domingo, 13 de febrero de 2011

El poema del domingo


/……………….

Quiero dormir ya siempre
en mi sueño de nada,
con los ojos tendidos,
sabiendo que me miras
y sintiendo que te amo.
Y dormir. Sí, dormir.

Te lo decía cansado
tras ser solamente cuerpo
y alma los dos: “Nada espero,
sólo deseo morirme”.
Inmóvil nada esperaba,
todo lo esperado fue
y permaneció contigo.
Qué dicha querer la muerte
cuando se siente el amor
que no acaba, no termina,
continúa sosegado
como plaza de tus besos.
Es.

……………………./

Del poemario “Inacabada ausencia”

No hay comentarios:

Publicar un comentario