viernes, 25 de febrero de 2011

Pedro Moreno Brenes


La libertad, aparte de otras lindezas que se dicen, es la posibilidad de optar ante varios caminos a seguir. En política, el voto libre del ciudadano, ante una variada gama de opciones, es la esencia de la democracia. El contenido de las urnas, en la mayoría de las ocasiones, está en función de un sentido histórico del voto o por un dejarse llevar sin más.

Pedro Moreno Brenes, candidato a la Alcaldía de Málaga por Izquierda Unida, es una persona honesta, honrada, trabajadora y progresista; su historia personal así lo certifica, y creo que una buena mayoría de malagueños estará de acuerdo con esos calificativos que he colocado a continuación de su nombre y apellidos. Podríamos situar como ejemplo significativo su moción presentada en el último Pleno Municipal sobre la creación de un tercer Hospital para Málaga y que ha sido aprobada con los votos de PP y PSOE. Un ejemplo entre los numerosos que se podía citar y que durante la actual legislatura han certificado que un hombre solo, PMB, puede hacer más labor de oposición que el Grupo Parlamentario Socialista.

Habrá que ponerse a pensar, en serio a la hora de depositar la papeleta en la urna, si es justo votar su trabajo y honradez, y no dejarse llevar por la inercia de prestar nuestra voluntad a los partidos mayoritarios; por ahora, ahí dejo la cuestión.

Hace tiempo, cuando oía a Julio Anguita en sus intervenciones políticas siempre me asaltaba el deseo de votar a aquel hombre, con visos de profeta, que me parecía el más sincero de los políticos del momento. Nunca lo hice y, por tanto, siempre me traicioné.

Soy amigo de poetas, aunque algunos de ellos me tengan por enemigo, pero no es así porque me encanta la poesía. Cayo Lara, actual líder nacional de IU, finaliza buena parte de sus mítines con poemas de Mario Benedetti, y ello le engrandece porque en la poesía de Mario, poeta menor dijo algún crítico de pacotilla, se encuentra el mayor canto crítico a la sociedad actual.

Sé por experiencia que Moreno Brenes, además de trabajador, es un amante y defensor de la poesía; y para mí, ello le otorga una cierta ventaja en el “pelotón” de salida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario