A.T. (parece que las iniciales corresponden a Alfredo Taján) con la concesión de un premio literario, bien pudiera ser el “Ciudad de Salamanca”, para que la moral del intelectual argentino, bien afincado en Málaga, no se desmorone. Hecho, lo del premio, que como es bien sabido, se consigue más tarde. Dada las fluidas relaciones entre LAdC y AT, y las idas y venidas que el primero de ellos ha realizado a diversos actos organizados por el segundo, no es de extrañar lo sucedido para un lánguido lector del pinchazo en Google.

Aunque yo, conocedor del gran mundo literario, no llego a creérmelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario